El Juli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Julián Lopez "El Juli"»)
Saltar a: navegación, búsqueda
El Juli
Eljuli eglise cropped.jpg
El Juli, en el año 2004.
Nombre Julián López Escobar
Nacimiento 3 de octubre de 1982 (31 años)
Madrid, Flag of Spain.svg España
Carrera
Ocupación Torero
Debut becerrista 20 de julio de 1995, Mont-de-Marsan
Debut novillero 16 de marzo de 1997, México
Alternativa 18 de septiembre de 1998, Nimes.
Padrino: José Mari Manzanares.
Testigo: Ortega Cano.
Confirmación alternativa 6 de diciembre de 1998, México.
Padrino: Miguel Espinosa, «Armillita Chico».
Testigo: Mario del Olmo.
Apoderado Roberto Domínguez
Escalafón general Primero en el escalafón en 1999, 2000 y 2002
sitio web

Julián López Escobar (Madrid; 3 de octubre de 1982), conocido como El Juli en los carteles, es un matador de toros español.

Se forjó como novillero en México y, con una experiencia de casi 300 festejos entre becerradas y novilladas, tomó la alternativa a los quince años y once meses, lo que le convirtió en el diestro en hacerlo a más temprana edad de toda la historia.[1]

Torero de fuerte tirón popular, fue la última gran revelación de la tauromaquia del siglo XX. Su presencia llenaba las plazas merced a su dominio de todas las suertes. Durante sus primeros años rondó el centenar de festejos lidiados, lo que le llevó a encabezar el escalafón de matadores de toros en 1999, 2000 y 2002.

Con el paso de los años y el cambio de apoderados, Julián López redujo el número de apariciones, fue adquiriendo madurez y su toreo ganó en hondura. Pese a que es discutido por una parte de la afición y de la crítica taurina y a que ha tenido enfrentamientos con el sector empresarial, destacadas faenas en las plazas españolas y americanas más importantes lo han encumbrado como una de las principales figuras de la tauromaquia de inicios del siglo XXI.[2]

Inicios[editar]

Hijo de un modesto novillero también conocido como El Juli, el 2 de junio de 1991, con tan solo ocho años, se puso delante de una becerra durante una fiesta campera celebrada en una finca de Toledo con motivo de su primera comunión.[3] [4] Ese día le pidió a sus padres el ingreso en la Escuela de Tauromaquia de Madrid, algo que se hizo realidad cuando contaba con nueve años. El 1 de mayo de 1993 debutó en público en Villamuelas (Toledo), pueblo natal de su madre, Manoli, también de familia taurina, y mató su primer becerro, al que cortó las dos orejas, el rabo.

A los doce años, el 20 de julio de 1995, se vistió de luces por primera vez en Mont-de-Marsan (Francia). Durante dos años participó en más de 150 becerradas, consiguiendo trofeos en la mayoría de festejos de este tipo que se celebran en España y en Francia, y llamando la atención de los profesionales taurinos, quienes empezaron a hablar del joven matador.

Novillero[editar]

Etapa mexicana (1997)[editar]

La Monumental de México ha sido escenario de algunas de las mejores tardes de El Juli, tanto de novillero como de matador de toros.

El Juli debutó con picadores el 16 de marzo de 1997 en la plaza de Texcoco, en México, a donde había viajado junto a su padre para no tener los problemas legales que planteaba su insuficiente edad para torear en público en España.

A sus catorce años, y alejado de sus seres queridos, fue una de las épocas más duras para el diestro. Burlando la ley, toreó en Villamuelas su primera novillada picada en España el 27 de abril de 1997. Regresó a México, donde poco a poco fue consiguiendo contratos hasta lograr debutar en la Plaza México el 15 de junio. Pese a que falló con el estoque, su faena impactó a quienes la presenciaron y El Juli volvió a ser llamado para torear más veces en la misma plaza. En su tercera aparición logró indultar ante 30.000 espectadores a Feligrés, convirtiéndose en el primer novillero español en conseguir tal éxito en la Monumental.

El balance de su temporada en México fue de 59 novilladas, incluyendo aún cuatro más en la Plaza México, 89 orejas, cinco rabos y tres indultos.

Antes de regresar a España, también toreó en las plazas de Cali y de Quito, consiguiendo indultar en esta última a un novillo llamado Sacacorchos.

Temporada española (1998)[editar]

Antes de tomar la alternativa, en 1998 El Juli intervino en 82 novilladas, cortando 199 orejas y saliendo a hombros en 65 ocasiones.

Su temporada en España comenzó con un gran triunfo en la Feria de Castellón y acabó con un balance de 56 novilladas y 48 puertas grandes, 30 de ellas consecutivas, y solo dos tardes sin conseguir ningún trofeo. Especial significación tuvieron sus actuaciones en la Real Maestranza de Sevilla el 24 de mayo, cortando dos orejas a un novillo de Juan Pedro Domecq, y en Las Ventas de Madrid el 13 de septiembre, tarde en la que se anunció en solitario y acabó saliendo por la puerta grande tras cortarle las dos orejas a su quinto novillo ante una plaza llena de público.

