Benigno de la Vega-Inclán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Benigno de la Vega-Inclán
Museo del Romanticismo - CE30785 - Benigno de la Vega-Inclán.jpg
Información personal
Nacimiento 21 de junio de 1858
Valladolid
Fallecimiento 6 de enero de 1942 (83 años)
Madrid
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Liberal Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Pareja María Belén López-Cepero y Aguado (1891-1931)
Información profesional
Ocupación Político y militar.
Cargos ocupados
  • Académico de la Real Academia de la Historia (1926–1942)
  • Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1940–1942)
Ver y modificar los datos en Wikidata
Título

II Marqués de la Vega-Inclán (1998)
Caballero de la Orden de Carlos III (1894),
Comendador de la Orden Militar de Villaviciosa de Portugal (1909),

Oficial y Comendador de la Legión de Honor Francesa (1913),
Miembro de Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones

Gran Cruz de la Orden de Alfonso XII (1912),
Medalla del Instituto de Ciencias Sociales de la Hispanic Society de Nueva York (1912),
Placa de la Orden de San Hermenegildo (1914),
Senador Vitalicio (1914),
Director vitalicio de las Fundaciones Vega Inclán (1931),
Alcaide de los reales Alcázares de Sevilla,

Protector del Barrio de Santa Cruz
[editar datos en Wikidata]

Benigno Mariano Pedro Casto de la Vega-Inclán y Flaquer (Valladolid, 1858-Madrid,1942), II Marqués de la Vega-Inclán (1898), fue uno de los máximos artífices e impulsores del desarrollo del turismo en España. Creó, realizó e impulsó innumerables proyectos e instituciones culturales de finalidad eminentemente pública y con una importante repercusión en el desarrollo y promoción turísticos. Además de militar y político, fue un gran mecenas del arte español y ejerció como poeta, articulista, historiador, pintor, arqueólogo y viajero, entre otras dedicaciones.

Biografía[editar]

Hijo del primer Marqués de la Vega-Inclán, el Teniente General Miguel de la Vega Inclán y Palma, y de Elisa Flaquer y Ceriola, hija de un afamado banquero de la época. En su infancia permanece interno en el colegio de los jesuitas de Manresa. A los 13 años recibe algunas clases de pintura de paisaje en la Escuela de Bellas Artes de Madrid, y figura entre los candidatos para acceder a la misma pero parece que no llegó a formalizar la matrícula. Siguiendo la tradición familiar, ingresa con 18 años en el ejército.[1]

Tanto Benigno como su hermano Jorge acompañaron a su padre cuando fue destinado a Puerto Rico hasta la muerte de éste en 1884,gran parte de la herencia de su padre fueron cuadros y objetos familiares que conservó, invirtiendo sus ahorros en obras de arte y más adelante en sus proyectos turísticos y urbanísticos.

Benigno de la Vega-Inclán en Puerto Rico
Retrato de Benigno de la Vega-Inclán, por Joaquín Sorolla

Entre 1885 y 1888 fue ayudante del mariscal de campo José Almirante y Torroella, quien le anima a publicar escritos como Bocetos de Semana Santa y Guía de Sevilla, publicado en 1888 y concebido para orientar al viajero. Viajando en esto años por África, América y también por España. Los viajes, fundamentales en su vida, le permitieron conocer a artistas, marchantes, coleccionistas y expertos, iniciando una actividad comercial gracias a la cual dio a conocer en el extranjero muchas obras de arte español.  

Aunque continuó ascendiendo por antigüedad hasta a teniente coronel en 1918, hasta cumplir la edad reglamentaria para retirarse dos años más tarde, lo cierto es que pasó a la reserva en 1893, tras su regreso de Marruecos, desvinculándose así de la vida militar.  

Durante algún tiempo, se entrega a la publicación de artículos en su mayoría de carácter popular y temática costumbrista, mientras se preparaba para obtener el título de Agente de Cambio y Bolsa de Madrid, expedido en diciembre de 1895. En abril de 1897 pide licencia ilimitada y abandona también esta actividad, que no obstante le sería de gran utilidad para gestionar sus propios asuntos. 

