Silo (ciudad bíblica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Silo
Entidad subnacional de Cisjordania
Silo
Silo
Localización de Silo en Israel
Coordenadas: 32°03′21″N 35°17′22″E / 32.05570278, 35.28953611


Coordenadas: 32°03′21″N 35°17′22″E / 32.05570278, 35.28953611

Silo (en hebreo Shilo שִׁלֹ֑ו o Shiloh שילה) fue la primera capital del reino de Israel, durante 369 años. Asignada a la tribu de Efraín, se encontraba en el sur de la actual Cisjordania durante el período comprendido entre el asentamiento de las tribus en la tierra de Canaán y el establecimiento del reino de Israel. Durante este periodo fue su centro religioso.

Toda la congregación de los hijos de Israel se reunió en Silo, y erigieron allí el tabernáculo de reunión, después que la tierra les fue sometida. Pero habían quedado de los hijos de Israel siete tribus a las cuales aún no habían repartido su posesión. Y Josué dijo a los hijos de Israel: ¿Hasta cuándo seréis negligentes para venir a poseer la tierra que os ha dado Jehová el Dios de vuestros padres?

Josué 18:1-3.

De acuerdo a los hallazgos arqueológicos, Silo fue destruido antes de que el rey Saúl fuera establecido como el primer rey de Israel, su destrucción fue permitida por Dios debido a la maldad del pueblo (Jeremías 7:12). Existe la hipótesis de que el fracaso de las tribus de Israel para defender su capital fue la causa principal para que el pueblo solicitará el establecimiento de un gobierno de tipo monárquico (como el que tenían los pueblos vecinos), el cual finalmente sustituyó a la forma de gobierno que se describe en el Libro de los Jueces en la cual habían líderes que defendían el pueblo durante varios periodos. La solicitud del pueblo de tener un rey humano era una afrenta contra Dios, pues él mismo era su rey.

Toponimia[editar]

Este nombre ha sido enigmático en cuanto a su significado pero la respuesta más concreta deriva de la versión aramea de este pasaje, el Targum de Onqlós, que señala que es derivada de Moshlóh, משלה, es decir, Moshlo מושלו, en ortografía plena, cuyo significado es «su gobernador» o «su compositor de parábolas» (cf. Miqueas 5:2). La versión Septuaginta opinó que se trataba de Sheló, שלו "lo que es de él" "al que le pertenece" y por eso tradujo: apokîmena, αποκειμενα. Finalmente los eruditos judíos, han visto en este nombre una alusión a Moisés, cuyo valor numérico en hebreo, esto es 345, es exactamente el mismo que el de Shiloh, pero esta alusión no es literal o no quiere decir que sea Moisés, por cuanto éste era de la tribu de Levi, y la bendición es para Judá. Otros han visto una gran alusión al Mesías, porque la expresión "vendrá Shiloh", yavó' Shilóh (יבא שילה) equivale numéricamente a la palabra Mashíaj, משיח, esto es, 358. Es posible establecer una relación adicional en el sentido de que Mashíaj, y Najash, נחש (serpiente), también son equivalentes (ambas valen 358) cuando Jesús habló con Nicodemo en Juan 3:14 "Y como Moisés levantó la serpiente (Najash), en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado", una relación entre Mashíaj, Shiloh y Najash.

Geografía[editar]

Los restos de la ciudad están situados en el sur de Samaria, al oeste del asentamiento de Silo y el valle de Silo, al norte del Río Silo.

La Biblia relata su ubicación en Jueces 21:19: "Y dijeron: He aquí cada año hay fiesta de Jehová en Silo, que está al norte de Betel, y al lado oriental del camino que sube de Betel a Siquem, y al sur de Lebona".

El peregrino Teodosio del siglo VI[1] sitúo a Silo erróneamente, a medio camino entre Jerusalén y Emaús. La identificación errónea se prolongó durante siglos, pues en el mapa como el de Florencia de 1300, se sitúa a Silo en Nebi Samuil donde se encontró la tumba de Samuel.[2] El mapa mosaico de Madaba también localiza erróneamente a Silo al este de Siquem, omitiendo la imagen de la iglesia.

Luego de varios intentos por establecer la ubicación de la ciudad, Edward Robinson, el padre de la geografía bíblica, presentó una hoja de ruta para la identificación exacta de Silo en 1838.

