Móvil perpetuo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un "tornillo de agua" ideado por Robert Fludd en 1618, máquina de movimiento perpetuo en un grabado en madera de 1660. Pese que el invento nunca funcionaría se ideó como un posible intento de emplear una de esas máquinas para operar pìedras de moler: El agua del tanque superior hace girar una rueda hidráulica (abajo a la izquierda) la cual mueve un complejo engranaje y ejes que impulsan un tornillo de Arquímedes (desde abajo al centro hasta arriba a la derecha) para bombear agua para rellenar el tanque. El movimiento de la rueda hidráulica mueve otras dos ruedas (abajo a la derecha) y es mostrada con suficiente suministro de agua para su lubricación.
Móvil perpetuo de Villard de Honnecourt, ca. 1230.
Frasco de autollenado de Robert Boyle.
Rueda sobrebalanceada.

El móvil perpetuo (en latín, perpetuum mobile) es una máquina hipotética que sería capaz de continuar funcionando eternamente, después de un impulso inicial, sin necesidad de energía externa adicional. Se basa en la idea de la conservación de la energía. Su existencia violaría teóricamente la segunda ley de la termodinámica, por lo que se considera un objeto imposible, el hecho de impulsar un móvil, sin energía externa, es imposible, debido a que la energía se disipa en muchos medios, principalmente en calor, que produciría la máquina al estar en movimiento.

Dado que los principios de la termodinámica son algunos de los más comprobados y estables a lo largo de siglos de la física, las propuestas de movimiento perpetuo serias son siempre desdeñadas. Con frecuencia, este tipo de máquinas son utilizadas por los físicos como una forma de poner a prueba sus conocimientos, demostrando, sin utilizar la termodinámica, que no puede funcionar. Además, es frecuente la aparición de "paradojas", al imaginarse experimentos mentales que parecen mostrar móviles perpetuos; invariablemente se trata de errores de comprensión de las leyes de la física, por lo que resultan muy instructivas.

Este tipo de ideas son adoptadas principalmente por círculos religiosos u ocultistas, creyentes de fuentes de energía inagotable.

Clasificación[editar]

Se dividen en dos categorías, según la ley de la termodinámica que violen:

Móvil perpetuo de primera especie[editar]

Toda máquina que funciona perpetuamente y produce trabajo, sin ninguna entrada externa de energía, y sujeta a ninguna perdida, pasando el tiempo la máquina seguirá funcionando sin detenerse.[1]

Móvil perpetuo de segunda especie[editar]

Toda máquina que funciona periódicamente, la cual transforma el total de la energía, en otro tipo(mecánica, eléctrica, etc.), sin pérdida alguna en el proceso.[1]

Un ejemplo de este tipo de máquina, sería un móvil, el cual pudiese desplazarse con el simple impulso del viento.

Experimentos mentales[editar]

En física teórica, es frecuente la utilización de experimentos mentales para comprobar los límites del conocimiento de las leyes físicas. Algunos de estos experimentos llevarían a un móvil perpetuo, y son:

  • El demonio de Maxwell: se trata de violar la segunda ley, al separar dos gases mezclados, introduciendo un hipotético demonio que fuera moviendo las moléculas de los gases hacia el lugar apropiado. Sirve para entender mejor la relación entre entropía e información.
  • El trinquete de Brown de Richard Feynman: un "móvil perpetuo" que extrae trabajo a partir de fluctuaciones térmicas, aparentando funcionar eternamente, aunque realmente sólo lo haga mientras el entorno esté más caliente que el trinquete.

Intentos de móvil perpetuo[editar]

La invención de los móviles perpetuos es el pasatiempo favorito de muchos excéntricos, que con frecuencia terminan con elaboradas máquinas al estilo Rube Goldberg, Heath Robinson, o los inventos del TBO. Aunque estos inventos parezcan funcionar sobre el papel, tienen siempre fallos u ocultan fuentes de energía externa que los hacen inútiles en la práctica.

Principalmente estos inventos, para impulsar la máquina, se utilizan fuerzas como la gravitacional, campos magnéticos, la diferencia en la densidad de los objetos, creyendo estas ser capaces de impulsar continuamente el móvil.

Diseño de Leonardo da Vinci[editar]

Leonardo da Vinci diseñó un sistema que demostraba la imposibilidad del movimiento perpetuo. Según él, cualquier instrumento elaborado por el hombre no podría producir un movimiento perpetuo, dado el experimento que realizó sobre una rueda y pesos.

Enlaces externos[editar]


Referencias[editar]

  1. a b Tsaousis, D. (2008). Perpetual Motion Machine. Journal of Engineering Science and Technology Review, 1, 53-57.