Villavieja de Yeltes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Villavieja de Yeltes
municipio de España
Bandera villavieja.png
Bandera
Escudo Villavieja de Yeltes.png
Escudo
Villavieja de Yeltes
Villavieja de Yeltes
Ubicación de Villavieja de Yeltes en España.
Villavieja de Yeltes
Villavieja de Yeltes
Ubicación de Villavieja de Yeltes en la provincia de Salamanca.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Bandera de la provincia de Salamanca.svg Salamanca
• Comarca El Abadengo
• Partido judicial Vitigudino
• Mancomunidad Vitigudino y Yeltes
Ubicación 40°52′01″N 6°28′00″O / 40.866944444444, -6.4666666666667Coordenadas: 40°52′01″N 6°28′00″O / 40.866944444444, -6.4666666666667
• Altitud 741 msnm
(mín.:665, máx.:831)
• Distancia 85 km a Salamanca
Superficie 50,84 km²
Población 912 hab. (2013)
• Densidad 17,94 hab./km²
Gentilicio villaviejense
Código postal 37260
Alcalde (2011) Jorge Rodríguez (PSOE)
Patrona Nuestra Señora de los Caballeros
Sitio web Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes
[editar datos en Wikidata ]

Villavieja de Yeltes es un municipio de la comarca de El Abadengo,[1] en la provincia de Salamanca, Castilla y León, España.

Geografía[editar]

Su altitud es de 741 m sobre el nivel del mar. El término municipal se halla recorrido, en los extremos oriental y septentrional, por el río Yeltes, el cual recibe, a lo largo de su recorrido, las aguas de varios arroyos. El punto más alto del término se localiza en el cerro de La Berzosa con 831 metros.[2]

Situación[editar]

Villavieja de Yeltes se encuentra situada en el noroeste salmantino. Dista 85 km de Salamanca capital.

Se encuentra en la comarca de El Abadengo. Pertenece a las mancomunidades de Vitigudino y Yeltes y al partido judicial de Vitigudino.

Noroeste: Bogajo Norte: Yecla de Yeltes Noreste: Villares de Yeltes
Oeste: Bañobárez Rosa de los vientos.svg Este: Villares de Yeltes
Suroeste: Bañobárez Sur: Sancti-Spíritus Sureste: Retortillo

Historia[editar]

La Historia de Villavieja, como la de tantos otros lugares, se pierde en la noche de los tiempos. De los primeros tiempos de la Prehistoria existen restos materiales que atestiguan el asentamiento en estas tierras en las márgenes del Yeltes; la aparición de bifaces paleolíticos, las hachas encontradas y otros restos dejan en evidencia esas etapas prístinas. Sin embargo, la presencia humana más demostrada está en relación con el período prehistórico de los Metales; especialmente la etapa megalítica, que ya el Padre Morán destacaba por la fuerte presencia de estructuras pétreas en todo el término. De las etapas altomedievales también hay restos, tanto necrópolis como asentamientos bajomedievales que se acreditan a partir de la toponimia (Las Aldehuelas, los Casares, etc) y que responden a los procesos de repoblación llevados a cabo en la zona por los monarcas del Reino de León. Asimismo, la Baja Edad Media está en relación con la Tierra de Ciudad Rodrigo.

Tierra de penillanura de encinas y pastizales, geográficamente Villavieja de Yeltes pertenece a la comarca del Abadengo. Hasta mediados del siglo XIX perteneció en todos los aspectos al denominado Campo de Camaces encuadrado en la Tierra de Ciudad Rodrigo. La reorganización administrativa y judicial llevada a cabo en esa época hizo que pasase a depender de Vitigudino. Esto ha hecho que otros estudiosos consideren que el municipio forma parte de la Tierra de Vitigudino ('La Gudina'). El poeta y sacerdote, natural de la villa, D. Saturnino Galache, en uno de sus poemas, publicado en el libro "Charras" (Ciudad Rodrigo, 1915) escribe, refiriéndose a Villavieja:

Villa charra que llámanla vieja
con ser el más nuevo
de los cortos y humildes lugares
que figuran en el Abadengo

El Abadengo recibe este nombre debido a que esta zona perteneció a la Orden de los Caballeros Templarios, que en estos lugares estaban bajo el mando de un abad. El paso a la Orden del Temple de esta zona se debe a Fernando II de León que le cedió su gestión en el siglo XII aunque formando parte de su reino. Hay personas que opinan que la Patrona de la Villa, Nuestra Señora de los Caballeros, que según la tradición fue encontrada en la dehesa de Santidad a poca distancia del pueblo, sería una antigua imagen perteneciente a esa Orden.

Origen del nombre[editar]

Originalmente fue denominado como Villar de la Vieja tras su repoblación en la Edad Media por los reyes leoneses. Desconociéndose la referencia a "la Vieja", la otra parte de la denominación, "villar", era sinónimo de "pueblo" en lengua leonesa, siendo posteriormente apocopada la denominación Villar de la Vieja a Villarvieja y de ahí al actual Villavieja, al que después se le añadió "de Yeltes" en referencia al río que baña el término municipal.

