Acceso abierto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Logo de la iniciativa de Acceso abierto
Vídeo de recursos educativos abiertos

El Acceso abierto (en inglés, Open access (OA)) es el acceso inmediato, sin requerimientos de registro, suscripción o pago -es decir sin restricciones- a material digital educativo, académico, científico o de cualquier otro tipo, principalmente artículos de investigación científica de revistas especializadas y arbitradas mediante el sistema de revisión por pares o peer review.

Detalles[editar]

Acceso abierto significa que cualquier usuario individual pueda leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o enlazar los textos completos de los artículos científicos y usarlos con cualquier otro propósito legítimo,[1]​ como hacer minería de datos de su contenido digital, sin otras barreras económicas, legales o técnicas que las que suponga Internet en sí misma. Es decir, es una manera gratuita y abierta de acceder a la literatura científica. También se extiende a otros contenidos digitales que los autores desean hacer libremente accesible a los usuarios en línea. El acceso libre es una necesidad primaria hecha evidente por el advenimiento de Internet.

Esta corriente promueve eliminar las barreras económicas, legales y tecnológicas, y trata de obtener a cambio, como beneficios, una mayor accesibilidad para los documentos y una mayor visibilidad para los autores. Los documentos que están disponibles libremente son más consultados y tienen más posibilidades de ser citados.[2]​ Por otra parte, otro efecto deseado consiste en que los conocimientos y avances científico-técnicos se distribuyan de la manera más amplia posible, devolviéndole así a la sociedad los frutos de las investigaciones por ella subsidiada. Dicho en otros términos, devolver a la sociedad los beneficios de las inversiones realizadas en investigaciones científicas.[3]

El acceso abierto facilita la disponibilidad de los resultados de investigación y fomenta un aumento de la productividad de la investigación. Los motores de búsqueda de Internet y la publicación de artículos en repositorios de acceso abierto aumentan en gran medida la accesibilidad de las publicaciones.[4]

Iniciativas[editar]

Son diversas las iniciativas, propuestas y declaraciones sobre acceso abierto para el material científico, que con pequeñas diferencias, sostienen la necesidad de la disponibilidad en Internet de la información científica, para toda la humanidad, sin restricciones. En líneas generales, las coincidencias entre los diversos documentos parten del uso de Internet como sistema de difusión y la disponibilidad sin costos.

La Iniciativa de Acceso Abierto de Budapest detalla la importancia de este enfoque y define el acceso abierto: Por "acceso abierto" nos referimos a la disponibilidad gratuita de literatura en Internet , permitiendo a cualquier usuario leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o enlazar los textos completos de estos artículos, recorrerlos para indexación, pasarlos como datos para software, o utilizarlos para cualquier otro propósito legal, sin barreras financieras, legales o técnicas distintas de las fundamentales a la propia conexión a Internet. La única limitación en la reproducción y distribución, y la única función de los derechos de autor en este dominio debe ser dar a los autores el control sobre la integridad de su trabajo y el derecho a ser adecuadamente reconocidos y citados.[5]

Sin embargo, existe un amplio espectro de derechos y restricciones en cada una de ellas.[6]

Cada día se publican publicaciones de acceso abierto en revistas dirigidas a ello, y ante la disminución de trabas, son más los lectores que pueden acceder a ellas y mayor es el impacto de esas publicaciones.

Declaraciones internacionales de Acceso Abierto[editar]

Prácticas de implementación[editar]

Hay varias maneras en que el acceso abierto se puede proporcionar. Los dos métodos más comunes son clasificados generalmente como acceso abierto oro o verde.

Revistas: acceso abierto oro[editar]

Una opción para los autores que desean hacer su trabajo abiertamente accesible es publicar en una revista de acceso abierto ("acceso abierto de oro"). Existen muchos modelos de negocio para revistas de acceso abierto.[7]​ El acceso abierto puede ser proporcionado por los editores tradicionales, que pueden publicar el acceso abierto, así como revistas basadas en suscripción, o los editores de acceso abierto como Public Library of Science (PLOS), que publican sólo revistas de acceso abierto. Una revista de acceso abierto puede o no puede cobrar una cuota de publicación; la publicación de acceso abierto no significa necesariamente que el autor tiene que pagar.

