Marchena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Marchena
municipio de España
Bandera de Marchena (Sevilla).svg
Bandera
Escudo de Marchena (Sevilla).svg
Escudo
Marchena
Marchena
Ubicación de Marchena en España.
Marchena
Marchena
Ubicación de Marchena en la provincia de Sevilla.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Andalucía.svg Andalucía
• Provincia Flag of Diputacion de Sevilla Spain.svg Sevilla
• Comarca Campiña de Morón y Marchena
Ubicación 37°19′47″N 5°24′59″O / 37.329722222222, -5.4163888888889Coordenadas: 37°19′47″N 5°24′59″O / 37.329722222222, -5.4163888888889
• Altitud 131 msnm
• Distancia 60 km a Sevilla
Superficie 378,25 km²
Población 19 959 hab. (2013)
• Densidad 52,77 hab./km²
Gentilicio Marchenero, -ra
Código postal 41620
Alcalde (2011) Juan Antonio Zambrano González (PSOE)
Patrón San Sebastián
Patrona Virgen del Rosario
Sitio web www.marchena.es
[editar datos en Wikidata ]

Marchena es una ciudad española de la provincia de Sevilla, Andalucía. En el año 2009 contaba con 19.769 habitantes. Su extensión superficial es de 379 km² y tiene una densidad de 51,55 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 20' N, 5º 25' W. Se encuentra situada a una altitud de 150 metros y a 60 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla. Es conocida por su Semana Santa y, muy especialmente, por su importante conjunto monumental (declarada Conjunto Histórico-Artístico) donde destacan la Iglesia de San Juan Bautista y el Arco de la Rosa (Puerta de Sevilla). Además, el municipio se caracteriza por su vínculo con el flamenco y por ser cuna de importantes artistas como Pepe Marchena o el guitarrista Melchor de Marchena.

Historia[editar]

La presencia del hombre en estas tierras se remonta hasta la Edad del Bronce, existiendo restos arqueológicos que así lo atestiguan. Pero la fundación de la localidad de Martia data del año 169 a. C., en un periodo de paz entre las guerras púnicas. En época romana debió ser una explotación agrícola (villa) de escasa población, que con los musulmanes fue denominada Marsen´ah debido a la gran cantidad de olivos que rodeaban la población, alcanzó un gran desarrollo urbanístico y fue amurallada (siglos XI-XII). Pasa a manos cristianas a mediados del siglo XIII, durante el reinado de Fernando III de Castilla, convirtiéndose en villa de realengo, hasta que durante el reinado de Fernando IV de Castilla, en el año 1309, fue concedida a Fernando Ponce de León, bisnieto del rey Alfonso IX de León, aunque antes había pertenecido a Alonso Pérez de Guzmán, célebre defensor de la ciudad de Tarifa. Durante varios siglos el señorío de Marchena estuvo en manos de la familia Ponce de León, de la que procede la casa de Arcos.

En 1367 Juan Ponce de León, señor de Marchena, fue ejecutado en Sevilla junto con el almirante mayor de la mar Egidio Boccanegra,[1] y en 1368, un año después, Marchena y sus tierras fueron saqueadas y devastadas por el rey Muhammed V de Granada, aliado del rey Pedro I de Castilla, que también derribó los muros de la villa.[2]

El nombre actual de la población procede de un decreto de los Reyes Católicos. El núcleo urbano en época musulmana se componía de la alcazaba, situada al norte, y del caserío, que se extendía hacia el sur ocupando toda la colina. Las calles partían de las puertas principales y tendrían múltiples quiebros y adarves. Las manzanas serían irregulares, con grandes patios interiores y plazas encadenadas. Durante el periodo cristiano medieval (siglos XIV y XV) se reutiliza la ciudad árabe, se renueva el caserío intramuros, se reconstruyen las murallas, se transforma la vieja Alcazaba en un auténtico castillo señorial y se realizan obras en el Palacio Ducal.

