M (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

M (en España, M, el vampiro de Düsseldorf; en Argentina, El vampiro negro) es una película alemana de policial de 1931 dirigida por Fritz Lang. Está inspirada en el caso real de Peter Kürten, que mató a varios niños en la ciudad de Düsseldorf. Es ampliamente considerada como un clásico de la cinematografía mundial y una obra maestra de su director.

Era la penúltima película de Lang dirigida en Alemania, y el realizador siempre la consideró su mejor trabajo allí. M fue una de las primeras películas en emplear fuertemente un leitmotiv.

Sinopsis[editar]

En la ciudad de Düsseldorf anda suelto un asesino de niñas, y la policía lo busca. Los criminales que viven en los bajos fondos de la ciudad también deciden buscarlo, dado que la presión policial les está arruinando sus negocios.

Temas[editar]

Se trata de un estudio sobre una colectividad conmovida por un caso de criminalidad patológica. Se expone la tragedia interior de un obseso sexual y, consecuentemente, se procede a ejercer una corrosiva visión crítica de la sociedad dónde vive. Es irónico ver cómo el hampa y la policía tienen los mismos objetivos, por lo que se ha señalado su atisbo de un comportamiento criminal en el Estado alemán, como sucedió desde 1933. Su ambientación oscura comúnmente se interpreta dentro del pesimismo producto de la derrota alemana en la I Guerra Mundial, y también en una combinación orginal de aspectos del expresionismo y del nuevo realismo que estaba presente en la dramaturgia alemana.

Producción[editar]

M es la primera película hablada que rodó Lang, pasado un año desde que se incorporó al sonido al cine. Fue célebre por la interpretación de Peter Lorre, quien luego de esta participación quedó tipificado para personajes de villano, lo cual es ajeno a su versatilidad y a su calidad de actor. Su trayectoria en el exilio estadounidense fue destacada.

El fragmento de Peer Gynt (En la gruta del rey de la montaña), de Edvard Grieg, que silba con gran frecuencia el personaje del asesino, no era silbado por el actor Peter Lorre, sino por Fritz Lang. A Lorre le resultaba muy difícil silbar la melodía durante largo rato sin perder aire. Lang lo hizo por él, ya que tenía gran habilidad para ello.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]