Catalina Enriqueta de Braganza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Catalina Enriqueta de Braganza
Reina Consorte de Inglaterra, Escocia e Irlanda
Catherine of Braganza, Queen of England.jpg
Información personal
Reinado 23 de abril de 1662 - 6 de febrero de 1685
Coronación 21 de mayo de 1662
Nacimiento 26 de noviembre de 1638
Vila Viçosa, Portugal
Fallecimiento 31 de diciembre de 1705 (67 años)
Palacio de Bemposta, Lisboa, Portugal
Entierro Monasterio de los Jerónimos de Belém, Lisboa, Portugal
Predecesor Enriqueta María de Francia
Sucesor María de Módena
Familia
Casa Real Casa de Braganza
Padre Juan IV de Portugal
Madre Luisa de Guzmán
Consorte Carlos II de Inglaterra
Descendencia Ninguna

Catalina Enriqueta de Braganza (Vila Viçosa, 26 de noviembre de 1638 - Lisboa, 31 de diciembre de 1705[1] ), fue Infanta de Portugal y reina consorte de Inglaterra, Escocia e Irlanda como esposa del rey Carlos II de Inglaterra, Escocia e Irlanda.[1]

Juventud[editar]

Catherine of Braganza.jpg

La infanta Catalina Enriqueta de Portugal nació en Vila Viçosa el 25 de noviembre de 1638. Cuarta de los 8 hijos del duque Juan II de Braganza -luego rey Juan IV de Portugal- y de Luisa Francisca de Guzmán. Por parte de madre era una 2ª bisnieta del santo Francisco de Borja y Aragón; y, consiguientemente, descendiente directa del papa Alejandro VI (Rodrigo Borja o Borgia). Aunque recibió educación en un convento, esta fue estrechamente supervisada por su madre.

Después de la restauración de la Casa de Braganza, y el acceso de su padre al trono el 1 de diciembre de 1640, en diversas circunstancias le propusieron como novia, a pesar de tener sólo 8 años, para Juan José de Austria, Francisco de Beaufort, Luis XIV de Francia y Carlos II de Inglaterra.[1] Se la consideró un conducto útil para establecer una alianza entre Portugal e Inglaterra, después del Tratado de los Pirineos en 1659 en el cual Portugal había sido desdeñado por Francia.

Al ser restaurado Carlos al trono inglés en 1660, la madre de Catalina volvió a abrir negociaciones con sus consejeros, y se firmó un tratado de matrimonio el 23 de junio de 1661.[1]

Como parte del dote, la corona portuguesa cedió a Inglaterra la ciudad de Tánger, en Marruecos, y la isla de Bombay (en la bahía de João Bom), en India.[1]

Como reina consorte[editar]

Catalina se casó mediante poderes en Lisboa el 23 de abril de 1662 con el rey Carlos II de Inglaterra. Después de su llegada a Portsmouth el 14 de mayo de 1662, la pareja se casó en dos ceremonias - una católica realizada en secreto, seguida por un servicio público anglicano - el 21 de mayo de 1662, en la ciudad de Portsmouth.

Catalina no era una reina particularmente popular, por ser católica romana, y a causa de ello no poder ser coronada, ya que los católicos romanos tenían prohibido participar en servicios anglicanos. Inicialmente Catalina afrontó dificultades debido al idioma, las infidelidades del rey y los conflictos políticos entre católicos romanos y anglicanos. Con el tiempo, su decoro, tranquilidad, lealtad y afecto genuino para Carlos cambiaron la percepción del público respecto a ella.

A pesar de la reputación que tenía Carlos de mujeriego,[1] Catalina nunca pudo darle un heredero vivo, pues aunque tuvo 3 embarazos -el último de los cuales fue en 1669-, todos terminaron en abortos. Su posición se tornaba difícil a medida que Carlos continuaba teniendo bastardos con sus amantes, sin embargo él insistió de que la trataran con respeto, y rehusó divorciarse de ella. Después de la muerte de Carlos en 1685, Catalina permaneció en Inglaterra durante el reinado de su cuñado Jacobo II, y volvió a Portugal al ser entronizados en forma conjunta Guillermo III y María II.[1]

Catalina murió en Lisboa, el 31 de diciembre de 1705, a los 67 años de edad, siendo sepultada en la cripta real de la iglesia de Sao Vicente de Fora, Portugal.

Catalina es famosa por haber introducido la costumbre de tomar el en Inglaterra.

Últimos años[editar]

Al final de la enfermedad Carlos en 1685, mostró la ansiedad de reconciliación con la fe católica, y exhibió un gran dolor por su muerte. Más adelante en el mismo año, sin éxito, intercedió ante Jaime por la vida de James Scott , hijo ilegítimo de Carlos, ya que fue el líder de la Rebelión de Monmouth a pesar de que en rebelión había contado con el apoyo representada por los protestantes contra una firme oposición a la Iglesia Católica.

Catalina permaneció en Inglaterra, viviendo en Somerset House, a través del reinado de James y su deposición en la Revolución Gloriosa de Guillermo III y María II . Inicialmente en buenos términos con Guillermo y María, su situación se había deteriorado como la práctica de su religión dado lugar a malentendidos y el aislamiento cada vez mayor. Un proyecto de ley fue presentado al Parlamento para limitar el número de agentes católicos de Catalina, y que fue advertido de no agitar en contra del gobierno. Finalmente regresó a Portugal en marzo de 1692. Apoyó el Tratado de Methuen, en 1703 con Inglaterra y actuó como regente de su hermano, Pedro II , en 1701 y 1704-05. Murió en el Palacio de Bemposta en Lisboa el 31 de diciembre 1705 y fue enterrado en el Monasterio de los Jerónimos , en Belém , Lisboa .


Predecesor:
Enriqueta María de Francia
Reina Consorte de Inglaterra, Escocia e Irlanda
1662 - 1685
Coat of Arms of Catherine of Braganza.svg
Sucesor:
María de Módena

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g «Catarina (D.).» (en portugués). Portugal - Dicionário Histórico, Corográfico, Heráldico, Biográfico, Bibliográfico, Numismático e Artístico págs. 948-949. Consultado el 23 de octubre de 2011.

Enlaces externos[editar]