Desde finales del siglo XV a principios del XIX, Marchena cuenta con varias puertas, que enlazan con los principales caminos de salida. Por el oeste, la Puerta de Sevilla (conocida como "el Arco de la Rosa"), que todavía hoy se abre a una plaza triangular exterior, y de la que parten las calles que terminarán conformando el barrio de San Miguel. La Puerta de Morón, en el ángulo sur, ha llegado hasta nosotros envuelta en edificaciones. Su entorno exterior (la plaza hoy conocida como "los Cuatro Castillos") ha constituido un punto clave para el desarrollo del núcleo, por suponer el cruce de cuatro calles, dos de ronda exterior, otra coincidente con el camino de Morón (que originará el barrio de San Sebastián) y la cuarta de separación entre San Miguel y San Sebastián. Las puertas de Carmona, al noroeste, y de Osuna, al sureste, han desaparecido, aunque junto a esta última persiste un espacio de plaza, que origina a partir del siglo XVI el barrio de San Andrés.

La expansión exterior de los siglos XVI y XVII parte, por tanto, de las puertas de Sevilla, de Morón de la Frontera y de Osuna, tomando como directrices los caminos hasta colmatar la colina situada al suroeste de la vieja ciudad murada. En la actualidad, Marchena se asienta sobre dos colinas de similar altitud, unidas por una vaguada por la que discurre el camino de Morón. Durante el siglo XVIII, se van ocupando las áreas de crecimiento exterior con palacios y casas de importante valor arquitectónico. En el área intramuros se construye la plaza de Arriba, de gran regularidad y dimensión, y donde se sitúa el viejo ayuntamiento y el desaparecido palacio de los Duques de Arcos. Esta plaza está formada por viviendas de cuatro plantas y se accede a ella por cuatro grandes arcos, tres en las esquinas y uno en el centro del frente occidental.

En el siglo XIX comienza a decaer dicha plaza, desplazándose el centro cívico al entorno de la Puerta de Morón. La vieja ciudad intramuros (el barrio de San Juan) se abandona y degrada, potenciándose los barrios de San Miguel y San Sebastián. A finales de esa centuria, la construcción del ferrocarril, la mejora de las carreteras y la incipiente industrialización permiten una recuperación económica, que será la base del extraordinario desarrollo que se produce en la primera mitad del siglo XX. En estos años surge el llamado Camino de la Estación, hacia el noroeste, eje ordenador de los asentamientos residenciales de los años 60. También se reordenan las grandes manzanas periféricas del barrio de San Sebastián y se construyen las nuevas barriadas Juan XXIII y de la Paz. En 1960 se edifica un nuevo Ayuntamiento, ordenándose la plaza en la que se encuentra, situada en el ángulo sur de la ciudad murada y cerca de la vieja Puerta de Morón de la Frontera.

Arquitectura[editar]

El casco histórico ha quedado localizado en el sector norte de la población, ya que los posteriores desarrollos urbanos se han orientado sobre todo hacia el oeste (barrio de San Miguel), sur (Santo Domingo, San Sebastián) y sureste (San Andrés). Tal vez haya influido en ello el hecho de que la vía del ferrocarril discurra al norte, bastante cerca de la población. En el sector meridional, aunque algo separadas del núcleo, se localizan de forma dispersa diversas instalaciones industriales y agroganaderas (granjas, cooperativas agrícolas, invernaderos, fábricas de conservas, de aceitunas, de harina, etc.). Los grandes equipamientos de carácter público (deportivos, educativos) se ubican de manera preferente en los sectores periféricos occidental y oriental.

