Şehzade Mustafa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Şehzade Mustafa
Şehzade otomano
v
Información personal
Nacimiento 1515
Manisa, Imperio otomano
Fallecimiento 6 de octubre de 1553
Konya, Imperio otomano
Entierro Bursa
Religión Islam
Familia
Dinastía Dinastía osmanlí
Padre Solimán el Magnífico
Madre Mahidevran Gülbahar
Consorte Rumeysa Sultan
Descendencia Nergisşah Sultan
Şehzade Mehmed
Şehzade Orhan
Şah Sultan
[editar datos en Wikidata]

Şehzade Mustafa Muhlisi (en turco otomano: شهزاده مصطفى; Manisa, 1515 - Konya, 6 de octubre de 1553) fue un príncipe (şehzade) otomano, hijo primogénito del sultán Solimán el Magnífico y Mahidevran Gülbahar.

Mustafá fue heredero al trono otomano y un príncipe muy popular entre la gente de Anatolia, gobernando las regiones de Manisa (1533-1541) y de Amasya (1541-1553). Mustafa mantuvo una fuerte rivalidad con la esposa del sultán, Roxelana (Hürrem Sultan) y el gran visir, Rüstem Pasha, por quien sería el futuro heredero. Esta disputa finalmente llevó a la ejecución de Mustafa por orden de Solimán, en 1553.

Biografía[editar]

Familia e infancia[editar]

Solimán, padre de Mustafa y sultán otomano entre 1520 y 1566.

Mustafa fue el primer hijo del şehzade Solimán, el único descendiente varón del sultán Selim I, líder del Imperio otomano. Mustafa nació en 1515 en Manisa, donde su padre actuaba como gobernador provincial (sanjak-bey). La tradición otomana indicaba que los potenciales herederos al trono, como Solimán, eran asignados como sanjak-bey a diferentes rincones del Imperio, con el fin de que aprendieran las labores del gobierno y administración del Estado. Manisa, debido a su relativa cercanía con la capital Constantinopla, era uno de los sanjacados más preciados por los pretendientes.

La madre de Mustafa era Mahidevran Gülbahar, una joven de origen albanés o circasiano que había ingresado al harén del şehzade Solimán. Cuando Selim I falleció en 1520, Solimán ascendió al trono y la familia real se trasladó al Palacio de Topkapi, en Constantinopla. Otros dos hijos que tuvo el sultán, Mahmud y Murad, fallecieron en 1521, dejando a Mustafa como el hijo mayor de Solimán y, por ende, como el más probable sucesor. Además de los şehzades anteriores, Mahidevran tuvo otros dos hijos con el sultán, Ahmed (n. 1517) y Raziye (n. 1524), de los cuales se tienen pocos registros.

Aunque Mahidevran era la favorita de Solimán en Manisa, el harén se amplió al llegar a Constantinopla y allí conoció a una joven sirvienta de origen ruteno, conocida como Roxelana o Hürrem Sultan. Hürrem desplazó a Mahidevran como la favorita de Solimán y se convirtió incluso en su esposa legal, algo insólito en la tradición de la dinastía otomana. Hürrem tuvo varios hijos varones con Solimán, quienes disputarían la sucesión con Mustafa: Mehmed (nacido en 1521), Selim (n. 1524) y Bayezid (n. 1525). Los otros hijos de Hürrem con el sultán no disputarían al trono: Abdulá (1522-1525) falleció a temprana edad, Mihrimah (n. 1522) era mujer, y Cihangir (n. 1531) tenía serios problemas de salud.

Desde su infancia, Mustafa destacó entre sus hermanos y, pese a ser el único de ellos que no era hijo de la favorita Hürrem, parecía que era el elegido por Solimán para sucederle. Cuando tenía sólo nueve años, el embajador veneciano en Constantinopla informó que Mustafá "tiene un talento extraordinario; será guerrero, además es muy querido por los jenízaros, y realiza ya grandes hazañas."

