Casa consistorial de Murcia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Casa Consistorial de Murcia
Ayuntamientodemurcia.JPG
Fachada del Ayuntamiento de Murcia
Información general
Uso(s) Ayuntamiento
Estilo Neoclásico
Localización Escudo de Murcia.svg Murcia,
Flag of the Region of Murcia.svg Región de Murcia,
EspañaFlag of Spain.svg España
Coordenadas 37°59′00″N 1°07′49″O / 37.983433333333, -1.1302111111111Coordenadas: 37°59′00″N 1°07′49″O / 37.983433333333, -1.1302111111111
Inicio 1846
Finalización 1848
Fecha de construcción 1846
Propietario Ayuntamiento de Murcia
Ocupante Ayuntamiento de Murcia
Diseño y construcción
Arquitecto(s) Juan José Belmonte

La Casa Consistorial o Ayuntamiento de Murcia (Región de Murcia, España) es un inmueble del siglo XIX, de estilo neoclásico situado en la plaza de La Glorieta, sede de la institución municipal de la ciudad.

Consta de un edificio anexo, sito en la Plaza de Belluga, diseñado por Rafael Moneo.

Historia[editar]

El actual inmueble del ayuntamiento o casa consistorial, se levanta sobre el solar que de forma tradicional ha ocupado el concejo de la ciudad de Murcia desde la Edad Media.

Durante la dominación musulmana aquí se levantaba el Daraxarife o Palacio del Príncipe, perteneciente al Alcázar Nasir o alcázar mayor de la ciudad. Después de la conquista definitiva de Murcia en 1266, Alfonso X el Sabio donó este palacio a los Magistrados municipales para edificar el concejo de la ciudad de Murcia, que en 1267 estaba concluido.

En pleno siglo XVIII, durante el llamado siglo de oro murciano, se realizó la reforma urbanística que dio paso al Paseo del Arenal (la actual Glorieta). Con esta reforma la antigua Casa del Concejo quedó presidiendo el nuevo espacio urbano.

A finales de 1797 el edificio original fue reformado, adquiriendo el aspecto que se puede contemplar en las imágenes más antiguas que se conservan del mismo.

A mediados del siglo XIX, el alcalde de Murcia, Salvador Marín Baldo, encargó el diseño de una nueva Casa Consistorial al arquitecto Juan José Belmonte. Por este motivo, entre 1846 y 1847 el Concejo de la ciudad tuvo que trasladarse al desamortizado Convento de Santo Domingo mientras que se realizaban las obras. El nuevo ayuntamiento quedó inaugurado en 1848, siendo el que se puede contemplar en la actualidad.

En 1892 el arquitecto Pedro Cerdán realizó diversas reformas interiores. Otras reformas tuvieron lugar en 1927, concretamente el nuevo Salón de Plenos, obra de César Cort.

A finales del siglo XX, habiéndose quedado pequeña la Casa Consistorial, y existiendo un solar contiguo en la parte trasera del ayuntamiento, al otro lado de la calle San Patricio; solar que daba a la Plaza de Belluga y donde se encontraba el palacete llamado del Doctoral La Riva, el alcalde socialista José Méndez Espino aprobó la construcción de un edificio anexo en dicho solar, diseñado por el afamado Rafael Moneo, siendo inaugurado en 1998 bajo mandato de Miguel Ángel Cámara Botía (PP).

Arquitectura[editar]

La Casa Consistorial de Murcia es la obra arquitectónica más importante de Juan José Belmonte (1809-1875). Las preferencias arquitectónicas de Belmonte en esta ocasión se decantan por el neoclasicismo al construir una portada de cuatro grandes columnas corintias soportando un frontón que dota de mayor importancia al balcón principal.

Encima del balcón hay un gran escudo de la ciudad de Murcia escoltado por las estatuas de dos musas, que representan respectivamente la abundancia y la felicidad. En el centro del frontón se encuentra el reloj de la ciudad, con un carrillón que al dar las horas y las medias interpreta melodías típicas de Murcia, como el himno, el canto a Murcia de la zarzuela La Parranda y el himno de la Fuensanta.

Imagen nocturna del edificio anexo del Ayuntamiento, diseñado por Rafael Moneo en 1998, en la Plaza Belluga.

En su interior destaca la monumental escalera de mármol; que da acceso a la planta noble, y las vidrieras de La Veneciana que hay en ella, realizadas en 1939, con el escudo actual de la ciudad incorporado en 1990.

En el Salón de Plenos destacan las vidrieras policromas de la casa Maumejean, que representan las Cantigas del Rey Alfonso X, la Virgen de la Arrixaca, la Virgen de la Fuensanta y el escudo de Murcia. En las vitrinas laterales se conservan dos banderas históricas: a la derecha, el Pendón Real, privilegio concedido por Alfonso X en 1266 y confirmado posteriormente por Felipe II. El actual se hizo para conmemorar la coronación de Carlos IV en 1789. El Pendón representaba al Rey en actos solemnes y fue realizado por maestro bordador Tomás Marqués de Frusía. A la izquierda se encuentra el pendón de la Coronela, llevado en la Guerra de la Independencia contra los franceses por el Batallón número 10 de la Reserva de la Provincia de Murcia. Fue realizada por el maestro Pantaleón Furriol, en 1808.

El edificio anexo diseñado por Rafael Moneo se ha convertido en uno de los símbolos arquitectónicos de la Murcia contemporánea. Aunque recibido con polémica por algunos sectores desde su inauguración en 1998 (debido a su emplazamiento en plena plaza Belluga), ha sido un inmueble de referencia dentro de la obra del arquitecto y de la ciudad.

Bibliografía[editar]

  • Consejería de Cultura, Educación y Turismo (1988). Murcia. Guía Artística. Murcia: I. G. Jiménez Godoy. ISBN 84-7564-068-0. 

Enlaces externos[editar]