Minarquismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El minarquismo, llamado algunas veces Estado mínimo o gobierno mínimo, es una ideología política que propone que el tamaño, papel e influencia del Estado en una sociedad libre debería ser mínimo, sólo lo suficientemente grande para proteger el espacio aereo-terrenal de una nación (ver: Estado-nación). El término quizás es más frecuentemente usado para denominar a los libertarios que piensan que es posible la existencia de un Estado que proteja la libertad individual sin violentarla él mismo y para diferenciarse de los libertarios anarquistas que consideran que el Estado es inherentemente una violación de la libertad individual. Los minarquistas sostienen que un gobierno mínimo es necesario para preservar la libertad (neutralidad de las leyes y la invasión de ejércitos de Estados no minarquistas). Esta teoría política está vinculada a la tradición antiestatista, que promueve la abolición de la mayor cantidad de funcionas estatales posible.

El término fue acuñado en 1970 o 1971 por el anarquista Samuel Konkin.[1] [2]

Principios generales[editar]

Los minarquistas concuerdan en que el principio determinante sobre lo que entra o no en el ámbito del gobierno es la maximización de la libertad individual, pero generalmente discrepan sobre cómo lograr esto. Muchos minarquistas generalmente coinciden en que el Estado debería restringirse a sus funciones "mínimas" o de "vigilante" (esto es, tribunales, policía, prisiones, fuerzas de defensa). Algunos minarquistas incluyen como papel ideal del gobierno la gerencia de infraestructuras esenciales públicas (por ejemplo, vías de circulación y moneda). En general, los minarquistas favorecen la administración y financiamiento de servicios gubernamentales en una pequeña jurisdicción (como una ciudad o un municipio) en lugar de una grande (como un estado o una nación). Esto es así porque se presume que las decisiones son más eficientes cuando quienes las toman están más cerca de los sujetos de sus decisiones (los ciudadanos), y así los individuos que no desean vivir o trabajar bajo un gobierno expansivo tienen más opciones (resulta más fácil mudarse a otra ciudad o municipio que a otro estado o nación), lo cual aplica más presión política de reducción sobre el gobierno.

Los minarquistas generalmente se oponen a los programas de gobierno que transfieren riqueza o dan subsidios a ciertos sectores de la economía. Sin embargo la mayoría de ellos admiten cierto nivel de financiamiento estatal, incluyendo impuestos para casos particulares siempre y cuando la libertad individual y el principio de no agresión no se vean comprometidos.

Algunos minarquistas explican su visión del Estado refiriéndose a principios básicos antes que argumentar en términos de resultados pragmáticos. Por ejemplo, Robert Nozick en su libro Anarchy, State, and Utopia, define el rol del Estado mínimo de la siguiente manera:

"Nuestras conclusiones generales acerca del Estado son que un Estado mínimo, limitado a las funciones de protección contra la violencia, el robo, el fraude, la violación de contratos y otros parecidos, es justificable; cualquier otro Estado más grande violaría el derecho de las personas a no ser forzadas a hacer ciertas cosas y es injustificable; y que el Estado mínimo es inspirador así como correcto. Dos implicaciones dignas de notarse son que el Estado no debe usar su aparato coercitivo con el propósito de lograr que algunos ciudadanos ayuden a otros, o para prohibirle a las personas actividades en su propio beneficio o protección"

Robert Nozick

En cambio, otros minarquistas utilizan argumentos utilitaristas, como las contribuciones de Ludwig von Mises a la Escuela Austríaca, o la investigación económica estadística como el Index of Economic Freedom.

Otros argumentos en favor del minarquismo son los derechos naturales, el contractualismo y el igualitarismo.

Entre los minarquistas prominentes si incluyen Benjamin Constant de Rebecque, Herbert Spencer, Leonard Read, Ludwig von Mises, Friedrich Hayek, James M. Buchanan, Milton Friedman, Ayn Rand, Bill Maher, John Hospers, Robert Nozick, George Reisman.

Organizaciones que incluyen miembros y partidarios minarquistas son por ejemplo la Reason Foundation, el Instituto Juan de Mariana, la International Society for Individual Liberty y Bureaucrash.

Existen propuestas de reducción y disolución progresiva de los poderes estatales en otras tendencias políticas muy ajenas a la visión liberal de Estado mínimo. Sin embargo no han tenido igual difusión.

Críticas al minarquismo[editar]

Algunos piensan que el minarquismo es una ideología contradictoria. El liberalismo libertario, por definición, se opone a la iniciación del uso de la fuerza o el fraude contra las personas o la propiedad. Para que un Estado se financie debería gravar a las personas, lo cual requiere de coerción y, por lo tanto, el inicio del uso de la fuerza. Algunos liberales libertarios argumentan que el anarcocapitalismo, y por extensión el anarquismo, es el único tipo lógicamente consistente del ideario libertario. También se considera que es contradictorio establecer que la violencia es inmoral, pero que esa violencia se mantenga mediante un gobierno.

Sin embargo, los partidarios del minarquismo contraargumentan que un gobierno podría financiarse mediante donaciones privadas y la creación de trust funds sin ningún tipo de impuestos. Aunque un gobierno pudiera ser financiado voluntariamente, todavía permanece una autoridad que detenta el monopolio de la fuerza en un área determinada y, como tal, tendría el control. La mera existencia de un gobierno, independientemente de cómo se financie, erosiona el principio de autopropiedad, ya que el gobierno está para controlar.

Adicionalmente, algunos liberales libertarios piensan que el concepto de "gobierno constitucionalmente limitado" es una falacia. Todos los gobiernos conocidos de la historia se han extendido en tamaño y alcance. La visión de los Padres Fundadores de los EEUU sobre la limitación del inherente poder relacionado con el gobierno (con respecto a la Constitución de los EEUU) no ha funcionado. El tamaño y alcance del actual gobierno federal de los EEUU probablemente es mucho mayor del que los Padres Fundadores pretendían o vislumbraban.

Algunos minarquistas piensan que su visión es más pragmática. Sin embargo el profesor Hans-Hermann Hoppe argumentó que la única forma de Estado que puede pragmáticamente ser impedido de extenderse es el Estado monárquico (como una propiedad privada).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Organizaciones minarquistas[editar]