Alopecia areata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alopecia areata
Allopecia areata.JPG
Paciente en el que puede observarse una zona localizada de alopecia areata en la región posterior de la cabeza.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 L63
CIE-9 704.01
CIAP-2 S23
OMIM 104000
DiseasesDB 430
MedlinePlus 001450
eMedicine derm/14
MeSH D000506
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La alopecia areata es un enfermedad que consiste en la perdida del pelo en una zona localizada del cuerpo, generalmente en áreas redondeadas y de tamaño pequeño del cuero cabelludo o de la barba. En la alopecia areata la zona de piel afectada tiene un aspecto normal, no existe inflamación, enrojecimiento, descamación ni otro tipo de anomalías, lo cual la diferencia de otras alopecias.[1] [2]

Tipos[editar]

  • Alopecia areata en placa única: Se presenta una sola zona afectada generalmente situada en el cuero cabelludo y de tamaño reducido. Es la presentación mas habitual.[1]
  • Alopecia areata en placa múltiple: Es similar a la anterior, pero con varias placas que con el paso del tiempo pueden llegar a unirse y formar una sola de tamaño mucho mayor.[1]
  • Alopecia areata total: La perdida de cabello afecta a la totalidad del cuero cabelludo, produciendo calvicie completa.[1]
  • Alopecia areata universal: La afección se extiende a todo el pelo del cuerpo, incluido el vello axiliar, pubiano, cejas y pestañas. [1]
  • Alopecia areata difusa o incógnita: En esta presentación poco frecuente, la perdida de cabello es difusa y no está localizada en una placa, por lo que puede resultar muy complicado diferenciarla de la alopecia androgénica de patrón femenino.
  • Alopecia areata para el cabello oscuro: Esta forma de presentación es inusual y se caracteriza porque la enfermedad respeta los cabellos no pigmentados o canas, perdiéndose únicamente el pelo de color normal. Como consecuencia da la impresión visual de que el sujeto ha encanecido bruscamente en un corto plazo de tiempo, este fenómeno suele producirse en circunstancias en que el individuo vive una situación de gran estrés. A veces se le denomina alopecia areata tipo María Antonieta si se produce en mujeres, o tipo Tomas Moro si afecta a varones.[3] [4]

Epidemiología[editar]

Puede afectar a ambos sexos y aparecer en cualquier época de la vida, aunque se producen más casos en niños y adolescentes varones.[1]

Etiología[editar]

La alopecia areata en una enfermedad considerada de origen multifactorial, es decir existen diversos factores que pueden influir en su aparición. Con frecuencia hay antecedentes familiares, por lo que se considera que existe algún tipo de predispocisión genética. También influyen factores de origen psiquico como la ansiedad o el estrés.[1]

Se ha comprobado que se desarrolla un mecanismo autoinmune, pues se produce una acumulación de linfocitos T CD8 alrededor del folículo piloso, lo cual provoca la paralización en el desarrollo del pelo y su posterior caída.

Evolución[editar]

La enfermedad no tiene consecuencias graves, salvo desde el punto de vista psicológico, pues no existe ningún tipo de complicación ni aumento de la mortalidad, Es habitual que alternen largos periodos de mejoría con otros de empeoramiento.[5]

Algunas personas presentan únicamente una o dos placas de pérdida de cabello que en muchos casos vuelve a crecer espontáneamente en un periodo de tiempo inferior a un año. Sin embargo la evolución de la enfermedad es impredecible y muy variable. Según los estudios que se han realizado, el 50% de los pacientes recuperan el crecimiento del cabello en la zona afectada en menos de un año sin ningún tipo de tratamiento. Alrededor del 10% de los enfermos tienen afectación severa o muy severa.[5]

Diagnóstico diferencial[editar]

Existen numerosos tipos de alopecia que deben distinguirse de la alopecia areata, algunos de los más frecuentes son la tricotilomanía, la tiña capitis, el síndrome del cabello anágeno suelto, la alopecia secundaria a la sífilis y la alopecia que tiene lugar tras picaduras de garrapata.[1]

Tratamiento[editar]

Actualmente en el mercado existen multitud de complejos vitamínicos que incorporan grandes dosis de hierro, que ayudan a prevenir la caída del cabello. Además existen dos fármacos, el minoxidil y finasterida, que es válido para la recuperación de pelo tanto de la alopecia areata como para prevenir la caída por culpa de la alopecia androgenética.[cita requerida]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h E. Herrera, M.V. Mendiola A. Matilla: Alopecia areata. Consultado el 6 de agosto de 2012
  2. Gerardo A. Moreno Arias: Alopecia areata. Consultado el 6 de agosto de 2012
  3. María Antonieta: el síndrome detrás del nombre. Mundo médico, Savalnet. Consultado el 30 de septiembre de 2012
  4. Marie Antoinette Syndrome. Alexander A. Navarini, MD, PhD; Stephan Nobbe, MD. Arch Dermatol. 2009;145(6):656.
  5. a b Academia Española de Dermatología y Venereología: Alopecia areata. Consultado el 6 de agosto de 2012

Enlaces externos[editar]