Marchena fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1966, es muy características por el conjunto de iglesias y conventos que posee entre los cuales podemos destacar:

Iglesia de San Juan Bautista[editar]

La iglesia de San Juan Bautista es una de las más importantes del municipio de Marchena, la misma es de dimensiones catedralicias. Su arquitectura es característica del tiempo de los Reyes Católicos, es decir, se trata de un gótico mudéjar pero con algunos adornos renacentistas. Se puede ver el gótico en las portadas y en el retablo mayor; en el primero se utiliza el ladrillo y en el segundo tiene adornos platerescos en madera, conteniendo imágenes evangélicas en relieve, pinturas de Alejo Fernández, una cabeza del Bautista en mármol y escudos duales y del arzobispo Fray Diego de Deza. También debemos mencionar el magnífico órgano grande o de la Epístola, obra de Francisco Rodríguez, discípulo del reconocido organero Jorge Bosch, realizado en 1802, y el coro de estilo barroco que fue tallado por Juan Valencia con diseños de Jerónimo de Valvás. Como se ha mencionado anteriormente, es una de las iglesias más importantes de Marchena dado que alberga en su interior importantes joyas artísticas, además del museo municipal, en cuyo interior se exponen varias esculturas de Alonso Cano, el tesoro de la iglesia orfebre Francisco Alfaro y nueve cuadros de Zurbarán.

Iglesia de Santa María de la Mota[editar]

Esta iglesia construida en el siglo XVI, es de estilo gótico y múdejar, lo cual se puede contemplar en su torre de cuatro cuerpos. El retablo mayor se encuentra presidido por la imagen de la Virgen de la Mota, tallada en el siglo XVI también, junto con su portada del siglo XV son dignos de admirar. Debemos destacar que el templo simboliza la unión de las culturas cristiana (aportando al edificio solidez y los elementos constructivos básicos) e islámica (aportando esta la ornamentación imaginativa).También podemos observar una influencia bizantina en los azulejos. La iglesia en sí presenta tres naves, separadas por pilares cuadrangulares, y capilla mayor formada por dos tramos, el primero rectangular y el segundo ochavado. Las cubiertas de las naves son estructuras de madera, en forma de artesa en la central y el colgadizo en las laterales. El presbiterio se cubre con bóveda de nervaduras. A los pies, en alto y ocupando el último tramo, se levanta una tribuna con celosería de madera. La iglesia tiene dos portadas, una lateral, realizada en ladrillo y otra a los pies, ejecutada en sillería.

En el mismo sitio se encuentra el Convento de la Inmaculada Concepción, fundado por los duques de Arcos. La comunidad de hermanas clarisas de Marchena elabora toda una serie de dulces y repostería de gran reconocimiento. Destacan los pestiños borrachuelos y las frutas de almendras entre la gran variedad de dulce que elaboran de manera artesanal y que son una muestra de la rica gastronomía de la zona.

Iglesia de San Agustín[editar]

La iglesia fue construida en la segunda mitad del siglo XVIII, por lo tanto se nota en su esplendor la transición del barroco neoclásico. Se trata de una iglesia de planta de cruz latina, con tres naves levantadas con pilares que llevan columnas adosadas. Sobre el crucero podemos ver una amplia cúpula colocada sobre pechinas, a su vez, la nave central se cubre con bóveda de cañón con lunetas, sin embargo, las bóvedas laterales lo hacen vaídas. En el interior del templo podemos observar una decoración de temas religiosos y elementos geométricos y vegetales tallados en yesería. Si nos fijamos en las pechinas en ellas figuran escudos nobiliarios y en la cúpula ángeles voladeros entre profusos elementos decorativos. En el exterior, el pórtico se abre en tres arquerías lo que denota que la fachada tiene esquemas propios de la arquitectura madrileña de la primera mitad del siglo XVII.

Iglesia de San Sebastián[editar]

Fue construida fuera del recinto amurallado y en un principio fue hecha probablemente como una ermita para la adoración del Patrón de Marchena. Después de derribar dicha ermita en el siglo XVIII, ya que se encontraba en un estado ruinoso, se inauguró el capitel. Se interior es de tres naves separadas por pilares, que se cruzan con arcos de medio punto. La nave principal está cubierta por un artesonado de madera, sin embargo, el retablo principal es barroco, de mediados del siglo XVIII. Tiene tres calles separadas por estípites, situándose en los laterales de las esculturas de San Sebastian y San Pablo. En el interior también podemos encontrar una magnífica escultura de Cristo Crucificado del siglo XVI. El acceso a la iglesia se encuentra en el muro izquierdo y está fechada en 1823.