Demografía[editar]

Según el Padrón municipal de habitantes de 2009 del Instituto Nacional de Estadística de España (INE), cuenta con una población de 939 habitantes, de los cuales 472 son varones y 467 son mujeres. En una superficie de 50,84 km² supone una densidad de población de 19,45 hab./km². Desde el año 2001 se ha producido un continuo descenso en la población, tal y como se ve en la tabla, e incluso invirtiéndose en el último censo la proporción varones/mujeres:


Gráfica de evolución demográfica de Villavieja de Yeltes entre 2000 y 2010
Fuente Instituto Nacional de Estadística de España - Elaboración gráfica por Wikipedia.
Gráfica de evolución demográfica de Villavieja de Yeltes entre 1900 y 2000
Fuente Instituto Nacional de Estadística de España - Elaboración gráfica por Wikipedia.

Economía[editar]

Al parecer una antigua industria tradicional era la fabricación de trillos. La extracción de granito, los curtidos y la fabricación de calzado permitieron evitar durante mucho tiempo la emigración que azotaba los pueblos de la zona, debido a la escasa mano de obra que precisan los latifundios. Las canteras de granito comenzaron a explotarse de manera sistemática desde que en 1883 la llegada del ferrocarril permitió la exportación de la piedra. También había pequeñas fábricas de curtidos y decenas de talleres artesanos de zapateros remendones.

Fiestas[editar]

Las fiestas patronales son los últimos días de agosto, en que se conmemora la festividad de Nuestra Señora de los Caballeros. La localidad vive en plena alegría y euforia con celebraciones religiosas, festejos taurinos, actuaciones musicales y deportivas. Especial relevancia cultural tienen las actuaciones folklóricas, íntimamente relacionadas con la villa, pues Villavieja es uno de los puntales salmantinos de la Charrería, siendo el baile del Cordón una muestra singular y antólogica de nuestra tradición en bailes y danzas charras. Dicho baile puede verse el día 27 de agosto en la plaza mayor de la villa, que es interpretado por jóvenes de la localidad. Donde una gran cantidad de lugareños y forasteros acuden a la plaza a cantar el himno del pueblo. A lo largo del año se desarrollan otro tipo de festividades, y algunas de ellas arrastran las esencias de la tradición, como la de San Sebastián (el 20 de enero), que cuenta con su cofradía, y los hermanos van ataviados a la manera tradicional, con capa y sombrero; los cofrades disfrutan durante ese día de una alegre y festiva jornada con un convite y fiesta durante todo el día.

Himno[editar]

Es una de las muchas composiciones musicales que realizó nuestro inolvidable paisano y "juglar" Juan Ignacio García Barco. Con el paso de los años, para las gentes de Villavieja, se ha ido convirtiendo de manera espontánea y unánime en nuestro 'himno', si no oficial, por lo menos oficioso. (Hubo un intento fallido -¡gracias a Dios!- de crear un himno oficial. Fue en el año 1976. Se estableció un concurso público para elegir la letra del mismo. De la música se encargaría el compositor Miguel Alonso, estrechamente ligado a nuestro pueblo. Desconozco si participó alguien. Mucho me temo que no. Lo cierto del caso es que, afortunadamente, bien sea por la nula o escasa participación o por la indiferencia y/o animadversión con la que fue acogido por el pueblo, se le dio carpetazo a ese asunto).

Resulta particularmente emotivo escuchar 'nuestro himno', el día 27 de agosto en el transcurso de los actos que se realizan en la Plaza Mayor, con el motivo de la Bajada de la Virgen de la ermita a la Iglesia.

Villavieja de mi amor Letra y música: Juan Ignacio GARCÍA BARCO

En las tardes de verano, al toque de la oración, suben las mozas cantando a por agua al Albercón. Y los mozos que, del campo a la Villa, vuelven ya, dejan ir suelto el ganado cuando las oyen cantar.

Villavieja de mi amor, villa charra sin igual, lo digo, de corazón, que no te puedo olvidar; que no te puedo olvidar porque, desde que nací; la Virgen de Caballeros está velando por mí.

De Santidad a esta villa, debe haber como una legua; donde apareció la Virgen muy cerca de una alameda. Que, por unos cazadores, entre piedras fue encontrada, que, a caballo, aquií vinieron allá desde Salamanca.

Villavieja de mi amor...

La perdiz, en primavera, canta y canta en la Berzosa; y, desde casa a la era, cantan los mozos y mozas. Lo mismo que en la Cuaresma cuando las mozas inquietas en espera de sus novios cortan mimbres y violetas.

Villavieja de mi amor .....


Villaviejenses ilustres[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Llorente Maldonado, Antonio (1976). Centro de Estudios Salmantinos, ed. Las comarcas históricas y actuales de la provincia de Salamanca. p. 90. «Bogajo y Villavieja pertenecen al Abadengo, de lo que tenemos pruebas inequívocas, a parte de la tradición, en los poemas de Saturnino de Galache» 
  2. «La Berzosa» (en español). Instituto Geográfico Nacional. ftp://ftp.geodesia.ign.es/Red_Geodesica/Hoja0476/047602.pdf. Consultado el 28 de noviembre de 2011. 

Enlaces externos[editar]