Philippe Petit

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Febrero de 2009: Philippe Petit a los 59 años

Philippe Petit (Nemours, Sena y Marne, Francia; 13 de agosto de 1949) es un funámbulo francés famoso por su paseo en una cuerda floja entre las Torres Gemelas de Nueva York el 7 de agosto de 1974.[1] Para lograr esta hazaña, utilizó un cable de unos 200 kilogramos de peso y un contrapeso personalizado de 8 metros de largo y 25 kilogramos de peso.

Equilibrista, mimo, monociclista y mago, Petit fue también uno de los primeros juglares callejeros modernos de París, comenzando su carrera en 1968. A principios de la década de 1970 actuó como juglar y funambulista en el Washington Square Park, Nueva York. Otras estructuras famosas que usó para realizar equilibrismo son la Catedral de Notre Dame (París), el puente del puerto de Sídney, el Louisiana Superdome, el Hennepin County Government Center y el espacio que va desde el Palais de Chaillot y la Torre Eiffel. La película documental Man on Wire dirigida por el inglés James Marsh, acerca de la actuación de Petit en el WTC, ganó los premios del público y jurado en el Festival de Sundance de 2008. La película fue además galardonada en el Festival de documentales Full Frame en Durham (Carolina del Norte), Estados Unidos, logrando también el Óscar al mejor documental.

El paseo por el World Trade Center de 1974[editar]

Planificación[editar]

Petit tuvo la idea de realizar su paseo mientras se encontraba en la consulta de su dentista en París en 1968. Allí, en la sala de espera, tomo una revista y encontró un artículo sobre el World Trade Center, por aquel entonces no construido, junto con una ilustración de su modelo. A partir de entonces se obsesionó con las torres, coleccionando artículos de prensa sobre ellas cuando le era posible. Petit también viajó a Nueva York varias veces para hacer observaciones de primera mano. Dado que las torres aún estaban en construcción, Philippe y un fotógrafo neoyorquino utilizaron un helicóptero para realizar fotografías aéreas del WTC.[2]

Usando sus propias observaciones y fotografías, Petit fue capaz de fabricar un modelo a escala de las torres que le ayudó a hacerse una idea de los aparejos necesarios para preparar la caminata. Para poder acceder a las torres, falsificó tarjetas de identificación tanto para él como para sus colaboradores (afirmando que eran contratistas que estaban instalando una valla electrificada en la azotea). Antes, Petit ya se había colado varias veces en la construcción de las torres, ocultándose en la azotea y otras áreas, para ver qué tipo de medidas de seguridad tenían en el lugar.

Para facilitar el acceso a los edificios, Petit observó cuidadosamente las ropas de los trabajadores y las herramientas que llevaban, así como los trajes de los hombres de negocios, para poder mezclarse con ellos al intentar entrar. Tomó también nota de los horarios de los obreros, para determinar cuando podría tener acceso a la azotea. Llegó incluso a afirmar que estuvo con una revista de arquitectura francesa solicitando entrevistar a los obreros en la azotea. La autoridad portuaria permitió a Petit llevar a cabo las entrevistas, pero la verdadera razón por la que quería subir era para poder realizar más observaciones. En una de las ocasiones fue detenido por un policía, haciéndole perder esperanzas en poder realizar el número de funambulismo, pero con el tiempo recuperó la confianza para seguir adelante.

Petit y su grupo pudieron subir en un montacargas hasta el piso 104, llevando con ellos el equipo necesario el día antes del paseo, y fueron capaces de almacenarlo a tan solo diecinueve escalones de la azotea. Para poder pasar el cable a través del vacío decidieron usar un arco y una flecha; primero dispararon un sedal, para posteriormente disparar cuerdas cada vez más largas cruzando el espacio entre las torres hasta que fueron capaces de pasar el cable de acero de 200 kilogramos. Usaron vientos para estabilizar el cable y reducir al máximo su balanceo.[2] Por primera vez en la historia de las torres gemelas, estas fueron unidas. El 'crimen artístico del siglo' llevó seis años de planificación, durante los cuales Petit aprendió todo lo que pudo sobre los edificios, teniendo en cuenta problemas tales como el balanceo de las torres a causa del viento y como llevar el cable de acero a través de la brecha de 60 metros entre ellas (a una altura de 417 metros).