Gobernador provincial[editar]

A muy corta edad fue enviado, en 1529, a Karaman como gobernador provincial o sanjak-bey. En 1533, cuando Mustafa tenía 18 años, fue nombrado oficialmente como sanjak-bey de Manisa, el mismo puesto que su padre había detentado previamente, a donde se trasladó junto a su madre.

En su cargo de sanjak-bey de Manisa, Mustafa obtuvo gran valoración de parte de los ciudadanos, que veían en él al futuro sultán. Al describir la corte de Mustafa en el centro de Kara (actual Diyarbakir), cerca de la frontera con el Imperio safávida, Bassano escribió hacia 1540:

El príncipe tiene una de las cortes más maravillosas y gloriosas, no menos que la de su padre y que su madre, que estaba con él, le instruye a cómo hacerse querer por la gente.

El embajador austriaco, Ogier Ghiselin de Busbecq, remarcó:

Solimán tiene entre sus hijos uno llamado Mustafa, maravillosamente bien educado y prudente y de una edad para gobernar, ya que tiene 24 o 25 años de edad; que Dios nunca permita que una barbarie de tal envergadura caiga sobre nosotros.

Sin embargo, su hermano Mehmed comenzó a obtener más relevancia ante los ojos de Solimán, sobre Mustafa. Aunque ambos hermanos se llevaban bien, y Mehmed veía como ejemplo a Mustafa, la disputa por la sucesión se tornó más fuerte. En 1541, Solimán designó a Mehmed como nuevo sanjak-bey de Manisa y desplazó a Mustafa a Amasya, ubicada en la frontera oriental del país. Manisa quedaba más cerca de Constantinopla que Amasya, por lo que en la eventualidad de la muerte del sultán, Mehmed estaba mejor posicionado que Mustafa para gobernar. La disputa entre ambos hermanos, sin embargo, acabó tras la repentina muerte de Mehmed, en 1543.

Conflicto sucesorio[editar]

Tras la muerte de Mehmed, parecía que todas las barreras entre el trono y Mustafa habían desaparecido. Muchos ciudadanos y líderes jenízaros apostaban por Mustafa como el sucesor de un Solimán cada vez más anciano y el salvador de un país que entraba en una época de recesión. Los aristócratas otomanos también veían a Mustafa como una oportunidad de desplazar del poder a los devşirme, cristianos convertidos al islam y que habían ocupado gran parte de los puestos de confianza en la corte de Solimán. Si bien no hay pruebas de que Mustafa buscara activamente derrocar a su padre, es muy probable que haya forjado alianzas y acuerdos para ascender al trono en caso que éste falleciera.[1]

En 1553, cuando Mustafa tenía treinta y ocho años, el italiano Bernardo Navagero escribió:

Es imposible describir lo mucho que es amado y deseado por todos como sucesor al trono.

El camino de Mustafa al trono, sin embargo, enfrentó nuevos desafíos cuando dos hijos de Solimán y Hürrem fueron asignados a sus respectivos sanjacados. Selim fue enviado a Konya en 1542, mientras Bayezid fue enviado a Karaman. Ambas estaban más cerca de la capital que Amasya, lo que daba una señal de las preferencias de Solimán. Estas se vieron reforzadas cuando, en 1544, Selim fue transferido a la preciada Manisa.

Hürrem Sultan veía que, en caso de que Mustafa fuera el futuro sultán, sus hijos serían ejecutados (tal como había ocurrido con las generaciones anteriores de pretendientes al trono) y ella sería desterrada o asesinada. La tradición cuenta que ella se alió con su yerno Rüstem Pasha, esposo de su hija Mihrimah y gran visir del Imperio, con el fin de excluir a Mustafa de la carrera sucesoria. El príncipe sabía de los peligros que corría y su madre Mahidevran realizaba grandes esfuerzos para proteger su vida, según narra Bernardo Navagero:

Mustafa tiene con él a su madre, que ejerce gran diligencia para protegerlo de los envenenamientos y le recuerda todos los días que no tiene nada más que esto para evitar, y se dice que él tiene infinito respeto y reverencia por ella.

