Baleada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Varias ciudades se disputan el origen del platillo típico orgullo de muchos catrachos.

La baleada es uno de los platos más representativos de la gastronomía hondureña. Consiste en una tortilla de harina de trigo doblada y rellena de frijoles y demás acompañantes como: queso rallado y mantequilla (pudiendo agregarsele otros), y que por lo general, se come en el desayuno. Se adjudica su origen en la ciudad de La Ceiba.

Origen, cambios y atribuciones[editar]

Normalmente la receta básica lleva frijoles cocidos machacados y después se les adiciona queso molido y mantequilla crema dentro de una tortilla de harina (doblada). Se trata de un alimento muy popular por su bajo precio, y su gran cantidad de calorías y nutrientes. Considerada por los residentes hondureños como la comida más típica del país, se las puede degustar tanto en restaurantes como en ferias, e incluso cualquier persona las sabe hacer en su propia casa. Sus orígenes exactos son inciertos, ya que se cree que es una variación de la tortilla de maíz y los fríjoles que los jornaleros llevaban para sus comidas y meriendas; esto para la clase más trabajadora y con menos recursos que no podían preparse una "Burra". Nombre que se le da a una porción de fríjoles, arroz, huevo, plátano, cubierto por ambos lados (como un emparedado) con tortillas de maíz. Tampoco se conoce la transición o cambio de la tortilla de maíz, por la de harina.

Un punto de debate es el origen del nombre de este platillo, existen dos versiones: 1. Al tratarse de un alimento en el que la mayoría de sus ingredientes se encuentran “sueltos” en su interior, como por ejemplo los fríjoles que en la década de los 70s se les apodada con el nombre de balas, cuando uno muerde sobre uno de los lados, éstos suelen salir hacia el otro, provocando esta peculiar denominación. 2. La segunda historia surge cerca de los campos bananeros de La Lima (Cortés, al norte del país). Los habitantes de este municipio ubicado a tan solo 30 minutos del centro de San Pedro Sula, cuentan que había una señora que acostumbraba a vender tortillas de harina rellenas de frijoles enteros y queso en polvo. Un día ocurrió un tirotero en la zona y una bala impactó a la mujer. La herida no fue de gravedad y la mujer a los días se recuperó y volvió a la venta de su producto. Desde entonces los trabajadores comenzaron a decir vamos a comer donde “la baleada”. En algún momento, se cambió el fríjol entero (muy díficil de mantener dentro de las tortillas), por los fríjoles fritos.

Honduras no produce trigo, por lo que el consumo de tortilla de harina de trigo podría estar conectado a la aparición de industrias harineras en el norte y a alimentos de origen extranjero (árabe o judío). Se considera que con la introducción de los españoles sefardíes, ellos rechazaron las tortillas, porque no estaban acostumbrados a comer maíz. Por lo que al crecer la población de estos, usaban el pan pita para el acompañamiento de sus alimentos. Se cree que la receta del pan pita se traslado a la población indigena que comenzó a prepararlo de una forma rudimentaria, dando orígen a la tortilla de harina actual.

La receta original consiste en: puré de frijoles rojos refritos y queso gratinado o rayado únicamente. Se encuentran en comedores humildes, mercados, casetas, restaurantes típicos y en una moderna franquicia hondureña donde se saborean con diversos ingredientes frescos: carnes, embutidos (chorizos, jamón, etc.), cabe mencionar que esta es una variante obligada por la comercialización del producto.

La baleada ha tomado mucha popularidad a lo largo y ancho del país. Es muy popular en ciudades como San Pedro Sula, El Progreso, Tegucigalpa, Comayagua, Tela y La Ceiba. Se ha convertido en el plato típico hondureño de los últimos tiempos.

Véase también[editar]