El paseo[editar]

El 7 de agosto de 1974, poco después de las 7:15 de la mañana, Petit partió de la torre sur sobre su cable de acero. Con 24 años de edad, cruzó ocho veces entre las torres casi terminadas, a más de 400 metros sobre las aceras de Manhattan, en un evento que duró unos 45 minutos. Durante ese tiempo, además de caminar, se sentó sobre el cable, hizo una reverencia y, mientras se encotraba en el cable, habló a una gaviota que volaba sobre su cabeza.

El sargento Charles Daniels, del departamento de policía de la autoridad portuaria y que fue enviado para hacer descender a Petit, contó posteriormente su experiencia:

Observé al 'bailarín' —porque no podías llamarlo 'paseante'— aproximadamente a medio camino entre las dos torres. Y cuando nos vio, sonrió y comenzó a reír, iniciando una danza sobre el cable... y cuando llegó al edificio le pedimos que bajara de la cuerda, pero en lugar de eso se dio la vuelta y corrió de nuevo a la mitad... se balanceaba arriba y abajo. Sus pies realmente perdían contacto con el cable y volvían a colocarse de nuevo sobre éste... realmente increíble ... Todos estábamos hechizados viéndolo.[3]

Petit fue advertido por su amigo en la torre sur que un helicóptero de la policía vendría a sacarlo del cable. Había comenzado a llover y Petit pensó que ya había corrido suficientes riesgos, por lo que decidió entregarse a la policía que lo esperaba en la torre sur. Fue arrestado justo al bajar del cable. La policía, provocada por sus mofas mientras se encontraba sobre el cable, lo esposó y tiró por unas escaleras; algo que posteriormente describiría como la parte más arriesgada de la acrobacia.[4]

Su audaz actuación provocó titulares en todo el mundo. Al ser preguntado por el motivo de la acrobacia, Petit diría «Cuando veo tres naranjas, hago malabares; cuando veo dos torres, las cruzo.»

Consecuencias[editar]

La inmensa repercusión mediática y admiración pública del número tuvo como resultado la retirada de todos los cargos que se le habían imputado. La corte, sin embargo, «sentenció» a Petit a realizar un espectáculo para los niños de Nueva York, que transformó en un nuevo ejercicio de funambulismo, esta vez en Central Park, sobre el lago Belvedere (actualmente Turtle Pond.) Petit fue también obsequiado con un pase vitalicio para la plataforma de observación de las torres gemelas, otorgado por la autoridad portuaria de Nueva York y Nueva Jersey. Su firma se encontraba en una viga de acero próxima al punto donde comenzó su paseo.

En 2008, el cineasta James Marsh rodó el documental Man on Wire, sobre el paseo de Petit.

Obra[editar]

Ensayo[editar]

  • Alcanzar las nubes, Alpha Decay, Barcelona, 2007.

Referencias[editar]

  1. «Stuntman, Eluding Guards, Walks a Tightrope Between Trade Center Towers; Free Performance Due 200 Planning Trips.». New York Times. August 8, 1974, Thursday. Consultado el 18-04-2008. «Combining the cunning of a second-story man with the nerve of an Evel Knievel, a French high-wire artist snuck past guards at the World Trade center, ran a cable between the tops of its twin towers and tightrope-walked across it yesterday morning.» 
  2. a b Marsh, James (Director). Man on Wire (Documentary).  Parámetro desconocido |year2= ignorado (ayuda)
  3. People & Events: Philippe Petit (1948-) en el Episodio 8: The Center of the World de New York City: A Documentary Film transmitido en American Experience, Public Broadcasting Service en 2003 (en inglés)
  4. Yabroff, Jennie (18-07-2008). «He Had New York At His Feet». Newsweek. Consultado el 17-08-2008. 

Enlaces externos[editar]