Miguel Shishman

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Miguel Shishman
Silver coin of Michael Shishman.jpg
Moneda de plata de Miguel Shishman.
Emperador de Bulgaria
1323 - 1330
Predecesor Jorge Terter II
Sucesor Iván Esteban
Información personal
Nacimiento 1280/1292
Fallecimiento 31 de julio de 1330
Kyustendil, (Bulgaria)
Familia
Dinastía Shishman
Padre Shishman de Vidin
Consorte Ana Neda
Teodora Paleólogina
Descendencia Iván Esteban
Miguel
Shishman

Miguel Asen III (en búlgaro: Михаил Асен III, Mihail Asen III, comúnmente llamado Miguel Shishman o Михаил Шишман, Mihail Šišman),[nota 1] gobernó como emperador (zar) de Bulgaria de 1323 a 1330. Se desconoce el año exacto de su nacimiento, pero fue probablemente entre 1280 y 1292. Fue el fundador de la última dinastía gobernante del Segundo Imperio búlgaro, la dinastía Shishman. Después de haber sido coronado, sin embargo, Miguel usó el nombre de Asen para enfatizar su relación con la dinastía Asen, la primera en gobernar sobre el Segundo Imperio.

Un gobernante enérgico y ambicioso, Miguel Shishman dirigió una agresiva, aunque oportunista e inconsistente política exterior contra el Imperio bizantino y el Reino de Serbia, que le costó la vida en la desastrosa batalla de Velbazhd. También, fue el último gobernante medieval búlgaro que ansiaba la hegemonía militar y política del Imperio búlgaro en los Balcanes y el último que intentó apoderarse de Constantinopla. Fue sucedido por su hijo Iván Esteban y después por su sobrino Iván Alejandro, quien cambió su política mediante la formación de una alianza con Serbia.[1]

Primeros años y ascensión al trono[editar]

Nacido entre 1280[2] y 1292[1] Miguel Shishman era hijo del déspota Shishman de Vidin con una hija de nombre desconocido del sebastocrátor Pedro y su esposa Ana (Teodora). Ana Teodora, a su vez, era hija de Iván Asen II con Irene Comnena de Epiro. Miguel también fue primo lejano de sus predecesores en el trono búlgaro, Teodoro Svetoslav y Jorge Terter II. Después de la paz entre su padre y Esteban Milutin de Serbia en 1292, Miguel fue comprometido en matrimonio con la hija del rey serbio Ana Neda y se casaron entre 1298 y 1299.[3]

Desde mediados del siglo XIII, Vidin era una región autónoma sólo nominalmente sometida a la autoridad de Tarnovo,[4] y estuvo sucesivamente gobernada por Jacobo Svetoslav (fallecido en 1276), Shishman (fallecido entre 1308 y 1313), y luego por Miguel. Shishman y su hijo recibieron el título de déspota de su primo Teodoro Svetoslav y luego fue mencionado en una fuente contemporánea veneciana como déspota de Bulgaria y señor de Vidin.[3] Con la muerte del rey serbio Esteban Milutin, Shishman finalmente pudo dedicarse a la política en su capital en Tarnovo. Pronto se convirtió en uno de los más importantes en los asuntos internos del país y, después que Jorge Terter II murió sin descendencia en 1323, acabó elegido como emperador de Bulgaria por la nobleza.[5] Según algunos historiadores fue elegido porque era un descendiente de la dinastía Asen e interpretaron su ascensión al trono, no como el comienzo de una nueva dinastía, sino más bien como una continuación de la casa de Asen.[6] Su hermano Belaur lo sucedió como déspota en Vidin.[7]

Relaciones con el Imperio bizantino[editar]

Guerra contra Bizancio[editar]

Bulgaria a principios del siglo XIV.

La repentina muerte de Jorge Terter había sido seguida por un breve período de confusión e incertidumbre que fue aprovechada por el emperador bizantino Andrónico III Paleólogo, que invadió la región del noreste de Tracia y capturó diversas ciudades importantes, incluido Yambol, Rusokastro, Anquialo, Sozopol y Agatopol. Al mismo tiempo, un pretendiente al trono apoyado por los bizantinos, Voysil, hermano del antiguo emperador búlgaro Smilets, tomó Kran y paso a controlar los valles entre los montes Balcanes y Sredna Gora desde Sliven hasta Kopsis.[8] El recientemente elegido Miguel marchó hacia el sur para hacer frente a los bizantinos mientras Andrónico estaba sitiando Filipópolis con otro ejército. Defendida por una guarnición búlgara dirigida por Iván el Ruso, el asedio fue un fracaso, a pesar de la torre asedio de cinco pisos y 100 soldados utilizada por los bizantinos.[8] [9] Mientras el ejército bizantino estaba ocupado en Filipópolis, Miguel dirigío a sus tropas hacia el noreste de Tracia y rápidamente volvió a tomar las ciudades perdidas obligando a los bizantinos a retirarse.[8]