Ejecución[editar]

La ejecución de Mustafa en una ilustración otomana del siglo XVI.

Solimán, ya anciano, decidió iniciar una nueva guerra contra el Imperio safávida de Persia. Es en este contexto que las sospechas hacia Mustafa aumentaron. Solimán temía que su hijo, que ya contaba con el apoyo de los ejércitos, lo derrocara tal como su padre Selim hiciera años antes con su abuelo, Bayezid II. Se dice que, producto de un engaño de Rüstem Pasha, una carta habría llegado al sultán indicando una alianza entre Mustafa y el shah persa Tahmasp I para derrocarlo y que esa habría sido la que provocó la decisión de ejecución.[2]

El ejército otomano se encontraba en Ereğli, antes de cruzar los montes Tauro. Solimán convocó a Mustafa a un encuentro en el que el príncipe podría exculparse de los crímenes de los que había sido acusado y que no tenía nada de qué temer. Mustafa quedó así ante la decisión de ir y poner en riesgo su vida, o negarse y reconocer implícitamente su traición. Finalmente, Mustafá decidió ir a visitar a su padre, llegando al campamento con su ejército, el 6 de octubre de 1553.

Grabado francés de 1747 con la ejecución de Mustafa.

Mustafa entró a la tienda de su padre, donde fue estrangulado. Lo ocurrido es narrado por Busbecq, quien habría recibido la historia por parte de testigos de la ejecución.

Mustafá entró y el drama comenzó, siendo rodeado y atrapado. Pero el príncipe, en el que creía sería su último momento, recuperó fuerzas y se animó con heroico coraje. Sabía que si triunfaba, obtendría el trono; imaginó el desorden y el fragor de la batalla que levantaría a los jenízaros; los vio ya preparados para defenderlo de la barbaridad de Solimán y creyó escuchar ya su proclamación como emperador por todo el ejército. Era precisamente eso lo que temía Solimán y por eso tuvo la precaución de colgar cortinas tras su tienda, donde esta tragedia tuvo lugar, de tal forma que nadie pudiera ver o incluso sospechar algo y que ningún ruido pudiera escucharse.

El ardiente deseo de Mustafá de vivir y reinar lo hizo invencible, incluso luchando solo frente a todos. El resultado del combate seguía siendo incierto, pero Solimán, impaciente de éxito, levantó su cabeza sobre las cortinas y vio que sus verdugos estaban listos a punto de renunciar a la pelea. Su miedo aumentó y los miró amenazantemente, con sus ojos llenos de ira y crueldad por su falta de coraje. ¿Qué produjo en los verdugos? Esto no se puede describir; la furia demostrada no tenía comparación. Instantáneamente, los verdugos se lanzaron por segunda vez sobre Mustafa, derribándolo y le quitaron rápidamente la vida.

De inmediato, expusieron el cadáver del príncipe desafortunado frente a la tienda de Solimán, para que los jenízaros pudieran comprender que su poder y autoridad había determinado el destino del hombre que ellos querían tener como emperador.

Reacciones a su muerte[editar]

El ataúd del príncipe Mehmed, hijo de Mustafa.
Mausoleo de Mustafa, en Bursa.

Después de la muerte del príncipe, los jenízaros protestaron por la decisión de Solimán e iniciaron una revuelta. El ejército de Mustafa consideró que la ejecución era injusta, acusaron al sultán de ser un viejo loco que había caído en las maniobras políticas de Hürrem Sultan y Rüstem Pasha, por lo que exigieron la muerte de ambos. Sin embargo, los jenízaros aún estaban desorientados por la muerte de Mustafa y, sin un líder fuerte, no lograron poner en jaque el gobierno de Solimán. Para calmarlos, el sultán expulsó a Rüstem Pasha del campamento y lo envió de regreso a Estambul, dejando como gran visir a Kara Ahmed Pasha.

Las revueltas que ocurrieron fueron rápidamente aplacadas. Temiendo que los jenízaros proclamaran a Mehmed, el hijo de Mustafa, como nuevo sultán, Solimán ordenó la ejecución del menor.

