Lesión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En clínica, una lesión (del latín laesiōn(em), "herida") es un cambio anormal en la morfología o estructura de una parte del cuerpo producida por un daño externo o interno. Las heridas en la piel pueden considerarse lesiones producidas por un daño externo como los traumatismos. Las lesiones producen una alteración de la función o fisiología de órganos, sistemas y aparatos, trastornando la salud y produciendo enfermedad.

Una lesión es una alteración de las características morfológicas o estructurales de un organismo en cualquiera de sus niveles de organización (molecular, celular, tisular, anatómico, corporal o social) producido causas físicos, químicos o biológicos.[1]

La especialidad médica encargada de identificar las características microscópicas de las lesiones, generalmente mediante biopsias, es la anatomía patológica.

Medicina legal[editar]

En Derecho y Medicina legal, las lesiones comprenden, además de las heridas externas, cualquier daño en el cuerpo que pueda objetivarse y debido a una causa externa en la que esté implicada una tercera persona.

En términos del Código Penal, lesión es un delito en contra de la vida y la salud personal que se comete por el que cause a otro un daño que deje en su cuerpo un vestigio o altere su salud física o mental.

Etiología[editar]

Las lesiones son producidas por diversos mecanismos nocivos o dañinos, que alteran el equilibrio o la homeostasis celular. Entre las causas de lesiones encontramos:

Causas externas[editar]

Causas internas[editar]

Fisiopatología[editar]

Las células tras sufrir un daño por un agente externo o interno puede evolucionar a dos situaciones:

  • Adaptación celular: Son una serie de cambios celulares que afectan al crecimiento y a la diferenciación celular y se manifiestan en forma de atrofia, hipertrofia, hiperplasia y metaplasia. En algunos casos puede evolucionar a displasia y neoplasia.
  • Muerte celular: La muerte celular patológica o anormal se llama necrosis y la muerte fisiológica o programada se llama apoptosis. La muerte celular se produce ante lesiones irreversibles que sobrepasan la capacidad de adaptación celular.

Las manifestaciones de las lesiones son:

Enfermedades por acúmulo de sustancias[editar]

Trastornos de la circulación local[editar]

Activación del sistema inmune y de reparación[editar]

La activación del sistema inmunitario y el inicio de la reparación corresponde a la inflamación.

Véase también[editar]

Referencias[editar]