Gran Palacio de Constantinopla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Uno de los mosaicos del piso del palacio del periodo del reinado de Justiniano I. Se cree que representa a un rey bárbaro derrotado.
Plano mostrando la ubicación del palacio, y los edificios que lo rodeaban.
Centauro Adriano, ahora en Berlín. Foto: Nina Aldin Thune.
Mosaico del Palacio.

El Gran Palacio de Constantinopla, también conocido como Palacio Sagrado (latín: Sacrum Palatium), era un enorme complejo palacial bizantino, situado en el extremo del sudeste de la península donde está ubicada la ciudad de Constantinopla. Sirvió como residencia principal de los emperadores bizantinos a partir de 330 a 1081 y fue el centro de la administración imperial aproximadamente durante 800 años.

Cuando Constantino fundó la ciudad de Constantinopla en el 330, planeó un palacio para él y sus herederos. El palacio estaba situado entre el Hipódromo y la catedral de Santa Sofía. Fue reconstruido y ampliado varias veces, especialmente durante los reinados de los emperadores Justiniano I y de Teófilo.

Hasta el siglo XII, el gran palacio sirvió como centro administrativo y ceremonial primario de la ciudad, aunque a partir de la primera época comnena el palacio de Blanquerna fue favorecido como residencia imperial. Durante el saqueo de Constantinopla por la cuarta Cruzada, fue sometido a pillaje por los soldados de Bonifacio de Montferrato. Aunque los emperadores latinos subsecuentes continuaron utilizando el complejo, carecieron de dinero para su mantenimiento. El emperador latino anterior, Balduino II, llegó hasta a quitar las azoteas de plomo para venderlas.

Cuando la ciudad fue vuelta a tomar por las fuerzas de Miguel VIII Paleólogo en 1261, estaba en mal estado. Los emperadores Paleólogo lo abandonaron en gran parte, gobernando desde Blachernae, de modo que cuando Mehmet II entró en la ciudad en 1453, descubrió en ruinas y abandonado el complejo palacial. Al pasear por sus pasillos y pabellones vacíos, susurró una cita del poeta persa Ferdousí:

La araña hace girar su tela en el palacio del Cesar, un búho canta en las torres de Afrasiyab.

Gran parte del palacio fue demolido en la reconstrucción general de Constantinopla durante de la era del Imperio otomano. Sin embargo, un enésimo fuego de principios de siglo destapó una sección. En las celdas de la prisión fue donde posiblemente se encontraron muchas salas y tumbas. Las excavaciones contemporáneas continúan. Hasta ahora, se ha excavado menos de un cuarto del área total. La mayoría de los mosaicos descubiertos se hallan expuestos en el museo de mosaicos de Estambul.

Descripción[editar]

El palacio fue situado en la esquina sudeste de la península donde se sitúa Constantinopla, detrás del Hipódromo y la catedral de Santa Sofía. El palacio estaba compuesto, según los eruditos, por una serie de pabellones, a semejanza del actual complejo palacial otomano Topkapi. El área total abarcada por gran palacio superaba los 20.000 pies cuadrados.

La entrada principal era la puerta de Chalke ('cobre'), en el cuadrado del Augusteo. Este estaba situado en el lado del sur de la Catedral, y era allí donde la calle principal de la ciudad, la Mese ('calle media'), comenzaba. Al este del área estaba la casa del senado o el palacio de Magnaura, en donde, en su momento, fue ubicada la universidad, y al oeste el Milion (el marcador de la milla, desde el cual todas las distancias eran medidas), y los viejos baños de Zeuxippos.

Inmediatamente detrás de la puerta de Chalke, hacia el sur, estaban los cuarteles de los protectores del palacio. Pasando los cuarteles estaba el pasillo de la recepción de los Diecinueve Accubita ('sofás'), seguido por el palacio de Daphne, en época bizantina temprana la residencia imperial principal. Incluyó el octágono, el cuarto del emperador. Del Daphne, un paso condujo directamente a la caseta imperial (kathisma) en el Hipódromo. El cuarto principal del trono era el Chrysotriklinos, construido por Justino II, y ampliado y renovado por Basilio I. Al norte estaba el palacio de Triconchos, construido por el emperador Teófilo y accesible a través de una antecámara semicircular conocida como la sigma. Al este del Triconchos estaba la Nea Ekklesia ('Iglesia Nueva'), construida por Basilio I, con cinco bóvedas doradas. La iglesia sobrevivió hasta después de la conquista de los otomanos. Fue utilizada como polvorín y estalló cuando fue alcanzada por un relámpago en 1490. Entre la iglesia y el mar estaban las murallas del Tzykanisterion.

Siguiendo hacia el sur, separado del complejo principal estaba el palacio de la playa de Bucoleón. Fue construido por Teófilo, incorporando las piezas de las murallas del mar, y utilizado extensivamente hasta el siglo XIII. La puerta del mar dio acceso directo al puerto imperial de Bucoleón.

Enlaces externos[editar]