Iván Alejandro de Bulgaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Iván Alejandro
Иван Александър
Zar de Bulgaria
Ivan Alexander.jpg
Retrato del zar en el Tetraevangelio de Iván Alejandro.
Predecesor Iván Esteban
Sucesor Iván Shishman
Iván Sratsimir
Información personal
Consorte Teodora de Valaquia
Sarah (Teodora)
Dinastía Shishman
Padre Sratsimir de Kran
Madre Keratsa Petritsa
Fallecimiento 17 de febrero de 1371

Iván Alejandro (en búlgaro: Иван Александър, traducido Ivan Aleksandǎr; [nota 1] pronunciado [iˈvan alɛkˈsandər]; deletreo original: ІѠАНЪ АЛЄѮАНдРЪ),[1] también conocido como Juan Alejandro,[2] gobernó como emperador (Zar) de Bulgaria de 1331 1371, durante el Segundo Imperio Búlgaro. La fecha de su nacimiento es desconocida. Él murió el 17 de febrero de 1371.[3] El largo reinado de Iván Alejandro es considerado un período transitorio en la historia medieval de Bulgaria. Iván Alejandro comenzó su gobierno en hacer frente a los problemas internos y a las amenazas externas de los vecinos de Bulgaria, el Imperio bizantino y Serbia, así como llevar a su imperio en un período de recuperación económica y cultural y renacimiento religioso.[4]

Sin embargo, el emperador fue después incapaz de hacer frente a las incursiones de las fuerzas otomanas, las invasiones húngaras del noroeste y la Muerte Negra.[3] En un fallido intento para combatir estos problemas, él dividió el país entre sus dos hijos,[5] [6] forzando así a enfrentar la inminente conquista otomana debilitada y dividida.[3] [6]

Primeros años[editar]

Iván Alejandro fue el hijo del despotes Sratsimir de Kran con Keratsa Petritsa, una hermana de Miguel Asen III de Bulgaria.[7] Por ello, Iván Alejandro fue un sobrino de Miguel Asen III.[4] [5] Paternalmente, Iván Alejandro descendía de la dinastía Asen.[4] [5] Para 1330 Iván Alejandro fue despotes y gobernador de la ciudad de Lovech. Junto con su padre y su suegro Basarab de Valaquia, Iván Alejandro combatió en la Batalla de Velbazhd contra los serbios la actual Kyustendil en 1330, en el cual Bulgaria sufrió una derrota. La derrota, combinado con el deterioro de las relaciones con el Imperio bizantino, precipitó una crisis interna, que fue exacerbada por una invasión de los bizantinos. Un golpe de Estado condujo a Iván Esteban fuera de la capital de Tarnovo en 1331, y los conspiradores colocaron a Iván Alejandro en el trono.[8]

Retrato mural de Iván Alejandro en las Iglesias rupestres de Ivanovo.

El nuevo gobernante se dedicó a consolidar su posición para recuperar los territorios recientemente perdidos ante el Imperio bizantino. En 1331 Iván Alejandro realizó una campaña alrededor de Adrianópolis y reconquistó el noreste de Tracia.[4] [5] Mientras tanto, Esteban Uroš IV Dušan depuso a su padre Esteban Uroš III Dečanski y se convirtió en rey de Serbia en 1331. Esto ayudó a normalizar las relaciones anteriormente tensas entre los dos países. Iván Alejandro y Esteban Uroš IV Dušan firmaron una alianza, que fue consolidada con el matrimonio del rey serbio con Helena de Bulgaria, la hermana de Iván Alejandro, en la Semana Santa de 1332.[4] [5] [9]

Al mismo tiempo, Belaur, un hermano de Miguel Asen III, se rebeló en Vidin, probablemente en apoyo de su sobrino depuesto Iván Esteban que reclamaba el trono. El avance del emperador bizantino Andrónico III Paleólogo contra Bulgaria en el verano de 1332 prolongaron las operaciones militares contra los rebeldes. Los bizantinos invadieron el noreste de la Tracia controlada por los búlgaros, pero Iván Alejandro partió rápidamente hacia el sur con un pequeño ejército y se encontró con Andrónico III en Rusokastro.[9]

