María Teresa del Toro Alayza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «María Teresa del Toro y Alayza»)
Saltar a: navegación, búsqueda
María Teresa del Toro Alayza
Nombre María Teresa Josefa Antonia Joaquina Rodríguez del Toro Alayza
Nacimiento 15 de octubre de 1781
Bandera de España Madrid, España
Fallecimiento 22 de enero de 1803 (21 años)
Bandera de España Caracas, Capitanía General de Venezuela, Imperio español
Cónyuge Simón Bolívar
Padres Benita de Alayza Medrano
Bernardo Rodríguez del Toro Ascanio

María Teresa Josefa Antonia Joaquina Rodríguez del Toro Alayza (Madrid, 15 de octubre de 1781Caracas, 22 de enero de 1803),[1] hija de aristócratas españoles, fue la esposa del prócer venezolano Simón Bolívar. Tras dos años de noviazgo y ocho meses de matrimonio con El Libertador de América, María Teresa murió de fiebre amarilla.[2] Bolívar no volvió a casarse después de morir su esposa.

Su vida personal[editar]

María Teresa fue la única hija de Bernardo Rodríguez del Toro Ascanio nacido en Caracas, Venezuela en el seno de una familia con origen en el municipio canario de Teror [3] , y de Benita de Alayza Medrano, oriunda de Valladolid, España. Nació en Madrid,[1] el domingo 15 de octubre de 1781, durante el reinado de Don Carlos III. Esa noche, la compañía dramática española puso en escena del Teatro Principal la obra Faust.[4] María Teresa estaba profundamente vinculada a la sociedad caraqueña. Su padre era hermano del tercer Marqués del Toro, Sebastián Rodríguez del Toro y Ascanio, cuyo título heredó el primo hermano de María Teresa, Francisco José Rodríguez del Toro e Ibarra, amigo íntimo de Bolívar, también pariente de los Rodríguez del Toro.

Al morir su madre, se encarga de su padre y sus hermanos, lo que la hizo convertirse, a temprana edad, en madre de sus pequeños hermanos, a quienes educó y protegió. Asistía regularmente a los oficios religiosos y ayudaba a su padre y a su primo en lo relativo a la administración de bienes y haciendas.

María Teresa y Simón Bolívar[editar]

María Teresa era una mujer bien educada y culta de su época, de ojos color café, piel pálida, de naturaleza tímida y carácter amable. Conoció a Simón Bolívar en Madrid, en 1800. Bolívar había sido enviado a España a los 17 años para continuar sus estudios. Su vida cambiaría definitivamente en la casa del Marqués Gerónimo de Ustáriz, a quien Simón Bolívar llamaba "tutor", y en cuya mansión residió por algún tiempo. Sería en ella donde habría de conocer a María Teresa, con quien estaba emparentado por varias líneas. [5] Él sólo tenía 17 años de edad y ella 19,[6] pero la joven cautivó a Bolívar a tal punto que, a pesar de su edad, rápidamente le declaró su amor. En agosto de 1800 María Teresa acepta el noviazgo de Simón Bolívar. Su padre, al enterarse, les propone que esperen un tiempo hasta que él cumpliese su mayoría de edad. Por motivo de que la herencia de Bolívar dependía de que éste tuviese un matrimonio bien asentado, éste reportaba con orgullo su noviazgo, describiendo a María Teresa como «una joya sin defectos, valiosa sin cálculo». Don Bernardo, el viudo padre de María Teresa, llevó a su hija a Bilbao y al poco tiempo, en marzo de 1801, decepcionado de Madrid, su prometido se mudó a esa ciudad. De regreso a España, luego de una estadía en París, Bolívar le propone formalmente matrimonio a María Teresa el 5 de abril de 1802. El padre de María Teresa, aplacado por el compromiso formal y, probablemente también por razón de los bienes del novio valorados en unos 200.000 duros, dio su permiso y bendición a la pareja.[5] Simón le propone a María Teresa que se casen ese mismo año en el Puerto de La Coruña. En Santander, España, el 30 de marzo de 1802, Bolívar otorga poder a Pedro Rodríguez del Toro para suscribir en su nombre las capitulaciones matrimoniales.

En consideración de su distinguido nacimiento, su virginidad, sus cualidades personales y su disposición de dejar España para acompañar a Bolívar, los abogados del futuro libertador le pusieron un valor a su prometida de 100.000 reales, aproximadamente una décima parte de la fortuna de Bolívar.[5] Eran las costumbres propias de la época a las cuales Bolívar respondía con naturalidad. Tales convencionalismos en nada desmerecían, sin embargo, el amor entre los novios.