Tradicionalmente, muchas revistas académicas recaudaron cargos, mucho antes de que el acceso abierto fuera una posibilidad. Cuando las revistas de acceso abierto cobran tasas de procesamiento, es el empleador del autor o financiador de la investigación quien normalmente paga la cuota, no el autor individual, y muchas revistas renunciarán a la cuota en casos de dificultades financieras o para autores en países menos desarrollados. Algunas revistas sin costo cuentan con subsidios institucionales. Ejemplos de editoriales de acceso abierto incluyen BioMed Central y la Public Library of Science.[8]

Aproximadamente el 30% de las revistas de oro de acceso abierto cuentan con honorarios de autor para cubrir el costo de publicación (por ejemplo, los honorarios de PLoS varían de $ 1,495 a $ 2,900) en lugar de tarifas de suscripción de lector. Los ingresos de publicidad y/o fondos de fundaciones e instituciones también se usan para proveer fondos.[9]

Autoarchivo: acceso abierto verde[editar]

El autoarchivo, también conocido como acceso abierto verde, se refiere a la práctica de depositar artículos en un repositorio de acceso abierto, esto puede ser un repositorio institucional o disciplinario como arXiv.

Los editores de revistas de acceso abierto verde respaldan el autoarchivo inmediato de acceso abierto de sus autores. El autoarchivado de acceso abierto fue propuesto formalmente por primera vez en 1994 por Stevan Harnad en su "Propuesta Subversiva".[10]​ Sin embargo, el autoarchivo ya estaba siendo realizado por los informáticos en sus archivos FTP locales en los años 80,[11]​ más tarde cosechados en CiteSeer. Lo que se deposita puede ser una preimpresión (preprint) o el postprint revisado por pares, ya sea el arbitrado del autor, el borrador final revisado o la versión del editor del registro.

Para averiguar si un editor o revista ha dado luz verde al autoarchivo del autor, el autor puede consultar la lista de las políticas de derechos de autor de los editores y la lista de autoservicio en el sitio web de SHERPA/RoMEO.[12]​ El sitio EPrints también proporciona una FAQ sobre el autoarchivo.

Con motivo del décimo aniversario de la Iniciativa de Acceso Libre de Budapest en 2012, Peter Suber es entrevistado sobre sus puntos de vista sobre los desarrollos pasados, presentes y futuros en el acceso abierto a las publicaciones académicas.

Modo de distribución[editar]

Al igual que los artículos auto-archivados de acceso abierto verde, la mayoría de los artículos de oro de acceso abierto de la revista se distribuyen a través de la Web,[9]​ debido a los bajos costos de distribución, aumento del alcance, velocidad e importancia creciente para la comunicación académica. A veces se utiliza software de código abierto para repositorios de acceso abierto, sitios web de revistas de acceso abierto, así como otros aspectos de la infraestructura y publicación en acceso abierto.[13]

El acceso a los contenidos en línea requiere acceso a Internet, y esta consideración distributiva presenta barreras físicas y financieras al acceso. Los defensores del acceso abierto sostienen que las barreras de acceso a Internet son relativamente bajas en muchas circunstancias, que deberían hacerse esfuerzos para subsidiar el acceso universal a Internet, mientras que el pago por acceso presenta una barrera adicional relativamente alta por encima del acceso a Internet mismo.

El Directorio de Revistas de Acceso Abierto (DOAJ) lista una serie de revistas de acceso abierto revisadas por pares para navegar y buscar. Los artículos de acceso abierto también se pueden encontrar a menudo con una búsqueda en la web, utilizando cualquier motor de búsqueda general o los especializados para la literatura académica y científica, como OAIster y Google Académico.