Aunque Miguel obligó a Andrónico III a retirarse, los bizantinos lograron tomar Filipópolis mientras los búlgaros estaban cambiando de guarnición.[10] A pesar de la pérdida, Miguel fue capaz de expulsar a Voysil y recuperar completamente el control búlgaro en el norte y noreste de Tracia en 1324 que había sido tomada por los bizantinos el año anterior durante el interregno.[11] En ese mismo año, el emperador búlgaro invadió el Imperio bizantino avanzando hasta Trajanópolis[nota 2] y Vira en el curso inferior del río Maritsa.[13] Andrónico III, en inferioridad numérica, no se atrevió a enfrentar directamente al ejército búlgaro y desafió a Miguel Shishman a un duelo para resolver el conflicto. El emperador búlgaro respondió con las palabras citadas por Juan Cantacuceno:[14] [15]

Estúpido sería el herrero que en lugar de tomar el hierro caliente con unas pinzas lo tomara con sus manos. Él mismo sería ridiculizado por los búlgaros si no arriesgara su numeroso y fuerte ejército que su propio cuerpo.

Cantacuceno también dice que el emperador bizantino se habría puesto furioso con la respuesta y por haber sido engañado. Pero Miguel, que conocía del conflicto del emperador contra su abuelo, Andrónico II, dio a entender que podría ayudarlo en el futuro en caso de guerra y regresó a Bulgaria prometiendo que pronto habría negociaciones.[14]

Acuerdo de paz y participación en la guerra civil bizantina[editar]

En un concilio realizado en Constantinopla sobre las relaciones con Bulgaria se decidió que los dos países debían comenzar las negociaciones a pesar de las demandas para castigar a los búlgaros por la invasión. Miguel se divorció de su esposa Ana Neda y se casó con Teodora Paleólogina, la viuda del emperador Teodoro Svetoslav.[16] Las razones exactas de este acto no están claras. Muchos historiadores sugieren que el deterioro de las relaciones entre Bulgaria y Serbia tenía sus raíces en la invasión serbia en Macedonia.[17] [18] El matrimonio consolidó el tratado de paz con el Imperio bizantino pero la necesidad de un aliado contra los serbios hizo a Miguel Shishman propenso a hacer concesiones. Se decidió que la frontera debía seguir la línea Filipópolis-Chernomen-Sozopol.[17] El acuerdo fue finalmente firmado en el otoño de 1324 y Miguel Shishman pasó los siguientes años en paz con sus vecinos.[17] [19]

En 1327, Miguel participó en la guerra civil bizantina, tomando partido por su cuñado Andrónico III, mientras que su abuelo y rival, Andrónico II, consiguió el apoyo del rey de Serbia. Andrónico III y Miguel se reunieron en Chernomen (o según Nicéforo Grégoras en Didimóteico) y firmaron una alianza militar contra Serbia.[20] El emperador prometió a Bulgaria un territorio con varias ciudades importantes además de una gran suma de dinero si podía convertirse en el único emperador.[21] Por causa de esta alianza, Andrónico III consiguió tomar Macedonia, pero su éxito hizo que Miguel Shishman, más interesado en un prolongado conflicto entre los bizantinos, también iniciase conversaciones con Andrónico II, ofreciéndole apoyo militar a cambio de dinero y la concesión de territorios fronterizos.[22] El emperador búlgaro envió un destacamento de caballería con 3.000 hombres bajo el mando de Iván el Ruso, de Yambol, para custodiar el palacio imperial de Constantinopla y a Andrónico II, pero su verdadera intención era capturar al viejo emperador y la ciudad.[23] [24] Advertido por su nieto, Andrónico II prudentemente mantuvo alejados a los búlgaros de la capital y de sí mismo. Cuando Miguel percibió que sus planes habían sido revelados, envió una carta a Iván ordenando que diera marcha atrás junto con una sola pluma, que era una señal para que sus órdenes fuesen inmediatamente ejecutadas.[25]

Después del triunfo de Andrónico III sobre su abuelo, Miguel Shishman trató de obtener algunos territorios por la fuerza. Invadió Tracia en junio de 1328 y saqueó los alrededores de Viza pero se retiró ante el avance de Andrónico III.[26] Otro enfrentamiento frente a Adrianópolis 60 días después terminó sin batalla y con la renovación del tratado de paz en octubre de 1328, después Miguel Shishman regresó a su país, pero no antes de obtener un gran botín.[27] A cambio, los búlgaros devolvieron la fortaleza de Bucoleón que habían tomado durante las etapas iníciales de la campaña.[28] A comienzos del siguiente año, el emperador búlgaro solicitó una reunión personal con su homólogo bizantino para negociar un tratado definitivo y operaciones militares conjuntas contra el creciente poder de Serbia.[1] En la localidad conocida como Krimni entre Sozopol y Anquialo los dos firmaron «una paz duradera y eterna alianza».[26]

Relaciones con Serbia[editar]

