Open science

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La ciencia abierta o Open Science es un movimiento cuyo objetivo es la accesibilidad de las investigaciones científicas para todos los ciudadanos. Este novedoso tipo de practicar la ciencia incluye la Investigación Abierta y el Open notebook science, métodos de investigación en los que los experimentos y los datos obtenidos mediante éstos son automáticamente de acceso público, sobre todo al conocimiento científico producido con fondos públicos.

Los datos obtenidos mediante éstos son automáticamente de acceso público. El referente en este campo es el proyecto europeo CERN y su Gran colisionador de hadrones, gracias al que hace poco hemos conocido la existencia del bosón de Higgs o “partícula de Dios”. Los datos obtenidos en sus trabajos se comparten con la comunidad científica para su discusión a través de la Worldwide LHC Computing Grid.[1] [2]


Historia[editar]

Antes de las revistas científicas[editar]

Antes de la llegada de las revistas científicas los científicos tenían poco que ganar y mucho que perder al dar a conocer sus descubrimientos científicos. Muchos científicos, incluyendo a Galileo, Kepler, Isaac Newton, Christiaan Huygens y Robert Hooke, reclamaban sus descubrimientos, describiéndolos en documentos codificados en anagramas o cyphers y luego distribuían el texto codificado. Su intención era desarrollar su descubrimiento en algo de lo que podrían beneficiarse y hasta entonces no lo revelaban como suyo propio.
El sistema de no dar a conocer los descubrimientos causó problemas porque significaba que estos no fueron compartidos con rapidez y que a veces era difícil para el descubridor probar su autoría. Newton y Gottfried Leibniz ambos reivindican la autoría en el descubrimiento del cálculo. La explicación de Newton era que él escribió sobre el cálculo entre los años 1660 y 1670, pero nunca se publicaron hasta 1693 en cambio Leibniz publicó un tratado sobre el cálculo en 1684. Los debates sobre las autorías son inherentes a sistemas en los que la ciencia no se publica abiertamente , y esto fue un problema para los científicos que querían beneficiarse de su autoría.
Estos casos son representativos de un sistema de mecenazgo aristocrático en el que los científicos reciben financiamiento para desarrollar de forma inmediata cosas útiles o para entretener. En este sentido, la ciencia dio prestigio a sus mecenas de la misma manera que los artistas, escritores, arquitectos, y filósofos lo hicieron. Debido a esto, los científicos estaban bajo presión para satisfacer los deseos de sus clientes.

Aparición de las academias y revistas científicas[editar]

Finalmente, el sistema de mecenazgo individual dejó de proporcionar la producción científica que la sociedad comenzaba a exigir . Los mecenas individuales no podían financiar suficientemente a los científicos , que tenían carreras inestables y necesitan financiación regular.
El desarrollo que cambió esto fue una tendencia de poner en común la investigación por múltiples científicos en una academia financiada por múltiples usuarios. En 1660 Inglaterra estableció la Royal Society y en 1666 los franceses establecieron la Academia Francesa de las Ciencias. Entre los años 1660 y 1793 , los gobiernos le dieron reconocimiento oficial a otras 70 organizaciones científicas modeladas después de esos dos academias.
En 1665 Henry Oldenburg se convirtió en el editor de la primera revista científica Philosophical Transactions de la Royal Society , que fue la primera revista académica dedicada a la ciencia y la base para el crecimiento de la publicación científica. Por 1699 había 30 revistas científicas, y por 1790 hubo 1052. Desde entonces, la publicación se ha expandido a tasas aún mayores.

Colaboración entre academias[editar]

En la actualidad muchas academias tienen a investigadores presionando a universidades públicas e instituciones de investigación para participar en el desarrollo tecnológico compartiendo investigaciones y recursos.
Algunos productos de investigación tienen el potencial de generar ingresos comerciales, y en la esperanza de capitalizar estos productos, muchas instituciones de investigación no proporcionan dicha información y tecnología que de lo contrario daría lugar a avances científicos en general, si otras instituciones de investigación tuvieron acceso a estos recursos.

Política[editar]

En muchos lugares , los gobiernos financian algunas investigaciones científicas. Los científicos a menudo publican los resultados de sus investigaciones por medio de artículos y los donan para su publicación en revistas científicas, que a menudo son comerciales . Las entidades públicas como las universidades y las bibliotecas se suscriben a estas revistas.
Michael Eisen, uno de los fundadores de la Biblioteca Pública de la Ciencia, ha descrito este sistema diciendo que " los contribuyentes que ya pagaron por la investigación tendrían que volver pagar de nuevo para leer los resultados".
En diciembre de 2011 en Estados Unidos, los legisladores introdujeron un proyecto de ley denominado Ley de Trabajos de Investigación que obliga que los artículos que informan sobre la investigación financiada por los contribuyentes se publicarán de forma gratuita al público en Internet. Darrell Issa, uno de los patrocinadores del proyecto de ley , explicó el proyecto de ley al decir que "la investigación financiada con fondos públicos es y debe seguir estando absolutamente a disposición del público. También debemos proteger el valor añadido a la investigación financiada con fondos públicos del sector privado y asegurar que todavía haya una comunidad de investigación comercial y sin fines de lucro activa". En respuesta a este proyecto de ley se produjeron protestas de diversos investigadores entre ellos había un boicot de la editorial Elsevier llamado "The Cost of Knowledge".

Principios de la ciencia abierta[editar]

  • Libre acceso a los estudios
  • Posibilidad de replicar modelos y unidades experimentales utilizados en un experimento determinado.
  • Accesibilidad a los conjuntos de bases de datos y protocolos de ensayo.
  • Refuerzo de la infraestructura digital abierta.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. David, P. A. (2004). "Understanding the emergence of 'open science' institutions: Functionalist economics in historical context". Industrial and Corporate Change.
  2. David, Paul A. (marzo de 2004). «Can "Open Science" be Protected from the Evolving Regime of IPR Protections?». Journal of Institutional and Theoretical Economics (Mohr Siebeck GmbH & Co. KG) 160 (1). Consultado el 9 de marzo de 2012.