Historia[editar]

Establecimiento de la tienda sobre el tabernáculo como en Éxodo 40:17-19

El sitio es mencionado por primera en Génesis 49:10 vez con la bendición de Jacob a Judá: «No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Silo; y a él se congregarán los pueblos».

En el libro de Josué, se puede ver que la ciudad pertenece a la tribu de Efraín, y que en este lugar ocurre el levantamiento del tabernáculo Josué 18:1 y la repartición de tierras para las tribus de Israel (Josué 18:8-10).

En el primer libro de Samuel muestra a Silo como un lugar religioso, en el libro se relata que Elcana cada año iba a Silo para adorar y ofrecer sacrificios a Dios junto con sus esposas e hijos, (1Samuel 1:3) y Ana que era la esposa estéril, fue a orar prometiendo que si Dios le concedía un hijo, ella lo dedicaría para su servicio, de esta manera fue respondida su súplica, así que Ana dejó en Silo a su hijo Samuel para que estuviera al servicio de Dios (1Samuel 1:24). Samuel creció y fue llamado por Dios para ser su profeta, entonces Dios le manifestaba su palabra en Silo (1Samuel 3:21).

Tiempo después los israelitas estaban en batalla contra los filisteos, quienes los vencieron, entonces los israelitas hicieron que desde Silo fuera traída arca del pacto de Jehová para que los salvara de la mano de sus enemigos, pero el pueblo fue vencido nuevamente y el arca capturada por los filisteos.

El sacerdote Elí estaba en Silo cuando el mensajero le notificó la muerte de sus hijos, y luego al informarle que el Arca había sido capturada, Elí cayó y murió (1Samuel 4:13-18).

Cuando los filisteos ganaron la batalla, un grupo de filisteos llevó el arca a su territorio mientras que otro grupo aparentemente marchó contra Silo y destruyó el santuario. Al parecer el Tabernáculo fue removido de Silo y fue llevado a Gabaón, antes de la llegada de los filisteos, donde se mantuvo hasta el tiempo del rey Salomón. El arca retornó pronto a Israel pero nunca más volvió a Silo, finalmente el rey David trasladó el arca hasta Jerusalén (1Reyes 8:4).

Tiempo después, luego de los reinados de Saúl, y David, cuando finalizaba el reinado de Salomón, el profeta Ahías silonita fue enviado a Jeroboam para anunciarle que gobernaría sobre 10 de las 12 tribus, profetizando la división del reino de Israel por el pecado de Salomón.

Cuando Jeroboam era rey envío disfrazada a su mujer hasta Silo para consultarle al profeta Ahías sobre su hijo que estaba enfermo.

La destrucción de Silo[editar]

Después de la caída del Arca de la Alianza en cautiverio, algunos especulan que la destrucción de Silo se llevó a cabo.

La destrucción de Silo se menciona en fuentes posteriores, el profeta Jeremías lleva palabras de Dios en las que les recuerda lo que Dios hizo en Silo, refiriéndose a la destrucción de la ciudad (Jeremías 7:12-14).

En el libro de los Salmos, se hace un recuento de la historia del pueblo de Israel, mencionando que a pesar de que Dios los llevó a la tierra prometida el pueblo fue rebelde y produjo la ira de Dios al establecer los altos y estatuas, entonces Jehová abandonó por tanto el tabernáculo de Silo (Salmos 78:60), para tiempo después escoger a Sion como el lugar de su morada, escogiendo a Judá en vez de Efraín (Salmos 78:67-68).

De la Edad Media a la actualidad[editar]

Sinagoga de la aldea de Silo, réplica del antiguo Tabernáculo

Desde el periodo del Primer Templo de Israel hasta la Edad Media hubo una peregrinación a Silo. Inicialmente, de judíos, luego de cristianos.

Jerónimo de Estridón en una carta a Paula y Eustochius, entre 392 y 393, después de una descripción de lugares bíblicos, escribió: "Con Cristo a nuestro lado vamos a pasar a través de Silo y Betel, y por medio de otros lugares donde las iglesias se han construido como estandartes de victorias del Señor". Él mismo describe dos veces el altar de los judíos como "derrocado";[3] tomando sus palabras literalmente, algunos estudiosos han sostenido que Silo estaba deshabitada en este momento. Pero parece que Jerónimo no hablaba de desolación sino que deseaba mostrar el resultado de la "victoria" del cristianismo, es decir, del Nuevo Testamento sobre el Antiguo.

