Şehzade Mehmed

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Şehzade Mehmed
Sehzade otomano
Información personal
Nacimiento 1521
Estambul, Imperio otomano
Fallecimiento 1543 (22 años)
Manisa, Imperio otomano
Entierro Mezquita Şehzade, Estambul
Religión Islam
Familia
Dinastía osmanlí
Padre Solimán el Magnífico
Madre Hürrem Sultan
Descendencia Hümaşah Sultan

Şehzade Mehmed (turco otomano: شاهزاده محمد , Estambul, 1521 - Manisa, 1543) fue el primer hijo del sultán otomano Solimán el Magnífico y de Hürrem Sultan. Fue destinado a gobernar en Manisa después que su hermano Şehzade Mustafa fuera enviado a Amasya.[1][2][3]

Los historiadores dicen que Şehzade Mehmed era muy parecido a su medio hermano mayor, Şehzade Mustafa, considerándolo como su modelo a seguir y teniendo una relación muy cercana desde la infancia. Evliya Çelebi lo describió como: "un príncipe con cualidades aún más exquisitas que las de Mustafá, con un intelecto penetrante, un juicio sutil, una valía incomparable y de nobleza ejemplar". Mehmed participó en la exitosa campaña de Esztergom con su padre (Cerco de Esztergom). Hay diferentes opiniones sobre la muerte del príncipe. Según algunos historiadores, murió de viruela; aunque la versión mas utilizada por la mayoría de los historiadores dice que este murió de sífilis, una enfermedad de transmision sexual. Tambièn se ha conllevado un rumor de que Mahidevran Gülbahar quien fuera la madre de su medio hermano Mustafa, estuvo involucrada en su muerte, pero esta versión carecía de fuentes hasta que se encontró datos o evidencia de que cuando mahidevran era consorte fue descubierta en una habitación escondida con muchos frascos de venenos y enfernedades de las que casualmente murieron antecesores de mustafá - hijos de solimán, en la actualidad se hicieron pruebas científicas con el cuerpo de mehmet que dió como resultado que biológicamente ninguna de las enfermedades mencionadas ni parecidas fueron transmitidas a Mehmed por falta de síntomas ni modo evolutivo de dichas enfermedades, con lo cual se prueba el asesinato de Mehmet por contagio en una herida abierta punzo cortante, fulminante al ser de evolutiva de última fase. Con lo cuál las sospechas del pueblo y datos encontrados de la culpabilidad de mahidevran y complicidad de mustafá se hacen mas fuerte. Esto es uno de los cados mas tristes dlo que hac otomano puesto que Mehmed siempre fue el hijo mas amado no solo por Soliman sino también por sus súbditos, el pueblo y hasta de los nobles de otras naciones, por lo cual su funeral fue una de las ceremonias mas grandes de la historia. Mehmed siempre infundió no solo respeto para el imperio otomano sino que le dio glorias desde niño y el honor puesto que siempre honró los tratados entre naciones. Un gran estratega, guerrero y diplomático, el mejor de todos los hijos de Soliman que lamentablemente fue asesinado por la envidia de la corona.

Tras la muerte de Mehmed, Solimán el Magnífico le ordenó al famoso arquitecto imperial Mimar Sinan construir la Mezquita de Şehzade, en Estambul, para conmemorar a su amado hijo, así también ordenó colocar un trono en su tumba como significado de ser un verdadero sultán del imperio otomano, siendo a él, al único hijo que fue enterrado de dicho modo. Este hecho fortaleció la hipótesis de que Mehmed era el hijo preferido de Solimán, pues rompió la vieja tradición otomana de enterrar a los príncipes en Bursa, honrándolo con un entierro en la capital, similar al del regente del imperio.

El único vástago de Mehmed fue una niña llamada Hümaşah Sultan (1541-1592), nacida de Esmehan Sultán.

Referencias[editar]

  1. M. Orhan Bayrak (1998). Türbeler sözlüğü (en turco). Mezarlıklar Vakfı Yayınlar. 
  2. Robinson, Francis (1996). The Cambridge Illustrated History of the Islamic World (en inglés). Cambridge University Press. ISBN 978-0-52166-993-1. 
  3. Peirce, Leslie P. (1993). The Imperial Harem: Women and Sovereignty in the Ottoman Empire (en inglés). Oxford University Press. ISBN 978-0-19508-677-5.