María de Módena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María de Módena
Reina Consorte de Inglaterra, Escocia e Irlanda
Mary of modena lg.jpg
Información personal
Reinado 6 de febrero de 1685 -
11 de diciembre de 1688
Coronación 23 de abril de 1685
Nacimiento 5 de octubre de 1658
Módena, Italia
Fallecimiento 7 de mayo de 1718
(59 años)
Saint-Germain-en-Laye, París, Francia
Entierro Abadía de Chaillot, París, Francia
Predecesor Catalina de Portugal
Sucesor Jorge de Dinamarca
(El 8 de marzo de 1702)
Familia
Casa real Casa de Estuardo
Casa de Este
Padre Alfonso IV de Este, Duque de Módena y de Reggio
Madre Laura Martinozzi
Consorte Jacobo II de Inglaterra
Descendencia Catalina Laura de York
Isabel de York
Carlos, Duque de Cambridge
Carlota María de York
Jacobo, Principe de Gales (Jacobo III/VIII)
Luisa María Teresa Estuardo
(y otros 6 hijos)
[editar datos en Wikidata]

María de Módena (en italiano: Maria Beatrice Eleonora Anna Margareta Elisabeta d'Este; Módena, 5 de octubre de 1658París, 7 de mayo de 1718), Reina de Inglaterra, Escocia e Irlanda, fue la consorte del rey Jacobo II de Inglaterra. Era la segunda de los 3 hijos de Alfonso IV de Este, duque de Módena y de Reggio, y de Laura Martinozzi (sobrina del célebre cardenal Julio Mazarino).

Primeros años y matrimonio[editar]

Tuvo una estricta crianza católica, y llegó a pensar en ser abadesa de una orden religiosa fundada por su madre. Fue la elegida por el rey Luis XIV de Francia para ser la novia católica del viudo Jacobo, duque de York -futuro rey Jacobo II de Inglaterra-, el cual se había convertido al catolicismo. El matrimonio por poderes se celebró en el palacio ducal de Módena, el 30 de septiembre de 1673. La ceremonia formal de matrimonio se llevó a cabo en la ciudad de Dover, en Kent, el 21 de noviembre de ese mismo año.

La unión obedecía a aspectos políticos y dinásticos urgentes. Jacobo tenía dos hijas protestantes de su primer matrimonio, María y Ana. Un hijo varón nacido de este segundo casamiento sería algún día rey, un rey católico. Aunque María era hermosa y encantadora -Carlos II llegó inclusive a cortejarla-, los ingleses la detestaron por su catolicismo. El ingenio popular le puso el sobrenombre de "Madame Este". Las rumores, además, alegaban que ella era un agente secreto del Papa Clemente X, que habría presionado su candidatura como una novia conveniente para el duque de York. Durante el supuesto "Complot Papista" (1678), en el que su secretario Coleman fue una víctima, ella y Jacobo partieron al extranjero discretamente.

Hijos[editar]

Las consideraciones dinásticas exigían un hijo de manera apremiante. Su primer embarazo terminó en un aborto (1674), y los 10 siguientes también fueron abortos o, si llegaban a lograrse, fueron hijos fallecidos en la infancia. Después de la accensión de Jacobo al trono en 1685, la cuestión de si María lograría concebir un hijo llegó a ser más significativa, porque éste, criado en la fe católica, sería el futuro rey de Inglaterra.

En 1688, María finalmente dio a luz a un hijo vivo, Jacobo Francisco Eduardo. El acontecimiento causó mucha especulación. Se llegó a sugerir que el niño había nacido muerto y que fue cambiado por otro, mientras sacaban el cadáver en una cacerola para disimular. Por razones políticas, un nacimiento real era un acontecimiento muy público, al menos: mucha gente habría tenido que ser cómplice en esta inverosímil conspiración. Sin embargo los rumores fueron lo bastante inquietantes que Jacobo tuvo que llamar dos sesiones extraordinarias de su Consejo Privado para oír testimonios probatorios de que el príncipe de Gales era sin lugar a dudas hijo de la reina.

La influencia que tuvo María en Jacobo -cuya atención se concentraba en una serie de amantes- favoreció a los Jesuitas y al Absolutismo según el modelo francés.

Exilio[editar]

Algunos meses después del nacimiento del heredero, el complot de los aristócratas Whigs -más conocido como la Revolución Gloriosa- estalló. María huye a Francia con su hijo (10 de diciembre de 1688). Los conspiradores habían invitado a la hija mayor de Jacobo, María, con su marido, Guillermo de Orange, a que tomaran el trono. Jacobo logra huir y reunirse con su familia el 23 de diciembre. En el exilio, residieron como huéspedes del rey Luis XIV en el castillo de Saint-Germain-en-Laye.

Últimos años[editar]

Cuando Jacobo murió (6 de septiembre de 1701), María logra convencer a Luis XIV de que reconozca a su hijo como rey de Inglaterra y de Escocia, hecho que aceleró la participación inglesa en la Guerra de Sucesión Española. Ella apoyó a los jacobitas exiliados con lo mejor de sus habilidades.

Murió, víctima de cáncer mamario, en el castillo de Saint-Germain-en-Laye, en París, el 7 de mayo de 1718, a los 59 años de edad, siendo sepultada en la abadía de Chaillot. Años más tarde, su tumba fue destruida durante la Revolución francesa.


Predecesor:
Catalina de Portugal
Reina Consorte de Inglaterra, Escocia e Irlanda
1685 - 1688
Coat of Arms of Mary of Modena.svg
Sucesor:
Jorge de Dinamarca (En 1702)