Robert Bunsen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Robert Wilhelm Bunsen
Robert Bunsen.jpg
Robert Bunsen
Nacimiento 31 de marzo de 1811 -
Gotinga, Reino de Westfalia, Confederación del Rin
Fallecimiento 16 de agosto de 1899
Heidelberg, Gran Ducado de Baden, Imperio alemán
Residencia Alemania
Nacionalidad Alemán
Campo Química y Física
Instituciones Universidad de Kassel
Universidad de Marburgo
Universidad de Heidelberg
Universidad de Breslavia
Alma máter Universidad de Gotinga
Supervisor doctoral Friedrich Stromeyer
Estudiantes
destacados

Adolf von Baeyer
Fritz Haber
Philipp Lenard
Georg Ludwig Carius
Hermann Kolbe
Adolf Lieben
Carl Friedrich Wilhelm Ludwig
Viktor Meyer
Friedrich Konrad Beilstein
Henry Enfield Roscoe
Carl Setterberg
John Tyndall
Edward Frankland
Dmitri Mendeleev
Thomas Edward Thorpe

Francis Robert Japp
Premios
destacados
Medalla Copley - 1860 Medalla Davy (1877)

Robert Wilhelm Bunsen (Gotinga, Reino de Westfalia, Confederación del Rin, 31 de marzo de 1811 - Heidelberg, Gran Ducado de Baden, Imperio alemán, 16 de agosto de 1899) fue un químico alemán. Investigó la interacción entre la materia y la energía radiada. Descubrió el cesio (1860) y el rubidio (1861) conjuntamente con Gustav Kirchhoff por métodos espectroscópicos aunque el cesio metálico libre sólo pudo ser aislado 20 años más tarde por Carl Setterberg. Bunsen desarrolló varios métodos de análisis de gases, fue pionero de la fotoquímica, y de los primeros en trabajar en el campo de la química organoarsénica (compuestos que contienen un enlace químico entre el arsénico y el carbono).

Con su asistente de laboratorio, Peter Desaga, desarrolló el mechero Bunsen, una mejora en los quemadores de laboratorio entonces en uso. El Premio de Bunsen -Kirchhoff para la espectroscopia fue creado en honor a los dos científicos.Fue inventor del famoso Mechero Bunsen.

Biografía y vida profesional[editar]

Robert Wilhelm Bunsen nació en Gotinga. Fue el menor de los cuatro hijos del bibliotecario jefe de la Universidad de Göttingen y profesor de filología moderna, Christian Bunsen (1770-1837). Es ahí, en Göttingen dónde estudia y obtiene el doctorado en química.

A partir de 1830, viaja mucho entre París, Viena y de numerosas universidades alemanas, estableciendo contacto con los más grandes químicos de su tiempo, tales como Friedlieb Ferdinand Runge, Justus von Liebig y Alexander Mitscherlich. En 1834, obtiene un puesto de profesor en Göttingen, dónde estudia las sales metálicas, lo que le da la ocasión de su primer descubrimiento: el óxido de hierro hidratado, el cual resulta ser un antídoto aún utilizado contra el envenenamiento por arsénico.

En 1836, sucede a Friedrich Wöhler como profesor de química en la Escuela Politécnica de Kassel, pero deja el puesto dos años más tarde para ir a trabajar en la Philipps-Universität de Marbourg (entre Fráncfort y Kassel). Ahí estudia en profundidad los derivados del cacodil (CH3)2-As-As-(CH3)2, compuestos organometálicos muy inflamables, de olor desagradable semejante al del ajo, y venenosos. Uno de sus experimentos termina con una fuerte explosión que le ocasiona la pérdida de un ojo.

Bunsen se interesa por los altos hornos, y procura optimizar su rendimiento por reciclaje de los gases y valorización de subproductos.

En 1841, perfecciona la pila de Grove reemplazando el electrodo de platino por un electrodo de carbono. Esta pila que lleva su nombre será perfeccionada de nuevo por Georges Leclanché.

En 1852, después de una estancia breve en Breslau, sucede a Leopold Gmelin en la cátedra de química de la Universidad de Heidelberg, cargo que ocupará toda su vida. Ahí, se concentra en el mejoramiento de las pilas, lo que le permite preparar por electrólisis varios metales: aluminio, bario, calcio, cromo, litio, magnesio, manganeso, sodio.

Inventa y pone a punto un calorímetro de hielo con cual puede determinar el calor específico de estos metales y por ende su masa atómica.

En el momento de la erupción del Monte Hekla, efectúa un viaje a Islandia, el cual es financiado por el gobierno danés del que dependía Islandia en la época. Realiza un análisis del funcionamiento de los géiseres y fabrica un modelo en su laboratorio con el fin de convencer a sus contemporáneos, que creían que su agua venía del centro de la Tierra.

Trabajos en espectroscopia[editar]

A partir de 1860, trabaja en la espectroscopia con Gustav Kirchhoff, que introdujo la utilización del prisma para mostrar el espectro, y participa en la puesta a punto de lo que nombramos hoy el mechero Bunsen, como una mejora del quemador desarrollado por Michael Faraday. Identifican así el cesio y el rubidio. Tras numerosos intentos, no consigue aislar el cesio el cual sería obtenido por electrolisis de sales fundidas por Carl Setterberg,[1] en 1862.[2] Su paso por la espectroscopia abre vía libre al descubrimiento de otros cinco elementos: el talio, el indio, el galio, el escandio y el germanio. Por fin, el helio es descubierto en el espectro del Sol por Jules Janssen y Joseph Norman Lockyer en 1868.

Se retira en 1889 y muere diez años más tarde en Heidelberg.

Referencias[editar]

  1. An account of the progress in Chemistry in 1862. En: Chemistry articles: pamphlet volume. Henry Carrington Bolton. Universidad de Gotinga.
  2. Weeks, Mary Elvira (1932). «The discovery of the elements. XIII. Some spectroscopic discoveries». Journal of Chemical Education 9 (8):  pp. 1413–1434. doi:10.1021/ed009p1413. Bibcode1932JChEd...9.1413W. 

Enlaces externos[editar]