En 1898 se hace con el título de marqués de la Vega Inclán, con el que en 1878 le había sido reconocida a su padre su lealtad a la monarquía. Aunque el título le hubiera correspondido a su hermano mayor, Jorge, pero este nunca lo reclamó y Benigno esperó hasta el último día del vencimiento que supondría la supresión del marquesado. 

Viajó por Europa, entre 1900 y 1905 residiendo en París y pasando temporadas en Londres y Berlín, recorríendo Europa para impregnarse de las nuevas tendencias artísticas y conocer las últimas adquisiciones de los principales coleccionistas. 

A su regreso definitivo a España visita en Toledo a su hermano Jorge, quien le informa sobre el inminente derribo de la vivienda que se creía podía haber ocupado El Greco. Para evitar su desaparición, lo adquiere y acomete en él la primera reconstrucción ambiental de una época pasada creando la Casa Museo del Greco de Toledo para donársela al Estado en 1907. Por entonces ya gozaba a nivel internacional de gran prestigio como experto en pintura española y sobre todo en la obra de El Greco. 

En 1910 fue elegido Diputado de las Cortes por el Partido Liberal, de corte progresista liderado por José Canalejas

En 1911 fue designado Comisario Regio de la recién creada Comisaría Regia del Turismo y de la Cultura Artística, que dirigió hasta 1928, encomendándole la labor de estudiar, proponer y plantear los medios conducentes al fomento del turismo y a la divulgación de la cultura artística popular[2] . Desde la Comisaría pudo acometer importantes proyectos como el de las Casas Baratas de Sevilla, el de las Hospederías, como las del Barrio de Santa Cruz de la misma ciudad, y fundamentalmente el de la Red de Paradores Nacionales de Turismo, construyendo con su arquitecto y amigo Vicente Traver el de Gredos e iniciando el de Mérida. Durante esa época creará y promoverá muchas actividades culturales que permanecen como referencia aún en nuestros días. 

Sus iniciativas supusieron un importante avance hacia el desarrollo del museo especializado. Fue el promotor del Museo de El Greco, en Toledo, 1911, la Casa de Cervantes, en Valladolid, 1915, el Museo Romántico, en Madrid, 1924, y tuvo un destacado papel en la creación del Museo Sorolla. Fue promotor de la red de Paradores Nacionales de Turismo. Promovió también la construcción del Hotel Alfonso XIII en Sevilla y la apertura del Hotel Ritz y del Hotel Palace de Madrid. También promovió la restauración de la Sinagoga del Tránsito en Toledo y la del Patio del Yeso en los Reales Alcázares de Sevilla. Asimismo, fue vocal del patronato de la Alhambra. Hacia 1930 adquirió el Balneario de La Isabela (Guadalajara), que restauró.

Como amante del arte, fue uno de los reivindicadores de El Greco, junto a Santiago Rusiñol, Martín Rico, Zuloaga o Cossío. En la primera década del S.XX, compró unas casas en la judería de Toledo, contrató a Eladio Laredo y convirtieron el conjunto en una recreación de la casa de El Greco, para donárselo al Estado. Posibilitó la recuperación y restauración de obras del El Greco dispersas por diferentes edificios de Toledo.

Durante la guerra permanece en Granada, colaborando en el traslado de los cuadros del Museo del Prado para protegerlos. Falleció en Madrid el 6 de enero de 1942.


Predecesor:
Adolfo Bonilla y San Martín
Coat of Arms of the Spanish Royal Academy of History.svg
Real Academia de la Historia
Medalla 21

1926 - 1942
Sucesor:
Melchor Fernández Almagro


Predecesor:
Antonio Méndez Casal
Emblem of the Spanish Royal Academy of Fine Arts.svg
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

1940 - 1942
Sucesor:
Luis Pérez Bueno

Referencias[editar]

  1. http://museoromanticismo.mcu.es/web/archivos/documentos/piezames_marzo_13.pdf. Consultado el 20 de noviembre de 2015.  Falta el |título= (ayuda)
  2. Real Decreto publicado en la Gaceta de Madrid, núm. 171, de 20 de junio de 1911. 

Enlaces externos[editar]