Después de dar una impresión de querer negociar, Iván Alejandro, reforzado por caballería mongola, derroto al pequeño pero mejor organizado ejército bizantino en la batalla de Rusokastro.[5] Las ciudades disputadas se entregaron a Iván Alejandro, mientras que Andrónico III buscó refugio en los muros de Rusokastro. La guerra terminó con Iván Alejandro reuniéndose con Andrónico y acordando una paz basada en el statu quo. Para sellar la alianza, él comprometió a su hijo mayor, Miguel Asen IV, con María (Irene) la hija de Andrónico, el matrimonio eventualmente se llevó a cabo en 1339.[5] [10] El emperador búlgaro era ahora libre para volver su atención hacia Belaur, pero no fue hasta 1336 o 1337 que la rebelión en el noroeste fue sofocada.[11]

Alrededor de 1332 Iván Alejandro había coronado a su hijo mayor Miguel Asen IV co-emperador, tal vez para proteger la posesión del trono para su propia familia. Él siguió esta tradicional asociación con la coronación de sus jóvenes hijos Iván Sratsimir e Iván Asen IV en 1337. Iván Alejandro pudo tener por objeto con la creación de dos jóvenes co-emperadores establecer un control inmediato sobre importantes ciudades y regiones, ya que Iván Sratsimir eventualmente se establecería en Vidin, e Iván Asen IV quizás en Preslav. Sin embargo, esto fue un inicio marcado por la práctica bizantina, en la que los hijos más jóvenes del soberano se hacían despotes, ya sea que fueran encargados de una administración territorial o no.[12]

Relaciones con el Imperio Bizantino[editar]

Las tierras búlgaras durante el reinado de Iván Alejandro.[13]

A principios de 1340 las relaciones con el Imperio Bizantino se fueron deteriorando lentamente. Iván Alejandro exigió la extradición de su primo Šišman, uno de los hijos de Miguel Asen III, amenazando al gobierno bizantino con la guerra. La demostración de fuerza de Iván Alejandro resultó contraproducente, ya que los bizantinos lograron ver sus intenciones y enviaron a la flota de su aliado en su contra, el emir turco de Esmirna Umur Beg. Desembarcando en el delta del Danubio, los turcos de Umur Beg, saquearon y atacaron las ciudades búlgaras cercanas. Obligado a frenar sus demandas, Iván Alejandro invadió el Imperio Bizantino de nuevo a finales de 1341, afirmando que fue convocado por el pueblo de Adrianópolis.[14] Sin embargo, las tropas de Alejandro Iván fueron derrotados dos veces por los aliados turcos de los bizantinos cerca de la ciudad.[15]

En 1341 y 1347 el Imperio Bizantino se vio inmerso en una prolongada guerra civil entre la regencia por el emperador Juan V Paleólogo bajo Ana de Saboya y su tutor Juan VI Cantacuceno. Los vecinos de los bizantinos se aprovecharon de la guerra civil, y mientras que Stefan Uroš IV Dušan de Serbia se puso del lado de Juan VI Cantacuceno, Iván Alejandro respaldo a Juan V Paleólogo y su regencia.[5] Aunque los dos gobernantes de los Balcanes tomaron lados opuestos en la guerra civil bizantina, mantuvieron su alianza con los demás. Como precio por el apoyo Iván Alejandro, la regencia de Juan V Paleólogo le cedió la ciudad de Filipópolis (Plovdiv) y nueve fortalezas importantes en las montañas Ródope en 1344.[3] [16] Ese volumen de negociaciones pacíficas constituyó el último gran éxito en la política exterior de Iván Alejandro.

Hegemonía serbia y amenaza otomana[editar]

Moneda de plata de Iván Alejandro, Bulgaria, 1331–1371.

Durante el mismo período, el rey serbio se aprovechó de la guerra civil bizantina para tomar posesión de lo que hoy es Macedonia, y de la mayoría de Albania y del norte de Grecia. En 1345 comenzó a llamarse a sí mismo "emperador de los serbios y los griegos", y en 1346 fue coronado como tal por la recién creada Patriarquía de Serbia.[5] Estas acciones, que los bizantinos recibieron con indignación, parecen haber recibido el apoyo de Bulgaria, ya que el Iglesia ortodoxa búlgara|patriarca de Bulgaria Simeón había participado tanto en la creación de un patriarcado serbio y la coronación imperial de Stefan Uroš IV Dušan.[17]

En la segunda mitad de la década de 1340, poco quedaba de los éxitos iníciales de Iván Alejandro. Los aliados turcos de Juan VI Cantacuceno saquearon partes de la Tracia búlgara en 1346, 1347, 1349, 1352 y 1354, al que se añadieron los estragos de la Muerte Negra.[18] Los intentos de los búlgaros para repeler a los invasores se reunieron con el incumplimiento reiterado, y el tercer hijo y coemperador de Iván Alejandro, Iván Asen IV, fue asesinado en la batalla contra los turcos en 1349, al igual que su hermano mayor Miguel Asen IV en 1355 o un poco antes.[19]

