Contagio intencionado de agentes infecciosos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El contagio intencionado de infección, también llamado contagio voluntario, contagio consciente o transmisión intencional es el acto mediante el cual una persona infecta deliberadamente a otra con un patógeno a sabiendas de que será contagiada. En algunas legislaciones de algunos países se ha criminalizado este acto, logrando judicializarlo y considerarlo como agravante por dolo. Uno de los casos más frecuentes de contagio intencionado es el de virus y bacterias que son consideradas infecciones de transmisión sexual, siendo comúnmente los métodos más comúnes a través del uso malicioso de jeringas y por el acto sexual no seguro.[1]

VIH/sida[editar]

Legislación internacional[editar]

De acuerdo al Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), se considera pertinente aplicar una legislación penal a quienes infectan de manera intencionada el virus o exponen a personas a él, como una manera de controlar la pandemia de VIH/sida.[2]​ Asimismo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tiene regulaciones específicas para condenar el contagio de VIH en situaciones culposas.[3]

Legislaciones nacionales[editar]

En España, las personas con VIH, en garantía de su derecho a la intimidad, no tienen la obligación legal de revelar a sus parejas sexuales, ya sean esporádicas o estables, su condición de salud, pues la simple puesta en peligro no está, en principio, considerada ni como delito ni como falta administrativa.[4]

En Escocia, ha habido varias sentencias judiciales contra personas que han infectado de manera culposa a sus víctimas con algún virus, especialmente el de VIH.[5]​ Fallos judiciales similares han ocurrido en otros países europeos, como Italia y Alemania, así como también en países africanos, Canadá, Estados Unidos y Paraguay.[6][7]

En algunos países donde no se ha incluido explícitamente en su ordenamiento jurídico el contagio de virus de manera culposa, se ha logrado condenar, a través de la interpretación jurídica, estos actos por figuras legales más ambiguas, como el delito de lesiones graves o menos graves, dependiendo del criterio y legislación de cada país.[8]

En Libia, seis profesionales de la salud fueron condenados a muerte en 2006 acusados de contagiar deliberadamente a 400 niños con VIH en ese país.[9]

En Chile fue presentada una moción en el Congreso Nacional en 2018 para modificar el Código Penal de Chile con el fin de condenar a quienes contagian con el virus del VIH a los portadores que sepan que lo padecen.[10]

En Argentina, la justicia ha condenado con hasta diez años de cárcel bajo el delito de lesiones graves o gravísimas, a personas que han infectado a otras con el virus del VIH de manera intencional, especialmente a sus exparejas.[11]

Bugchasing[editar]

Para el caso del bugchasing, donde una persona busca voluntariamente ser infectada, no se considera como delito doloso al ser una acción que es catalogada como autolesión imprudente. No obstante, debe ser demostrado que no hubo intencionalidad maliciosa o engañosa por parte del portador seropositivo del virus, pudiendo indistintamente ser sometido a penalidad bajo cuasidelito de lesiones.[8]

Covid-19 (coronavirus)[editar]

Durante la aparición de la pandemia de enfermedad por coronavirus entre fines de 2019 y comienzos de 2020, se investigó un posible contagio masivo intencionado del virus en Corea del Sur, el segundo país más afectado por casos de infectados al comienzo del brote del virus (después de China), donde el 60% de los casos pertenecían a una secta religiosa cristiana denominada como Iglesia de Jesús Shincheonji, Templo del Tabernáculo del Testimonio. Sin embargo, la policía y la justicia descartaron la intencionalidad del virus en sus investigaciones y su líder religioso, Lee Man-hee, pidió disculpas públicas por las infecciones masivas de sus fieles, quienes se habrían infectado al concurrir seguido a uno de sus templos.[12]

En Italia, el país más afectado de Europa al comienzo del brote del coronavirus, como medida preventiva, el gobierno de ese país estableció una cuarentena a nivel nacional por el brote infeccioso, cerrando sus fronteras dentro del espacio Schengen, disponiendo estrictas medidas de seguridad para que sus ciudadanos se mantengan en sus hogares y eviten cualquier evento masivo, pudiéndose considerar como falta o incluso delito el hecho de que una persona con claros síntomas del virus no obedezca las instrucciones dadas por las autoridades, exponiéndose a multas e incluso penas de cárcel.[13]

En Filipinas, el presidente de ese país, Rodrigo Duterte, dispuso la orden de «disparar a matar» a todos quienes violen la cuarentena dispuesta en el país, al considerarlo como un acto imprudente que pone en riesgo la seguridad nacional del país asiático.[14]

En Argentina, fue procesado un joven de 24 años bajo el cargo de «propagación de enfermedad peligrosa», por haber contagiado a su abuelo con coronavirus, quien falleció producto de Covid-19 luego de haber asistido juntos a una fiesta ya habiendo presentado los síntomas del virus con anterioridad.[15]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «¿Debería ser delito la transmisión consciente del VIH?». BBC Mundo. 30 de enero de 2015. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  2. Elliott, Richard (2002). Derecho penal, salud pública y transmisión del VIH: Un documento de opciones de política. Montreal, Canadá: ONUSida. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  3. El VIH en la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Valencia, España: Facultad de Derecho de la Universidad de Valencia. 2017. 
  4. «La responsabilidad penal por la transmisión del VIH». 
  5. Day, Harvey (19 de marzo de 2019). «Daryll Rowe, el hombre que usó el VIH como arma». BBC Mundo (Bbcmundo.com). Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  6. «Condenado en EE UU a 50 años de cárcel por contraer VIH para contagiar a otras personas». El País. 8 de junio de 2018. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  7. «Abogado que trasmitió VIH a ex pareja recibe condena de tres años de cárcel». La Nación. 19 de julio de 2019. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  8. a b Mola, Gorka. «Penalización de la transmisión deliberada del VIH/SIDA: ¿de qué estamos hablando?». Gtt-vih.org. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  9. «Condenados a muerte los seis acusados de contagiar el VIH a 400 niños en Libia». El Mundo (Elmundo.es). 19 de diciembre de 2006. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  10. «Moción tipifica como delito el contagio del virus del VIH cuando el portador sepa que lo padece.». Diario Constitucional de Chile (Diarioconstitucional.cl). 28 de abril de 2018. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  11. «Controvertido juicio en Mendoza por contagio de VIH». La Nación (Lanacion.com.ar). 30 de octubre de 2015. Consultado el 25 de agosto de 2019. 
  12. «Coronavirus: la secta de Corea del Sur que promete vida eterna a miles de adeptos y que se convirtió en el principal foco de la epidemia fuera de China». BBC Mundo (Bbcmundo.com). 2 de marzo de 2020. Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  13. Varela, Adrián Francisco (11 de marzo de 2020). «Salir a la calle con síntomas de coronavirus en Italia puede ser considerado homicidio y acarrear un mínimo de 21 años de cárcel». Business Insider (Businessinsider.es). Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  14. Vera, Angélica (2 de abril de 2020). «Las polémicas declaraciones de Duterte acerca de “disparar” contra quienes no cumplan cuarentena en Filipinas». La Tercera (Latercera.com). Consultado el 7 de abril de 2020. 
  15. Fahsbender, Federico (4 de mayo de 2020). «Procesaron al joven de Moreno acusado de contagiar de coronavirus a su abuelo que luego murió». Infobae (Infobae.com). Consultado el 5 de mayo de 2020.