Archivo General de la Nación (México)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Seal of the Government of Mexico.svg Archivo General de la Nación.
Siglas AGN
Fundación 1790
Sede Eduardo Molina 113, Col. Penitenciaría Ampliación, Deleg. Venustiano Carranza, C.P. 15350, Ciudad de México
En el cargo Mercedes de Vega
Sitio web www.agn.gob.mx

El Archivo General de la Nación (AGN) de México es un órgano descentralizado de la Secretaría de Gobernación que resguarda los documentos fundamentales del Estado Mexicano y sus antecedentes históricos, la documentación que resguarda procede de instituciones gubernamentales y entidades privadas de la época de la administración novohispana, así como del periodo nacional que se inició en 1821. Está organizado en fondos, contiene cerca de 375 millones de hojas que en longitud equivalen aproximadamente a 52 kilómetros. Sus registros más antiguos datan de la tercera década del siglo XVI hasta el año 2015. El AGN funge también como órgano rector de la archivística en México y busca preservar, incrementar y difundir el patrimonio documental del país, además de promover la organización de archivos administrativos actualizados con el fin de salvaguardar la memoria nacional de corto, mediano y largo plazo, y contribuir a la transparencia y rendición de cuentas en el ejercicio del poder público.[1]

El director del AGN preside asimismo el Consejo Nacional de Archivos, un órgano colegiado que tiene por objeto establecer una política nacional de archivos públicos y privados, así como directrices para la gestión de documentos y la protección de la memoria documental nacional.[2]

Historia[editar]

Inauguración[editar]

Fue inaugurado en 1790 con el nombre de Archivo General de la Nueva España por el segundo conde de Revillagigedo Juan Vicente de Güemes Pacheco y Padilla, con el fin de clasificar y organizar todos los documentos del virreinato, y así poder dar seguridad a todos los documentos antiguos que existían. El lugar previsto para su construcción fue en el Castillo nuevo de Chapultepec, pero este propósito no se llevó a cabo, y los fondos documentales siguieron guardándose en el palacio virreinal.

La independencia de México[editar]

En 1823, una vez consumada la independencia de México, el nuevo gobierno ordenó que se reabriera el archivo con el nombre de Archivo General y Público de la Nación, y que se prohibiera sacar de él los documentos que albergaba. Entre sus promotores destacan, entre otros, Lucas Alamán, Ignacio López Rayón y José María Vigil. El archivo dependía de la Secretaría de Estado y del Despacho de Relaciones Exteriores e Interiores, y se hallaba ubicado en el Palacio Nacional.

La intervención estadounidense en México[editar]

El AGN pasó por diversas vicisitudes en el agitado siglo XIX. Durante la ocupación estadounidense de la ciudad de México, en 1847, los documentos más importantes fueron confiados al librero y editor José María Andrade, hasta el restablecimiento del orden constitucional. Durante la Segunda Intervención Francesa en México, el presidente Benito Juárez abandonó la capital y entregó en 1864 los documentos a ciudadanos de Matamoros, en el estado de Coahuila, quienes los escondieron y custodiaron durante tres años en la Cueva del Tabaco.[cita requerida]

Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes[editar]

En 1872, el nombre del archivo cambió oficialmente por el de Archivo General y Público de la Nación. En ese año ya contaba con 18 mil 849 legajos, 30 mil volúmenes y alrededor de 75 mil documentos varios almacenados. Dependía de la Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes.

El siglo XX[editar]

En 1918 cambia su nombre por el de Archivo General de la Nación. Por decreto presidencial se ordena que el archivo dependa económicamente y en su organización y funcionamiento de la Secretaría de Gobernación. En esta época parte de los documentos se conservaron en la Iglesia de Guadalupe, en Tacubaya, conocida también como Casa Amarilla.

A principio de la década de 1950, el archivo sufrió cambios importantes. Su infraestructura se renovó por completo, y así obtuvo un sistema de preservación de sus acervos de última tecnología. En 1954, se inauguró una biblioteca. Entre 1973 y 1977, la principal parte del acervo se trasladó al Palacio de Comunicaciones, en el Centro Histórico de la ciudad, que pronto resultó insuficiente.

El Palacio de Lecumberri[editar]

En 1977, se determinó trasladar la sede al Palacio de Lecumberri, que había sido una de las prisiones más lúgubres de América. El traslado total del archivo demoró hasta 1982, debido a las múltiples remodelaciones y adecuaciones que se le tuvieron que hacer al lugar.

El siglo XXI[editar]

Muy pronto hubo críticas acerca de la inadecuación de la estructura del edificio para tareas archivísticas, además del riesgo de inundación por el desnivel respecto de la calle y la cercanía del Gran Canal de Desagüe, que favorecía el desarrollo de hongos y otros contaminantes nocivos para el papel. Después de varios proyectos que no alcanzaron a concretarse, se optó por construir un nuevo edificio en el mismo predio, en las oficinas antes ocupadas por el Registro Nacional de Población, que serían demolidas. Se determinó que el antiguo edificio pasaría a ser un museo de sitio y centro cultural. Las obras están aún en proceso.[3]

Las funciones y operación del Archivo General de la Nación están regidas por la Ley Federal de Archivos[4] y por el Estatuto Orgánico del Archivo General de la Nación.[5]

La directora, desde el 1 de septiembre del 2013, es Mercedes de Vega.[cita requerida]

Acervo[editar]

El Archivo General de la Nación alberga, entre otros, con los siguientes documentos notables:[cita requerida]

El AGN cuenta con los grupos documentales Instituciones coloniales, Administración pública: 1821-1910, Administración pública: 1910-1988, Archivos de particulares y Colecciones y documentos. En total, se trata de más de 740 fondos, secciones y series. El Códice Techialoyan de Cuajimalpa y los Códices del Marquesado del Valle de Oaxaca, conservados allí, han sido nombrados Memoria del Mundo por la UNESCO.

Publicaciones[editar]

El Archivo General de la Nación ha publicado numerosos libros y folletos con guías, catálogos e inventarios de sus documentos, así como sobre temas históricos y de archivística. Edita asimismo la revista Legajos y el Boletín del Archivo General de la Nación.[6]

Servicios[editar]

Los servicios que el archivo proporciona son:

  • Dirección del Archivo Histórico Central
Consulta de fondos documentales
Centro de referencias
Certificaciones y transcripciones
Biblioteca y hemeroteca
Registro de investigadores
Atención a grupos académicos
  • Dirección de Publicaciones y Difusión
Autorización para publicar documentos e imágenes bajo resguardo del AGN
Visitas guiadas
Exposición permanente y temporal
Librería
Reprografía
Consulta digital
  • Dirección del Sistema Nacional de Archivos
Dictaminación de documentos de la Administración Pública Federal (APF)
Capacitación Archivística a la APF
Asesoría Archivística a la APF
Validación y registro de catálogos de disposición documental a la APF

Referencias[editar]

  1. «Estatuto orgánico del Archivo General de la Nación». 6 de octubre de 2014. Consultado el 10 de junio de 2015. 
  2. Consejo Nacional de Archivos (ConArch). «Reglas de funcionamiento del Consejo Nacional de Archivos». Consultado el 11 de junio de 2015. 
  3. Archivo General de la Nación. «Historia del AGN». Consultado el 27 de febrero de 2013. 
  4. «Ley Federal de Archivos». Consultado el 10 de junio de 2015. 
  5. «Estatuto Orgánico del Archivo General de la Nación». 6 de octubre de 2014. Consultado el 10 de junio de 2015. 
  6. «Publicaciones». Archivo General de la Nación. Consultado el 10 de junio de 2015. 

Enlaces externos[editar]