En 1351 la guerra civil bizantina había terminado, y Juan VI Cantacuzeno había dado cuenta de la amenaza planteada por los otomanos a la península de los Balcanes. Hizo un llamamiento a los gobernantes de Serbia y Bulgaria para un esfuerzo conjunto contra los turcos y pidieron a Iván Alejandro dinero para la construcción de barcos de guerra,[5] [20] pero sus llamamientos cayeron en oídos sordos ya que sus vecinos desconfiaban de sus intenciones.[21] Un nuevo intento para la cooperación entre Bulgaria y el Imperio Bizantino siguió en 1355,[22] después de que Juan VI Cantacuceno había sido obligado a abdicar y Juan V Paleólogo se había establecido como emperador supremo. Para consolidar el tratado, la hija de Iván Alejandro Keraca Marija[23] se casó con el futuro emperador bizantino Andrónico IV Paleólogo,[3] pero la alianza no produjo resultados concretos.[24]

Nuevos problemas de estabilidad y conflictos externos[editar]

Moneda que representa a Iván Alejandro con uno de sus hijos, el co-emperador Miguel Asen IV (derecha).

En su patria Iván Alejandro puso en peligro la estabilidad interna de su reino por divorciarse de su esposa, Teodora de Valaquia (alrededor de 1349) y casándose con una judía convertida, llamada también Teodora.[5] El nuevo matrimonio produjo nuevos hijos, a quienes Iván Alejandro procedió a coronar como coemperadores, Iván Shishman alrededor de 1356 e Iván Asen V en 1359.[5] El último hijo del primer matrimonio de Iván Alejandro, el coemperador Iván Sratsimir, se volvió totalmente independiente alrededor de 1356, e Iván Alejandro obtuvo el control sobre otros vasallos poderosos, como los de Valaquia y Dobruja, que perseguían su propia política exterior, aunque no tan fuerte.[25]

A mediados del siglo XIV, Bulgaria cayó presa de las aspiraciones del rey Luis I de Hungría, que anexó Moldavia en 1352 y estableció un principado vasallo allí, antes de conquistar Vidin en 1365,[5] [20] y teniendo a Iván Sratsimir y a su familia en cautiverio.[5] [25]

Campaña militar de Amadeo VI contra Bulgaria (1366–67).

Mientras tanto los búlgaros y los bizantinos se habían enfrentado de nuevo en 1364. En 1366, cuando el emperador Juan V Paleólogo regresaba de su viaje al oeste, los búlgaros se negaron a dejarlo pasar a través de Bulgaria. Esta postura resultó contraproducente, ya que otro aliado de Bizancio, el conde Amadeo VI de Saboya, capturó varias ciudades marítimas de Bulgaria en represalia, incluyendo Anquialo (Pomorie) y Mesembria (Nesebǎr), aunque no tomo a Varna. Después de esta campaña, Iván Alejandro se vio obligado a hacer la paz.[26]

Las ciudades capturadas fueron puestas a disposición del Imperio Bizantino, mientras que el emperador Juan V Paleólogo pagó la suma de 180.000 florines a Iván Alejandro.[5] El emperador búlgaro utilizó esta suma y concesiones territoriales para inducir a sus vasallos Dobrotitsa de Dobruja[27] y Vladislav I de Valaquia[28] [29] para reconquistar Vidin de los húngaros.[30] La guerra fue un éxito, e Iván Sratsimir fue reinstalado en Vidin, en 1369, y el rey húngaro se vio obligado a reconocer su soberanía.[31]

La resolución relativo éxito de la crisis en el noroeste no hizo nada para ayudar a recuperar las pérdidas en el sureste. Para empeorar las cosas, en 1369 (la fecha es discutible), los turcos otomanos bajo Murad I conquistaron Adrianópolis (en 1363) y la convirtieron en la capital de su estado en expansión. Al mismo tiempo, también tomaron las ciudades búlgaras de Filipópolis y Boruj (Stara Zagora).[32] Bulgaria y los principados serbios en Macedonia se prepararon para una acción unida contra los turcos, Iván Alejandro murió el 17 de febrero de 1371.[33] Fue sucedido por su hijo Iván Sratsimir en Vidin[20] e Iván Shishman en Tarnovo,[20] mientras que los gobernantes de Dobruja y Valaquia lograron una mayor independencia.

Ancestros[editar]