El divorcio con Ana Neda en 1324 empeoró las relaciones entre Bulgaria y Serbia, que había sido cordial desde inicios del siglo XIV.[29] Ana Neda tuvo que abandonar la capital de Tarnovo con sus hijos y buscó refugio en su hermano Esteban Dečanski, el rey de Serbia.[17] Dečanski, que estaba en guerra contra su primo Esteban Vladislav II, no podía oponerse a Miguel.[16] El emperador búlgaro incluso reconoció a su rival como rey de Serbia pero su apoyo a Vladislav fue insuficiente. En la primavera de 1324 Dečanski envió al futuro arzobispo serbio Danilo II a negociar con el emperador búlgaro en Tarnovo pero su misión fue poco concluyente.[20] Los dos países estaban de nuevo en lados opuestos en la nueva guerra civil bizantina con los búlgaros aliados de Andrónico III mientras que los serbios apoyaron a su abuelo.[16] [30] [31]

Después del acuerdo con Andrónico III en 1329, Miguel comenzó los preparativos para atacar mientras los serbios estaban saqueando los alrededores de Ohrid. Según los cronistas serbios, arrogantemente exigió la sumisión del rey serbio y amenazó con «establecer su trono en el centro del territorio serbio».[32] En 1330, esperando unirse al ejército de Andrónico III avanzando desde el sur, Miguel marchó sobre Serbia con una fuerza de 15.000 efectivos, incluidos los refuerzos de sus vasallos y aliados de Valaquia y Moldavia.[32] En un principio se dirigió a Vidin, donde los historiadores creen que quería unir fuerzas con los soldados de su hermano Belaur, y luego marchó hacia el sur.[33] Debido a la falta de coordinación con los bizantinos, el ejército búlgaro se encontró con los serbios, cuyo ejército numeraba 15.000 hombres cerca de Velbazhd (Kyustendil).[34] En una reunión personal, los dos gobernantes acordaron una tregua de un día ya que ambos estaban esperando refuerzos. Con el respaldo del acuerdo, Miguel permitió a su ejército dispersarse a buscar provisiones. Sin embargo, en la mañana del 28 de julio, un importante refuerzo serbio de 1.000 jinetes catalanes bajo el mando del hijo del rey Esteban Dušan llegaron, y los serbios rompieron su palabra atacando a los búlgaros.[35] A pesar del inesperado ataque, Miguel trató de dirigir a su ejército en orden pero era demasiado tarde y los serbios salieron victoriosos.[32] El resultado de la batalla formó el balance de poder en los Balcanes durante las siguientes décadas y aunque Bulgaria no perdió territorio, los serbios pudieron ocupar gran parte de Macedonia.[36]

Muerte y legado[editar]

La Iglesia de San Jorge donde Miguel Shishman fue enterrado.

Las circunstancias alrededor de la muerte de Miguel Shishman no están claras. Según el emperador e historiador bizantino Juan Cantacuceno, Miguel fue mortalmente herido en la batalla y murió al poco tiempo; mientras que otro historiador bizantino indica que vivió tres días más al no poder recuperar la conciencia y murió al cuarto día.[35] [37] Las crónicas serbias afirman que su caballo cayó durante la batalla y estrellandose contra su cuerpo. Cuando su cuerpo fue llevado a Decanski, lloró pero señaló que prefería la guerra a la paz.[38] El erudito y clérigo búlgaro de principios del siglo XV Gregorio Tsamblak dice que fue capturado y asesinado por el hijo del rey serbio, Esteban Dušan.[38] Fue enterrado en la Iglesia de San Jorge en Staro Nagoričane.[39]

Miguel Shishman es considerado un gobernante vano, agresivo y oportunista, cuya proteica política exterior tal vez contribuyó a la batalla que puso fin a su vida. Al mismo tiempo fue claramente contundente y enérgico, superando y revirtiendo las pérdidas de Bulgaria durante la incertidumbre que precedió a su ascensión, y la gestión para mantener la paz interna y la seguridad en Bulgaria durante su corto reinado. Andreev lo llama el más notable monarca búlgaro del siglo XIV.[38] Según Cantacuceno, Miguel deseaba expandir el país desde Bizancio hasta el Istros, es decir desde Constantinopla hasta el Danubio que lo convierte en el último gobernante medieval búlgaro que aspiraba capturar la capital bizantina.[18] [21] También fue el primer gobernante búlgaro durante décadas que trató de dirigir una política más activa en Macedonia.[40] El sello de Miguel Shishman es representado en el reverso de los billetes búlgaros de 2 levs, emitido en 1999 y 2005.[41]

Matrimonios y descendencia[editar]

Miguel Shishman primero estuvo casado con Ana Neda de Serbia, la hija de Esteban Uroš II Milutin de Serbia. De este matrimonio tuvo varios hijos, incluyendo a Iván Esteban, que le sucedió como emperador de Bulgaria, Miguel que gobernó poco tiempo como déspota de Vidin y Shishman.[42] Por su segundo matrimonio con Teodora Paleólogina, la hija de Miguel IX Paleólogo de Bizancio, Miguel Shishman tuvo varios hijos cuyos nombres son desconocidos.

Ancestros[editar]