Durante el periodo bizantino de la ciudad fueron construidos dos templos: la Basílica y la Iglesia de los peregrinos.

En el año 638 los musulmanes conquistaron Palestina y empezaron transformar poco a poco al país, las poblaciones islámicas crecieron en cada lugar, así también ocurrió en Silo. La época árabe de los musulmanes causó grandes daños a las estructuras que estaban en el lugar. Los cristianos, entonces, dejaron de visitar el lugar que fue olvidado hasta tiempos recientes.

Actualmente es posible encontrar cerca a los restos algunas placas de piedra escritas en hebreo e inglés donde se describen algunos puntos de la antigua Silo.

Adyacente a los restos de Silo, conocido como Montículo Silo, se encuentra una aldea que también se llama Silo, se trata de un área sobre una colina con más de 2000 habitantes que contiene instituciones educativas, un centro religioso-militar, clínicas médicas y dentales, tienda de comestibles, campos deportivos, una piscina, y varias sinagogas, siendo la principal un modelo a escala del antiguo Tabernáculo.

Vestigios actuales[editar]

Área donde estaba la puerta principal de Silo

Hallazgos arqueológicos indican que la presencia de judíos continuó en Silo hasta el año 722 A.C. cuando el reino de Israel fue derrotado por Asiria.[4]

A finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, varias expediciones arqueológicas que visitaron la ciudad comenzaron la excavación en el sitio. Hoy este lugar es un centro de investigadores arqueológicos, y de visitas guiadas.

Las primeras excavaciones arqueológicas fueron realizadas entre 1922 y 1932 por una expedición danesa. Los hallazgos fueron ubicados en el Museo Nacional de Copenague.

Las excavaciones realizadas por arqueólogos daneses en 1926 y 1929 han demostrado que el lugar fue habitado también en los períodos helenísticos, romanos, bizantinos y árabes.

La investigación realizada entre 1926 y 1931 por la delegación de arqueólogos daneses se detuvo por que la cabeza del equipo murió de disentería.

Cuando comenzaron las excavaciones, todo lo que se conocía era una mezquita musulmana llamada Yetaim Weli, al norte, con su techo intacto, y cuya estructura utiliza columnas y capiteles antiguos tomados de edificios en ruinas y otros restos, entre ellos dos pequeños pilares de una iglesia que adornan los lados. Hoy en día la mezquita se encuentra en el mismo estado, con sus paredes muy bien conservadas.

Al sur de Silo había una edificación a los pies de la colina, fue construida probablemente entre los siglos IX y X, con piezas de los templos bizantinos, era una mezquita con paredes escarpadas y un dintel tallado colocado sobre la puerta decorado con un ánfora central flanqueado por coronas de flores. Se cree que la sinagoga fue utilizada como base de la estructura de la mezquita por el número de símbolos judíos que se encuentran ésta, según el hallazgo de Ishtori Haparchi, el autor del primer libro de geografía de la tierra de Israel. Los sondeos realizados después de 1967 han revelado una hermosa habitación hacia el oeste, construida con piedras labradas y dos veces cubiertas con cal blanca, con un nicho orientado al sur, es decir, hacia Jerusalén. Fustes de columnas y capiteles clásicos también han sido desenterrados. Estos elementos pertenecen a una antigua sinagoga. En 1967, el dintel de la puerta norte fue removido. Uno de los pilares de una iglesia o una sinagoga está encerrado por la pared sobre la puerta o ventana del costado occidental.

En 1980-1981 fueron organizadas cuatro temporadas de excavación dirigidas por el arqueólogo de la Universidad Bar Ilán y Co-Director del Proyecto de Investigaciones Europeo "Reconstruyendo el Antiguo Israel", Yisrael Finkelstein, la investigación permitió encontrar muchos hallazgos, incluyendo monedas, frascos de almacenamiento y otros artefactos, la mayoría de estos se encuentran actualmente en la Universidad Bar Ilán.