No nos podemos olvidar de otras importantes edificaciones como lo son las iglesias de San Miguel, la iglesia de Santo Domingo y la Iglesia de Santa Clara. Junto con los conventos de Santa Isabel, San Andrés y la Inmaculada Concepción, el recinto amurallado, el Palacio Ducal y la Cilla del Cabildo.

Demografía[editar]

Número de habitantes en los últimos diez años.

Evolución demográfica de Marchena
1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008
17 046 17 043 17 821 17 902 17 051 17 408 17 025 17 042 17 056 17 065
(Fuente: INE [Consultar])

Turismo Cultural[editar]

Museos[editar]

La riqueza museística de Marchena es variada y está en alza. Actualmente podemos visitar el Museo de Zurbarán, Orfebrería y Bordados y el Museo Coullaut Valera. En estos momentos está en marcha la creación del Museo Etnográfico "Casa del Agua", así como el Museo de Interpretación del Aceite.

Museo de Zurbarán[editar]

Este museo se encuentra ubicado en la Iglesia de San Juan Bautista, un edificio gótico-mudéjar de finales del siglo XV.

En la sacristía, se halla el "Museo de Zurbarán". Está compuesto por nueve lienzos donde están representados: Un Crucificado, Inmaculada, Pedro, Santiago, Juan Evangelista, Juan el Bautista, Bartolomé, Andrés y Pablo. Fueron encargados al pintor en 1634 y entregados en 1637. En todos ellos debemos destacar su tenebrismo e indudable calidad. Los lienzos más interesantes son la Inmaculada (con un tratamiento objetivo y minucioso de los tejidos) y el Crucificado (por el estudio de la luz a través de la iluminación lunar).

Entre los objetos litúrgicos sobresalen una serie de libros miniados de fines del s. XV y del segundo tercio del s. XVI; un terno litúrgico en terciopelo negro e hilo de oro; una capa pluvial con bordados de los Apóstoles; dalmáticas, etc.

La gran riqueza de esta Iglesia se ve completada por su tesoro de orfebrería, magnánimo en cantidad y calidad. Dos autores orfebres hicieron obras magnificas: Francisco de Alfaro y Marcos Beltrán. Del primero destaca:

  • La"custodia procesional" en plata dorada de 1'62 metros de altura, con tres pisos simulando un templete renacentista donde se desarrolla la escena de la Degollación del Bautista. Está fechado a finales del siglo XVI.
  • Un cáliz de plata dorada, con cuatro santos de esmalte en el centro y los cuatro evangelistas, de relieve en el pie
  • Crismeras sobredoradas con Crucifijo de 1592.
  • Ampolleta para llevar el Santo Oleo a los enfermos.
  • Acetre e hisopo.
  • Un viril (custodia pequeña que se coloca en el interior de la grande).

Las obras de Marcos Beltrán son un cáliz de plata dorada y un portapaz de la misma materia prima. De época barroca sobresalen los candelabros y ajuar de altar labrados por Juan de Orea. Además de lo expuesto, existen innumerables objetos de autores menores pero de gran interés histórico-artístico.

Museo Coullaut Valera[editar]

El museo "Lorenzo Coullaut Valera" es una exposición permanente, desde 1990, de originales, bocetos y réplicas de obras escultóricas del citado autor.