La muerte de Mustafa fue ampliamente sentida en todo el país. Su cuerpo fue puesto en la mezquita de Santa Sofía para que fuera despedido por los habitantes de la capital, antes de ser enterrado en un gran mausoleo en Bursa. El şehzade Cihangir, que era muy cercano a Mustafa, falleció algunas semanas después; se dice que la razón de su fallecimiento fue la pena que le produjo la muerte de Mustafa.

La muerte de Mustafa dejó a Selim y Bayezid como los únicos pretendientes al trono, lo que generaría una guerra fratricida muy intensa, que terminaría con la ejecución de Bayezid y sus hijos en 1561 y el ascenso de Selim II al trono tras la muerte de Solimán, en 1566.

Impacto cultural[editar]

La Soltane (1561), una obra dramática del francés Gabriel Bounin, narra la muerte de Mustafa

La popularidad de Mustafa se extendió por varias generaciones. Varios años después de su muerte, las personas de algunas regiones de Anatolia recordaban a Mustafa como "Sultan Mustafa", como si hubiera heredado con éxito el trono.

Su vida y su destino se convirtieron en parte de la literatura turca de Anatolia. El poeta Taşlıcalı Yahya, que era muy cercano a la familia real, compuso una elegía en su nombre. La obra enfureció a Rüstem Pasha, quien ordenó el exilio del poeta.

Las intrigas palaciegas durante el mandato de Solimán fueron parte fundamental de la obra Le Soltane del francés Gabriel Bounin. Centrada en el ascenso de Roxelana (Hürrem Sultan), la obra publicada en 1561 narra la trágica muerte del Príncipe Mustafa.

En los últimos años, varias series televisivas en Turquía han narrado la vida de Mustafa. En 2003 fue estrenada la miniserie Hürrem Sultan, donde Mustafa fue interpretado por el actor Ercü Turan. En tanto, la popular telenovela Muhteşem Yüzyıl, estrenada en 2011, contó con la presencia de Mustafa desde su infancia. A partir de su segunda temporada, Mustafa tuvo un rol protagónico en la telenovela, siendo interpretado por el actor Mehmet Günsür.

Familia[editar]

Şehzade Mustafa tuvo una esposa legal, Rumeysa Sultan, su consorte favorita. Fue la madre de su hijo, Mehmed.

Tuvo cuatro hijos conocidos:

  • Nergisşah Sultan (Manisa, 1536 - 1562)
  • Şehzade Mehmed (Amasya, 1547 - Bursa, 10 de diciembre de 1553)
  • Şehzade Orhan (f. Konya, 1552)
  • Şah Sultan (Konya, 1547 - 2 de octubre de 1577)

Referencias[editar]

  1. a b c Clot, André (13 de febrero de 2012). Suleiman the Magnificent (en inglés). Saqi. ISBN 9780863568039. Consultado el 12 de diciembre de 2015. 
  2. Imber, Colin (26 de agosto de 2009). The Ottoman Empire, 1300-1650: The Structure of Power (en inglés). Palgrave Macmillan. p. 91. ISBN 9781137014061. Consultado el 12 de diciembre de 2015. 

Bibliografía[editar]

  • Ahmed, Syed Z. 2001. The Zenith of an Empire: The Glory of the Suleiman the Magnificent and the Law Giver. A.E.R. Publications. ISBN 978-0-9715873-0-4.
  • Clot, André. 1992. Suleiman the Magnificent: The Man, His Life, His Epoch. Saqi Books. ISBN 0-86356-126-8.
  • Hooker, Richard. The Ottomans from Washington State University.
  • Imber, Colin, 2002. The Ottoman Empire. Palgrave Macmillan. ISBN 0-333-61387-2.
  • Muhteşem Yüzyıl, (Süleyman, el gran sultán), serie de televisión turca, con una super-producción, muestra la historia del sultán Süleyman, el sul´tan otomano que se enamoró de una esclava rusa, el personaje de Mustafá es personalizado por Mehmet Günsür.

Enlaces externos[editar]