Usos ilegítimos[editar]

Con la proliferación de las revistas de acceso abierto han surgido también algunos editores poco escrupulosos, con revistas de nombres sonoros y atractivos, que solicitan artículos para su publicación a través de correo electrónico, de tipo spam. Sin embargo la mayoría no son revisados por pares o el plantel de científicos de los comités editoriales no conoce su participación en los mismos. Su objeto es cobrar las tasas de publicación, independientemente de la calidad o idoneidad de los artículos publicados. Esto no quiere decir que un artículo concreto publicado en alguna de estas revistas no sea fiable, pero sí que hay que tener precaución con los mismos.[14]

Jeffrey Beall, bibliotecario de la Universidad de Colorado en Denver, mantiene una lista de ámbito internacional de estas revistas de dudosa reputación, de los que denomina «editores académicos depredadores» («predatory scholarly open-access publishers»).[15][16]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «El Acceso Abierto a la literatura científica - Páginas de Ayuda - Dialnet». dialnet.unirioja.es. Consultado el 2 de septiembre de 2016. 
  2. Eysenbach, Gunther (2006-05-16). «Citation Advantage of Open Access Articles». PLOS Biology 4 (5): e157. ISSN 1545-7885. doi:10.1371/journal.pbio.0040157. Consultado el 2017-10-09. 
  3. Sala, Hernán Edgardo (2011). «Origen, consolidación, expansión e implicancias del Acceso Abierto (Open Access) en América Latina y el Caribe». Revista Educación Superior y Sociedad (ESS) 16 (2). ISSN 0798-1228. Consultado el 2017-10-09. 
  4. López, José Manuel Sáez; Ruiz, Jose María Ruiz; González, Maria Luz Cacheiro (2013-12-10). «Reviews and practice of college students regarding access to scientific knowledge: A case study in two Spanish universities». The International Review of Research in Open and Distributed Learning (en inglés) 14 (5). ISSN 1492-3831. doi:10.19173/irrodl.v14i5.1609. Consultado el 2017-10-09. 
  5. «Budapest Open Access Initiative | Spanish Translation». www.budapestopenaccessinitiative.org (en inglés estadounidense). Consultado el 2017-10-09. 
  6. HowOpenIsIt?
  7. «OA journal business models - Open Access Directory». oad.simmons.edu (en inglés). Consultado el 2017-10-09. 
  8. DOAJ. «Directory of Open Access Journals». doaj.org (en inglés). Consultado el 2017-10-09. 
  9. a b «Peter Suber, Open Access Overview (definition, introduction)». legacy.earlham.edu. Consultado el 2017-10-09. 
  10. Scholarly journals at the crossroads :a subversive proposal for electronic publishing /. Washington, D.C. :. c1995. ISBN 0918006260. Consultado el 2017-10-09. 
  11. (harnad_at_ecs.soton.ac.uk), Stevan Harnad. «Re: when did the Open Access movement "officially" begin from Stevan Harnad on 2007-06-27 (American-Scientist-Open-Access-Forum)». users.ecs.soton.ac.uk (en inglés). Consultado el 2017-10-09. 
  12. Millington, Peter. «SHERPA/RoMEO - Publisher copyright policies & self-archiving». www.sherpa.ac.uk. Consultado el 2017-10-09. 
  13. «Budapest Open Access Initiative, FAQ». legacy.earlham.edu. Consultado el 2017-10-09. 
  14. Butler, D. (2013) «Investigating journals: The dark side of publishing. The explosion in open-access publishing has fuelled the rise of questionable operators». Nature, 495(7442)
  15. Beall, J. «List of standalone journals». Scholary Open Access.
  16. Sinc (2013) «Un falso estudio científico pone en entredicho los filtros de 157 revistas de ‘open access’». Revista Ciencia Joven.

Enlaces externos[editar]

Repositorios y portales[editar]

Directorios de Revistas[editar]

Bibliotecas digitales[editar]

Congresos[editar]

Declaraciones del Movimiento Internacional de Acceso Abierto[editar]