Venirauto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Venirauto Industrias C.A.
Tipo Estatal
Industria Automoción
Fundación 05 de noviembre de 2006
Sede Maracay, Aragua, Flag of Venezuela.svg Venezuela
Ámbito Local
Administración General de Brigada (EJNB) Francisco Antonio Espinoza Guyón (Presidente)
Seyed Masoud Hashemi (Vicepresidente)
Productos Automóvil
Empleados 2.300 (2006)
Sitio web www.venirauto.com.ve
Planta de Venirauto en Maracay

Venirauto Industrias C. A. es una empresa venezolana de fabricación de automóviles, inaugurada en noviembre de 2006 y constituida con capital binacional aportado conjuntamente por Venezuela e Irán. La planta principal de producción está ubicada en la Zona Industrial "San Vicente" en Maracay, Estado Aragua. Concebida para promover la independencia tecnológica de esa nación suramericana, Venirauto estuvo marcada desde sus inicios con un fuerte tinte político debido principalmente a que su establecimiento representaba un hito más en la política antiimperialista al promover un esquema de transferencia tecnológica sin participación de ninguna de las naciones pertenecientes al bloque de países industralizados, y es producto de uno de tantos acuerdos bilaterales firmados por los presidentes Hugo Chávez y Muhammad Jatami, posteriormente ampliados por el gobierno de Mahmud Ahmadineyad.

Venirauto ha lanzado al mercado (hasta comienzos de 2011) únicamente dos modelos de vehículos, el Turpial y el Centauro. Sin embargo en sus planes a mediano plazo figura la producción de una tercera línea, aún por dar a conocer.

Tanto la empresa como sus productos han sido objeto de fuertes y reiteradas críticas por parte del sector que representa la oposición al gobierno de Hugo Chávez; dichos señalamientos van desde detalles técnicos propios del vehículo hasta los detalles de comercialización del mismo. Esto, aunado a retrasos en el cronograma de producción previsto inicialmente, han incidido de manera decisiva en el escaso éxito de mercado: entre los años 2007 y 2010 la marca estuvo totalmente ausente de la opinión pública venezolana, llegando incluso a circular rumores sobre la total desaparición del proyecto. A mediados de 2010 es el propio presidente Hugo Chávez Frías quien se encarga de relanzar el proyecto, anunciando combatir con los sobreprecios en el mercado automovilístico. Paradójicamente, debido a la alta inflación registrada ese año en Venezuela, los vehículos Venirauto aumentaron considerablemente su precio de venta al público.

Los datos de la automotriz venezolana-iraní, contenidos en la memoria y cuenta del Ministerio Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, descubren una pérdida de Bs 33.447.428 durante 2010. "El ejercicio económico financiero terminado al 31 de diciembre de 2010 refleja una pérdida que asciende a la cantidad de Bs 33.447.428", dice el texto.

Si el balance económico de la automotriz fue desfavorable, las cifras de producción tampoco son alentadoras. El año pasado Venirauto ensambló 2.108 unidades y concluyó 1.214, que permanecían en patio desde "años anteriores". Ese total supone 10% "más de la meta planteada" para 2010. Sin embargo, las proyecciones que el Ejecutivo y los directivos de la compañía dieron a la prensa eran más altas. Esa cantidad está por debajo de las dos metas de producción anunciadas por las autoridades para el año pasado. En noviembre de 2009 el ex ministro, Jesse Chacón, prometió ensamblar 16.000 carros para 2010. A mediados del año pasado Manuel Mora, antiguo presidente de Venirauto, bajó la meta a 5.400.


Productos[editar]

Turpial[editar]

El Venirauto Turpial es un sedán cinco puertas, tipo hatchback, con una línea idéntica a la del Saipa 141 diseñado por Saipa, a su vez basado en el Ford Festiva (o Kia Avella) 121. El nombre Turpial rinde homenaje al ave nacional de Venezuela, uno de los símbolos nacionales.

Centauro[editar]

El Venirauto Centauro es un sedán cuatro puertas, basado en el modelo Samand producido por Iran Khodro, que a su vez está construido con la plataforma del Peugeot 405 de primera generación. El nombre Centauro fue escogido para honrar al Ejército Libertador que luchó en la Guerra de Independencia de Venezuela comandado por José Antonio Páez, apodado el Centauro de los Llanos.

Soren[editar]

Venirauto tiene además en sus planes la colocación del modelo conocido en Irán como Samand Soren ELX, cuyo nombre comercial en Venezuela aún no ha sido divulgado, a finales de 2012.

Publicidad[editar]

Venirauto es la continuación natural de otro proyecto anterior, "Venirán", cuyo objeto es similar: producir tractores y maquinaria agrícola de fabricación venezolana y con tecnología iraní. Sin embargo, la precaria y escasa estrategia publicitaria y comunicacional ha sido de lejos el mayor de los inconvenientes que ha afrontado este proyecto iniciado en 2006 e impulsado por una tendencia creciente en el precio del petróleo y el consiguiente aumento en el flujo de divisas hacia Venezuela, cuya consecuencia inmediata fue un serio problema de desabastecimiento en el mercado automovilístico.

Aunque el programa recibió aceptación por buena parte de la población simpatizante con el oficialismo, recibió severas críticas de la oposición, centradas sobre todo en el polémico estrechamiento de vínculos comerciales y tecnológicos con Irán y su potencial repercusión en las relaciones internacionales de Venezuela. Otros comentarios alegaban una supuesta insuficiente experiencia técnica del país para poder fabricar vehículos o gerenciar empresas de tal complejidad, toda vez que los proyectos de transferencia tecnológica acordados por el gobierno del presidente Chávez abarcan otras diversas áreas, como el teléfono celular de fabricación venezolana con tecnología china (llamado coloquialmente Vergatario), entre otros.

Véase también[editar]