Entre 1981 y 1984 Finkelstein realizó un trabajo establecido en ocho capas, que van desde el periodo Bronce Medio II-bizantino. Del la etapa del Bronce Medio III se halló una enorme pared con una explanada amplia (con una pared de soporte). En la etapa de Hierro I, correspondiente al periodo en el que era ocupada por el pueblo de Israel, se encontró una construcción de dos pisos cerca de la cima de la colina, esta es la edificación más antigua atribuida a los israelitas. En su interior se hallaron cántaros con reborde bajo el cuello y algunos elementos de culto. A partir de esta época fueron descubiertos más de 20 silos incluido uno con trigo carbonizado. La capa de destrucción evidente puede haberse producido a raíz de la victoria de los filisteos en Eben-Ezer. Uno de los hallazgos más interesantes fue el de un montón de barro afuera de la muralla de la ciudad antes de la llegada del asentamiento israelita. Esta pila de alfarería era el remanente de una serie de sacrificios de animales, que fueron lanzados sobre la pared tras la finalización del ritual y luego enterrados. Este hallazgo apunta a una condición sagrada de Silo durante el período cananeo. En la parte superior de la colina, donde Finkelstein supone que estaba el tabernáculo, se encuentra un área de lecho rocoso que no ofrece pistas sobre el culto israelita.

En 1981-1982, Zeev Yeivin y Yoel Bin-Nun excavaron el área donde se presume que se encontraba el Tabernáculo y encontraron cerámicas y figuras egipcias.[5]

Durante agosto y septiembre de 2006 el Equipo Arqueológico Oficial para Judea y Samaria en la Unidad Civil de Administración de Antigüedades de Israel, realizó excavaciones arqueológicas alrededor de Silo y descubrió el piso mosaico de una iglesia bizantina de gran tamaño que probablemente se construyó entre los años 380 y 420.

Además de los pisos mosaico, entre 2006 y 2007 fueron encontradas sur de Silo varias inscripciones griegas, una de éstas se refiere al sitio como la "aldea de Silo".

En 2010, se realizaron nuevas excavaciones con el propósito de encontrar las más antiguas muestras de civilización posibles, de esta manera fueron halladas porciones de muros cananeos de hace 3700 años, también fue encontrada una moneda romana del periodo de la Segunda Guerra Judeo-Romana.[6]

En el lugar actual hay placas de piedra que describen el muro cananeo encontrado: el área de Silo dentro de los muros durante el periodo de los patriarcas medía 17.000 metros cuadrados, en el muro había un ángulo que indicaba una torre o cambio en la dirección de la construcción.

En la base de los asentamientos de Silo, se presentan restos de la antigua Silo, y varios edificios de diferentes periodos: mosaicos y atractivos, dos templos, una antigua mezquita en antiguos restos de casas y una sinagoga y un sitio donde se cree que estaba ubicado el Tabernáculo.

Según los investigadores, en la extensión de la meseta norte de la colina estaba, con toda probabilidad, el tabernáculo en el período del asentamiento israelita y los jueces. Éste fue construido con paredes de piedra y su techo estaba cubierto con pieles.

Se han descubierto tres basílicas bizantinas[7] La basílica que relató H. Kjaer en 1920 tiene 3 naves, 12 bases y 2 hermosos capiteles corintios de 62 cm de altura y entre 72 y 61 cm de ancho los cuales se conservan. Su aspecto recuerda el estilo del siglo IV, con hojas separadas y una hoja lisa en la esquina.

Una estructura descubierta recientemente se encuentra bajo la Yetaim Weli. Parece que al haber sufrido problemas de drenaje de agua en su parte occidental a pesar de la instalación de tuberías y canales, se procedió a aumentar el nivel del templo y se colocó un nuevo piso mosaico. El piso antiguo que era el original fue revelado. Contiene un mosaico con diseños geométricos, diseños con flores, una cruz, y tres inscripciones escritas en griego entre los que se encuentran un saludo a los habitantes de Silo, y un deseo general de buenas nuevas.

En julio del 2013 Un grupo de arqueólogos israelíes aseguran haber encontrado los restos del tabernáculo descrito en la Biblia en lugar de la antigua ciudad [8]

Referencias[editar]

  1. (cap. 4, CCSL 175, 116)
  2. (Röhricht, ZDPV 14 [1991], 8-11)
  3. (Ep. 108,13, PL 22, 888; En Sophoniam I, 15/16, CCSL 76A, 673)
  4. Silo, la capital de Israel durante 400 años, siendo descubierta
  5. Jewish Virtual Library Tel Shilo article
  6. Arutz Sheva, July 28, 2010
  7. Selo, where the ark stayed.
  8. [1] Grupo de arqueólogos afirman haber encontrado el Tabernáculo de Silo

A visit to Shiloh