Teísmo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El teísmo (del griego θεóς, theós, «Dios») se entiende generalmente como la creencia en deidades, o la creencia en un creador del universo que está comprometido con su mantenimiento y gobierno (cosmogonía).

Descripción[editar]

La palabra se originó en la Grecia antigua con el significado de la creencia en los dioses tradicionales del Olimpo.

Según el primer significado, existen cuatro opiniones principales sobre el papel que juega el dios en el mundo en este contexto:

  • Deísmo: uno o más dioses han creado el universo pero no interactúan o interfieren sobrenaturalmente o directamente con él, o incluso de ninguna forma; énfasis en la trascendencia de los dioses. Dentro de ésta podemos hablar también del:
    • Pandeísmo: Uno o más dioses ha creado al universo pero no interactúan con él porque el universo y Dios son lo mismo; énfasis en la inmanencia de dioses.
  • Teísmo propio (segunda definición): los dioses son inmanentes en el universo, pero lo trascienden. Dentro del teísmo propio, se puede distinguir entre:
    • Monoteísmo: sólo existe un dios.
    • Henoteísmo o monolatría: existen varios dioses, pero sólo se adora a uno de ellos.
    • Katenoteísmo: Existencia de múltiples dioses, pero sólo se debe adorar un dios a la vez.
    • Politeísmo: existen varios dioses.
    • Universalismo: Asentimiento de todas las religiones.
  • No-teísmo: no existen los dioses, pero se cree en ciertas entidades divinas y en diversos conceptos espirituales.
  • Panteísmo: el universo y dios son uno solo, afirma que "Todo lo que existe es Dios y Dios es todo lo que existe". Énfasis en la inmanencia de dios. Dentro de ésta podemos hablar también del:
    • Panenteísmo: el universo está contenido en dios, pero éste a su vez es más grande que el universo. Énfasis en la trascendencia de dios.

Según benevolencia divina[editar]

Finalmente, se puede hacer una distinción en cuanto a la benevolencia de los dioses:

  • Teofilia: los dioses son benevolentes y merecen devoción.
  • Malteísmo: la evidencia contradice la noción de que los dioses sean benevolentes, así que no son merecedores de devoción.

Categorización[editar]

La siguiente tabla es un intento de categorizar algunas de las posiciones:

Cree que existe al menos un dios Cree que los dioses no existen No cree que los dioses existan Cree que los dioses son irrelevantes
Teísta Ateísmo fuerte Ateísmo débil Apateísmo
Cree que se puede probar su existencia, pero actualmente no se conoce ninguna prueba Teísta // Agnosticismo débil Ateísmo fuerte // Agnosticismo débil Ateísmo débil // Agnosticismo débil Apateísmo // Agnosticismo débil
Cree que no se puede probar su existencia Teísta // Agnosticismo fuerte Ateísmo fuerte // Agnosticismo fuerte Ateísmo débil // Agnosticismo fuerte Apateísmo // Agnosticismo fuerte
Cree que las pruebas de su existencia son irrelevantes Apateísmo // Teísta Apateísmo // Ateísmo fuerte Apateísmo // Ateísmo débil Apateísmo // Posiblemente Ateísmo débil

Algunas de las posiciones en esta tabla pueden parecer contradictorias, o como poco sin fundamento, pero en lo que concierne al teísmo muchos confían en la fe y pueden tener creencias fuertes hacia cosas que no creen que hayan sido demostradas o se puedan demostrar rigurosamente.

Véase también[editar]