Virgen de la Arrixaca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Virgen de la Arrixaca
Virgen de la Arrixaca.jpg
Virgen de la Arrixaca
Venerada en Iglesia católica
Templo Iglesia de San Andrés (Murcia)
Festividad Último domingo de mayo
Fecha de la imagen Siglo XII
Estilo Románico

La Virgen de la Arrixaca es una advocación mariana originaria de Murcia (España), venerada en la capital desde el siglo XIII como la Patrona del antiguo Reino de Murcia.

La imagen de esta Virgen es una talla de madera policromada de finales del románico, que data del siglo XII. Su festividad se conmemora el último domingo del mes de mayo, ya que el 1 de mayo de 1243 el infante don Alfonso (posteriormente Alfonso X el Sabio), hijo de Fernando III el Santo entraba pacíficamente en la ciudad de Murcia, tras lo acordado en el Tratado de Alcaraz con los sucesores de Ibn Hud, el último auténtico emir árabe de Mursiya.

Origen legendario[editar]

Su nombre, Santa María de la Arrixaca, proviene del lugar de donde se le rindió culto: el arrabal de la Arrixaca, que viene de Al-Rasc, que significa "elegante". Hay una leyenda popular bastante peregrina que explica otro origen del nombre, según la cual la imagen fue hallada por un labrador que araba el campo con una yegua o jaca, mientras pronunciaba "arre" para que ésta avanzara; en aquel tiempo vendría a ser como Arri (de arre) y Xaca (de jaca), que se fusionarían como Arrixaca. Aunque lo más probable es que sea de origen vasco-navarro, pariente de los términos etimológicos Arriyaga, Arrillaga, Arrixaga o Arrixaca, que etimológicamente pudiera significar lugar de piedras, de Arri piedra y -aga lugar de, resultando "x" o "y" como epentesis.

Hay controversia entre los distintos investigadores si la imagen ya estaba en Murcia a la llegada del futuro rey Alfonso o si fue él mismo el que la trajo a la ciudad. En el primer caso, se apunta a que la imagen se localizaba en una capilla del arrabal de la Arrixaca, donde se les permitía el culto cristiano a los mercaderes italianos, principalmente de Pisa y Génova, que venían por el comercio de la seda, ya que en la esa época la ciudad de Murcia era una de las principales productoras del Mediterráneo. La segunda hipótesis es que la imagen fue traída por el infante don Alfonso y situada en una ermita mozárabe del barrio de la Arrixaca.

En cualquier caso, don Alfonso la nombra patrona del Reino de Murcia y le dedica sus famosas Cantigas, especialmente la 169 [1]

Patrona no-oficial de la Región de Murcia[editar]

La Arrixaca se venera en la Capilla Real de la iglesia capitalina de San Andrés y, aunque en 1746 perdió su título de patrona en favor de la Virgen de la Fuensanta, sigue siendo una de las principales advocaciones marianas del lugar. De hecho, Alfonso X la nombró también en su día patrona del Reino de Murcia (territorio predecesor de la Región de Murcia) y, concretamente, dicho nombramiento nunca ha sido revocado. Por lo tanto y según la historia, Santa María de la Arrixaca es la patrona de la Región por el, aún vigente, nombramiento de Alfonso X.