William Thomas Stead

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
William Thomas Stead
William Thomas Stead.jpg
Nombre William Thomas Stead
Nacimiento 5 de julio de 1849
Bandera del Reino Unido Embleton, Northumberland
Fallecimiento 15 de abril de 1912, (62 años)
en las inmediaciones del Océano Atlántico
Nacionalidad británico
Ocupación periodista, editor, esperantista
[editar datos en Wikidata ]

William Stead Thomas (Embleton, Northumberland, 5 de julio 1849 - en el Océano Atlántico, 15 de abril 1912) fue un destacado periodista, editor y esperantista británico, pionero del periodismo de investigación, y una de las figuras más controversiales dentro del periodismo británico de la era victoriana.

Su nuevo estilo periodístico ha fijado un camino sensacionalista para la prensa de la actualidad.

Su labor demostró cómo la prensa puede usarse para incidir en la opinión y en las políticas gubernamentales. Su trabajo periodístico cubrió los costados menos gratos para la mirada del ciudadano de la ciudad imperial: maltrato infantil, prostitución, trata de jóvenes y abuso; sus escritos reclamaban, fundamentalmente, un cambio en el sistema de criminalización del vicio.

Biografía[editar]

En 1885, Stead comienza una verdadera cruzada contra la prostitución infantil con la publicación de una serie de cuatro artículos bajo el título "The Maiden Tribute of Modern Babylon" ("El tributo inocente/inicial de la moderna Babilonía"). Para demostrar la verdad de sus revelaciones, arregló la contratación de Eliza Armstrong, una niña de 13 años, hija de un deshollinador, hecho que relata en el artículo "A CHILD OF THIRTEEN BOUGHT FOR £5", publicado, como los demás, en el Pall Mall Gazette.

Su muerte ha sido ampliamente difundida debido a que fue una de las víctimas del hundimiento del famoso transatlántico RMS Titanic, la madrugada del día 15 de abril de 1912. Cabe destacar que también fue un reconocido defensor de la paz mundial y los derechos de la mujer.

Stead fue educado a base de sagradas escrituras. Además, a muy temprana edad, Stead ya era capaz de leer textos en lengua latina tan bien como leía textos en su lengua madre, la lengua inglesa.