Selva de tierras bajas de Santo Tomé, Príncipe y Annobón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Selva de tierras bajas de Santo Tomé,
Príncipe y Annobón
Sao tome forest.jpg
Ecozona: Afrotropical
Bioma: Selva lluviosa
Extensión: 981 km2
Estado de
conservación:
Vulnerable
Países Flag of Sao Tome and Principe.svg Santo Tomé y Príncipe
Flag of Equatorial Guinea.svg Guinea Ecuatorial
EcorregionesWWF

Golf von Guinea.jpg
Mapa de Selva de tierras bajas de Santo Tomé,
Príncipe y Annobón

[editar datos en Wikidata]

La selva de tierras bajas de Santo Tomé, Principe y Annobón es una ecorregión de la ecozona afrotropical, definida por WWF, que cubre las islas de Santo Tomé y Príncipe, así como la de Annobón, perteneciente a Guinea Ecuatorial.

Forma, junto con las ecorregiones de selva costera del Cross-Sanaga y Bioko y selva costera ecuatorial atlántica, la región denominada selva costera del Congo, incluida en la lista Global 200.

Descripción[editar]

Es una ecorregión de selva lluviosa que ocupa una extensión de 981 kilómetros cuadrados. Se trata de tres islas volcánicas que forman parte de la dorsal del Camerún, que abarca, además de estas islas, Bioko y la cordillera de Camerún. Son islas montañosas; Santo Tomé alcanza una altitud de 2024 msnm, Principe, 948 msnm y Annobón, 695 msnm.

Flora[editar]

La vegetación natural de estas islas consistía en selva húmeda de tierras bajas, que se hacía más seca en las zonas menos expuestas a los vientos dominantes. En las cumbres hay selva montana, con plantas típicas de la flora afromontana, como la conífera podocarpácea Afrocarpus mannii de las alturas de Santo Tomé.

Fauna[editar]

Endemismos[editar]

Entre las plantas, hay 95 especies y un género endémicos en Santo Tomé, 37 especies endémicas en Príncipe, y 20 en Annobón. Sólo 16 de las plantas endémicas de la ecorregión se encuentran en varias islas. Destacan las rubiáceas, las euforbiáceas y las orquídeas, además de las begonias, entre las que se encuentran algunos ejemplos de gigantismo insular, como Begonia crateris y Begonia baccata

Las aves endémicas son numerosas:

Entre los escasos mamíferos indígenas hay tres especies endémicas: la musaraña de Santo Tomé (Crocidura thomensis) y dos murciélagos, Myonycteris brachycephala, el único mamífero con fórmula dental asimétrica, y Chaerephon tomensis, descubierto a finales del siglo XX.

De las 24 especies de reptiles presentes, sólo 6 no son endémicas, y es posible que hayan sido introducidas por el hombre.

Hay un gran número de endemismos en varios grupos de invertebrados, como los lepidópteros y los gasterópodos terrestres.

Estado de conservación[editar]

Vulnerable. Muchas de las especies endémicas están amenazadas de extinción debido a sus pequeñas poblaciones y a la introducción de especies foráneas.

La principal amenaza es la agricultura. Se estima que sólo quedan 240 km2 de selva primaria en Santo Tomé, y 40 km2 en Príncipe, aunque en grandes áreas se está regenerando selva secundaria.

Protección[editar]

En Santo Tomé y Príncipe se encuentra el Parque Nacional de Ôbo. La isla de Annobón está protegida en su totalidad.

Enlaces externos[editar]