Matrimonio[editar]

Iglesia de San José, en Madrid, donde se casaron María Teresa y Bolívar.

Al momento de la boda Bolívar tenía ya 19 años y María Teresa 21. Contraen matrimonio el 26 de mayo de 1802, día miércoles,[7] en el Teatrillo del Palacio del Duque de Frías, donde funcionaba la primitiva Iglesia Parroquial de San José, en Madrid. Ello después de haber obtenido permiso del Rey para hacerlo y de lograr la dispensa de amonestaciones. Al cabo de unos 20 días, que la pareja empleó en despedirse de los suyos, se trasladan a La Coruña. El 15 de junio de 1802 partieron los recién casados hacia Caracas, desembarcando el 12 de julio en La Guaira. Allí María Teresa será acogida no sólo por la parentela de su nuevo marido sino también por la suya propia.

Después de una corta estadía en Caracas se trasladaron a la "Casa Grande" del ingenio Bolívar en San Mateo. María Teresa enfermó poco después de "fiebres malignas", hoy día identificadas indistintamente como fiebre amarilla o paludismo, el matrimonio regresó a Caracas a su Casa del Vínculo, donde ella murió el 22 de enero de 1803. Trás ocho meses de matrimonio y dos años de noviazgo, Bolívar perdía así a su amada María Teresa.

Muerte y juramento[editar]

Habiendo perdido a sus padres durante su infancia, María Teresa representó para Bolívar un último y definitivo intento de arraigo signado por la tragedia. El dolor causado por esta muerte inesperada y prematura lo llevará a evadir en el futuro cualquier vínculo raigal. El juramento de no volver a casarse que pronuncia en ese momento es un acto de rebeldía en contra del dolor al que puede conducir la entrega incondicional de los sentimientos. A pesar de sus muchos amores y amoríos Bolívar cumplirá fielmente con la palabra empeñada, como lo hizo también con otros de sus juramentos. La desesperación experimentada por Bolívar hará temer que atente contra su vida. Este, sin embargo, emprenderá un segundo viaje a Europa para mitigar su inmensa pena. En Madrid sostendrá un conmovedor encuentro con su suegro Don Bernardo que siempre recordará. En compañía de Fernando Rodríguez del Toro, primo hermano de María Teresa, viajará a París donde volverá a tomar contacto con su antiguo maestro Simón Rodríguez. Ello resultará de vital importancia en la vida de Bolívar pues éste, comprendiendo la desesperación que embargaba a su antiguo discípulo, lo encauzará hacia la política para hacerle superar el vacío vital que había dejado la muerte de María Teresa. Habiéndole sido negada la dulzura de la vida hogareña, Bolívar se transmutará así en un hombre volcado hacia los asuntos públicos. Según sus propias palabras ello lo hará seguir el "carro de Marte" en lugar del "arado de Ceres". En 1828, analizando la influencia que la muerte de su esposa había tenido en él, Bolívar confiesa: "Si no hubiera enviudado, quizás mi vida hubiera sido otra; no sería el general Bolívar ni el Libertador, aunque convengo en que mi genio no era para ser alcalde de San Mateo".[8]


Referencias[editar]

  1. a b Rootsweb y Ancestry.com - (2004) María Teresa RODRÍGUEZ DEL TORO (cuadro genealógico en español). Último acceso 23 de agosto de 2008.
  2. Embajada de Malasia, Caracas, Venezuela SIMON BOLIVAR'S BIRTHDAY, 24 JULY 2008 (en inglés). Último acceso 23 de agosto de 2008.
  3. Teror y Teresa de Bolívar
  4. Universitat de Valencia - Parnaseo. Carteles (en español). Último acceso 23 de agosto de 2008.
  5. a b c John Lynch Simón Bolívar: A Life (en inglés). Publicado por la Yale University Press, (2006). ISBN 0-300-12604-2
  6. Venezuela y su Historia (mayo de 2008). «Efemérides: 1802: Bolívar se casa con María Teresa Rodríguez del Toro y Alaiza en Madrid.» (en español).
  7. «Efemérides Venezolanas».
  8. L. Peru de Lacroix, "Diario de Bucaramanga", Caracas, Ediciones Centauro, 1976.