Veintitrés esculturas, tres relieves y dos dibujos originales de un retablo se reparten por las salas de este museo, enclavado en un torreón almohade del siglo XII, que en su día fue una de las puertas principales de acceso al recinto amurallado de la ciudad de Marchena. El vagaje artístico de Coullaut Valera es amplísimo y variado. Su obra tiene carácter internacional, puesto que se encuentra repartida por distintas y diversas ciudades españolas, hispanoamericanas e italianas. Las obras que podemos contemplar en el museo de Marchena son las siguientes:

  • Condesa de Yebes.
  • Carlos Coullaut.
  • Juan Valera.
  • Infanta Isabel.
  • Crucifixión.
  • Virgen de la Epifanía.
  • La Asunción.
  • Mercedes Perioncely.
  • Sevillana.
  • Cancionera.
  • Tango.
  • Ossio.
  • Sagrado Corazón.
  • Cervantes.
  • Menéndez Pelayo.
  • Isabel "La Católica".
  • San Ignacio Abanderado.
  • La Raza (bronce).
  • La Raza (yeso).
  • Bécquer.
  • Las tres marcheneras.
  • Dulcinea.
  • Dolorosa.
  • Alfonso X "El Sabio".
  • Lope de Vega.
  • Justiniano.

Semana Santa[editar]

Marchena es conocida por su fiesta de mayor potencial cultural, su Semana Santa. La Semana Santa marchenera está declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía y es una de las más importantes de nuestra comunidad por su historia, sus tradiciones y su importante valor cultural. Las importantes imágenes que procesionan por las calles de Marchena, su influencia sevillana, la importancia indudable que la saeta tiene en el pueblo, manteniéndose el cante de unas saetas primitivas denominadas molederas y un sinfín de tradiciones. Entre las tradiciones más señaladas en la mañana del Viernes Santo tiene lugar en la Plaza Ducal el tradicional "mandato" de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, o el Sábado Santo, el pregón del descendimiento celebrado por primera vez en 1568 y cientos de saetas, que se prolongan hasta la madrugada, tratan de impedir que la Soledad regrese a su Iglesia de Santa María, son las llamadas "Moleeras" o molederas.

Feria[editar]

Feria y Fiestas : casetas, caballos, trajes flamencos, vestidos de faralaes, atracciones, alegría… en nuestro Real, donde podrá disfrutar de la hospitalidad de los marcheneros

Nuestra tradicional feria se celebra el primer fin de semana de Septiembre situada en los aledaños de la carretera de Paradas, en el recito ferial, celebrada de Jueves a Domingo.

Se instalan casetas atracciones y se puede degustar un buen vino, fresca cerveza, viendo el hermoso paseo a caballo por el real con concurso de jinetes, amazonas y coches de caballos.

Expo Marchena. Desde el año 2004, se viene celebrando en nuestro municipio la Feria de Desarrollo Rural, denominada Expo Marchena, organizada por el Excmo. Ayuntamiento de Marchena, [Sodemar, S.L.] (Sociedad de Desarrollo Rural de Marchena) y Asicom (Asociación de Industriales y Comerciantes de Marchena).

El principal objetivo de Expo Marchena, es el desarrollo económico del municipio así como fomentar el acercamiento de las empresas al mercado para que así puedan dar a conocer los productos y servicios que ofrecen de forma directa a los consumidores. Esta muestra comercial se organiza desde la Sociedad de Desarrollo Económico, SODEMAR, SLM.

Gastronomía[editar]

En la gastronomía marchenera destacan los bizcochos y molletes (con más de 100 años de antigüedad), así como las típicas tortas marcheneras. También son típicos los deliciosos dulces que elaboran las monjas de clausura de los conventos de Santa María y San Andrés.

Deportes[editar]

En deportes destacan: El Marchena Balompié, equipo de fútbol de la ciudad, fundado en 1928, ha llegado a jugar en la actual 1ª Andaluza. En la actualidad milita en la primera provincial de Sevilla. El Atlético Marchena, fundado en 2007, juega actualmente en segunda provincial de Sevilla. El triatleta Rafael López Ordóñez que obstenta éxitos nacionales e internacionales.

Marcheneros ilustres[editar]

Ciudades hermanadas[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]