Yolanda de Aragón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Yolanda de Aragón.

Yolanda de Aragón o Violante de Aragón (Barcelona, 1381[1] /1385Saumur, 14 de noviembre de 1442) fue duquesa consorte de Anjou, consorte de Maine, condesa consorte de Provenza y de Forcalquier y reina consorte y titular del Reino de Nápoles y de Jerusalén.

Orígenes[editar]

Hija del rey de Aragón, Juan I y de Violante de Bar, quien era hija de Roberto I de Bar y María de Valois, quien a su vez era hija de Juan II de Francia.

Biografía[editar]

El año 1400 en Arlés Yolanda se casó con Luis II de Nápoles, hijo del Duque de Anjou y, nominalmente, Rey de Nápoles desde el año 1382,[2] y de María de Blois-Châtillon o de Bretaña, hija de Juana de Penthièvre.

Luis y Yolanda fueron llamados Rey y Reina de Cuatro Reinos”: Sicilia, Jerusalén, Chipre y Aragón. Otra interpretación incluye el título de Nápoles separado de Sicilia y excluyendo Chipre.[3] Aunque en realidad Yolanda y su familia poseyeron sólo por un breve período la autoridad sobre estas tierras.[4] Sin embargo, las únicas tierras que siempre estuvieron bajo su jurisdicción fueron sus feudos en Francia: Provenza y Anjou.

Su hijo, Renato I de Nápoles, obtiene el título de Lorena sólo gracias a su unión matrimonial.

Pretendiente al Trono de Aragón[editar]

Escudo de Armas de Aragón.

Como única hija superviviente del rey Juan I de Aragón reclamó el trono de Aragón[5] . Yolanda, por derechos dinásticos, interviene en la sucesión por el Trono de Aragón en defensa de los derechos de su hijo Luis. El padre de Yolanda, Juan I de Aragón, murió el año 1396, y en el año 1410 también desapareció su tío, Martín I de Aragón y su última hermana Juana de Aragón. En esa época los criterios que regulaban la sucesión real de Aragón y Barcelona favorecían siempre a los descendientes masculinos antes que cualquier heredera del sexo femenino; era esta la razón por la cual, al morir Juan, fue su hermano el heredero y no su hija. A falta de herederos legítimos directos, al morir Martín se produjo un periodo en el cual el trono quedó vacante, llamado Interregno, que duró dos años y que estuvo a punto de derivar en una guerra civil, ya que se presentaron cinco pretendientes, entre ellos, Luis.

En el Compromiso de Caspe, en el año 1412, fue electo Rey de Aragón Fernando de Trastámara, segundo hijo de Leonor de Aragón y de Sicilia y Juan I de Castilla. Por esto Luis, si bien su familia poseía parte de la corona de Aragón a través de Roussillon en la región de Montpellier, perdió la posibilidad de convertirse rey de uno de los cuatro reinos que poseían sus padres.

A pesar de ello, Yolanda y sus hijos continuaron considerándose los herederos legítimos y comenzaron a usar el título “Reyes de Aragón” junto al resto de sus títulos. Sólo tras la muerte de Yolanda, su hijo, Renato, se convierte efectivamente en Rey de Aragón por un corto tiempo durante la Guerra civil catalana.

Trono de Nápoles[editar]

Entre 1419 y 1424, Yolanda financia la lucha de su hijo Luis para suceder a la Reina Juana II de Nápoles. Consigue su objetivo y Luis se convierte en su heredero legítimo y es nombrado Duque de Calabria. Al morir Luis en el año 1434, Juana nombró al segundo hijo de Yolanda, Renato, como su heredero, y se convierte en rey al año siguiente, manteniendo el trono con cierta estabilidad hasta el año 1440, en que sucumbe ante la presión de Alfonso y debe huir en el año 1442.

Relación de Casa de Anjou con la Casa Real Francesa[editar]

Yolanda de Aragón y el Delfín Carlos de Francia

Para la segunda fase de la Guerra de los Cien Años, Yolanda quedó viuda (1417) y eligió financiar y apoyar a los nacionalistas franceses (los Armagnacs) en contra de Inglaterra y Borgoña, en respuesta a la petición de auxilio del Delfín de Francia, Carlos, quien encontró en Yolanda un apoyo moral y financiero, visto que su misma madre, Isabel de Baviera-Ingolstadt, confabuló y organizó un complot contra él junto a Juan sin Miedo, cuando quedó huérfano a los 13 años, para no dejarlo subir al trono.

El 10 de septiembre de 1419 fue asesinado Juan sin Miedo y Carlos fue repudiado por su madre y excluido de la línea de sucesión al trono.

La historia dice que Carlos fue literalmente adoptado por Yolanda, quien lo apoya y protege durante los numerosos complots e intentos de asesinato que cercaron al joven Delfín de Francia. Ella lo apartó de la influencia y las maquinaciones de su familia y lo alojó en su castillo de Loira, donde más tarde recibirá a Juana de Arco, precisamente bajo el consejo de su protectora.

En el año 1422 Yolanda desposó a su hija María de Anjou con el Delfín.

Carlos fue siempre muy respetuoso con su suegra,[6] e incluso en lo referente a Juana de Arco, Yolanda tuvo un papel importante en la decisión de confiarle el mando del ejército a la joven, así como también probablemente fue partícipe de la decisión de retirarle el apoyo a Juana tras la coronación del Delfín en Reims.

En el año 1433, junto al menor de sus hijos, Carlos IV de Maine, Yolanda parte tras los partidarios del Condestable Richemont para tomar el liderazgo del gobierno. Más tarde hizo arrestar al Gran Chambelán Georges de La Trémoille,

La dote de Yolanda nunca fue entregada, por lo que se conviertió en un argumento de litigio tras su muerte. En el año 1447 una embajada francesa llegó a Aragón para hacerse pagar la deuda en nombre de la Reina de Francia, María de Anjou, pero dado que la misión no tuvo éxito, a su regreso, la comitiva tomó Roussillon en empeño.

Hijos[editar]

Yolanda le dio a Luis II de Nápoles seis hijos:

Notas[editar]

  1. Roca, J.Maria (1929). Johan I D'Arago. Instit. Patxot. p. 128. 
  2. Luis había perdido poco a poco el control efectivo del reino de Nápoles que había mantenido por casi diez años.
  3. . Los reyes de Jerusalén también eran titulares del reino de Chipre
  4. Tanto Luis III de Nápoles como su hermano Renato I de Nápoles, poseyeron el reino de Nápoles, Renato por Aragón por un breve período durante la Guerra civil catalana, mientras Sicilia, Chipre y Jerusalén no fueron en realidad jamás tomados en posesión.
  5. Cédula de recusación de Violante de Aragón contra algunos individuos del Parlamento de Barcelona ajenos a la sucesión (1410-1411?)
  6. Algunos historiadores llegaron maliciosamente a decir que Yolanda tiranizaba a Carlos.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Guillaume Mollat, El Papa de Avignon, el Gran Cisma, en Historia del Mundo Medieval, vol. VI, 1999, pp. 531-568.
  • Joseph Calmette, El Reino de Carlos VII y el Fin de la Guerra de los Cien Años en Francia, en Historia del Mundo Medieval, vol. VII, 1999, pp. 611-656.
  • Edward Armstrong, El Papado y Nápoles durante el Siglo XVII, en Historia del Mundo Medieval, vol. VII, 1999, pp. 696-751.