Uno de sus rasgos más característicos durante su época de novillero y sus primeros años de matador fue la habilidad que mostraba durante el tercio de quites, en el que desplegaba un amplio repertorio. Dominaba la técnica tanto de las suertes españolas como de las que aprendió durante su estancia en México. Popularizó la lopecina y la escobina, denominadas así en honor de sus padres.[5]

Pese a no haber debutado como matador de toros, El Juli ya ocupaba espacio en todos los medios de comunicación. La última novillada que lidió fue en Albacete, el 16 de septiembre, cortando cuatro orejas.

Matador de toros[editar]

Alternativa[editar]

Arena de Nimes. El antiguo anfiteatro romano fue el lugar donde El Juli tomó la alternativa como matador de toros.

El 18 de septiembre de 1998 El Juli comenzó su carrera de torero en Nimes, Francia. José Mari Manzanares le dio la alternativa y José Ortega Cano fue testigo de ello. La corrida fue emitida por Televisión Española y El Juli salió a hombros tras cortar dos orejas.

Toreó 14 tardes más por tierras españolas, antes de hacer temporada en América, donde hizo 32 paseíllos y obtuvo notables éxitos en Cali, donde ganó el trofeo Señor de los Cristales, Bogotá, Medellín, Manizales, Quito y Lima, donde se hizo con el Escapulario de Oro durante la Feria del Señor de los Milagros.

El 6 de diciembre confirmó la alternativa en la Plaza México, cortando una oreja. Volvió a la misma plaza de toros el 20 del mismo mes obteniendo dos orejas y, ya en 1999, cortó cuatro orejas durante la corrida del LIII aniversario de dicho coso celebrada el 5 de febrero.

Campañas maratonianas[editar]

Dos años encabezando el escalafón (1999-2000)[editar]

En sus primeros dos años de alternativa El Juli superó los cien festejos lidiados y se situó líder del escalafón de matadores de toros. La popularidad que había alcanzado entre la sociedad española era tan alta que le llevó a llenar las plazas en casi todas sus apariciones, algo que nunca había sucedido en algunas de ellas, como en la de Teruel. También llegó a protagonizar algunas campañas publicitarias.

Durante la campaña de 1999 se situó a gran distancia del segundo en el escalafón, Enrique Ponce, gracias a las 134 corridas que toreó con un balance de 282 orejas, 16 rabos y 92 salidas a hombros. A lo largo del siglo XX, tan solo Jesulín de Ubrique había toreado en más ocasiones durante un mismo año.[6]

Una de sus mejores tardes la tuvo el 23 de abril de ese año en Sevilla en una corrida en la que cortó tres orejas y resultó cogido por su segundo toro, lo que no le impidió terminar su faena, pero sí disfrutar de su triunfo y salir por la puerta del Príncipe.[7] Durante agosto sumó 32 corridas, llegando a torear tarde y noche hasta en tres ocasiones. Resultó cogido en Calahorra (La Rioja) el día 30, lo que le alejó de los ruedos durante casi tres semanas, por lo que no pudo llegar a las 150 corridas que se había fijado como objetivo.[8]

Regresó a América, donde nuevamente obtuvo éxitos en muchas de las principales plazas y superó los cincuenta festejos lidiados. De vuelta en España, confirmó la alternativa en Las Ventas el 17 de mayo de 2000, con el toro "Pintaguito", de Samuel Flores, acompañándole Enrique Ponce y Francisco Rivera Ordóñez. Aunque su actuación no fue destacada, sí lo fueron sus siguientes apariciones en el coso madrileño, cortando una oreja en la Corrida de la Beneficencia. Toreó en España durante este año 106 corridas y cortó 200 orejas y 13 rabos, participando en todas las grandes ferias y obteniendo importantes triunfos en algunas de ellas, aunque sin cumplir con las expectativas creadas en otras.[9]

Triunfos y percances en 2001[editar]

Pese a perder el primer puesto del escalafón por reducir el número de corridas toreadas, la calidad de los triunfos obtenidos durante el año 2001 consagró definitivamente a El Juli como una de las grandes figuras del toreo. Toreó 88 corridas y cortó 163 orejas y 5 rabos.

Tres cogidas de gravedad fueron las causantes de que disminuyese el número de apariciones. El 5 de junio recibió una cornada de 20 centímetros en el triángulo de Scarpa mientras toreaba en Las Ventas y, tras tres semanas de recuperación, reapareció en Alicante cortando tres orejas. Otra cornada en la pantorrilla en Málaga le mantuvo alejado de los ruedos nueve días, antes de reaparecer en Bilbao con toros de Victorino Martín y cortar dos orejas. El día siguiente, 23 de agosto, recibió durante la misma feria otra cornada en el labio superior de un toro al que consiguió cortarle las dos orejas, éxito que no se veía en la exigente plaza de toros de Vista Alegre desde hacía siete años.

El diestro tuvo destacadas tardes en muchas de las principales plazas: tres orejas en la Feria de Fallas de Valencia, tres orejas en la Feria de Abril de Sevilla, una oreja en la Corrida de la Prensa de Madrid y salidas a hombros en San Sebastián, Arlés, Jerez de la Frontera, Barcelona (tres veces), Córdoba, Cáceres, Ciudad Real, El Puerto de Santa María (en dos ocasiones), Málaga, Bayona, Palencia, Murcia, Granada, Salamanca, Logroño, Zaragoza, Jaén... Durante la temporada americana siguió sumando triunfos, nuevamente en Lima, Quito y en la Plaza México, donde cortó un rabo.

Cambio de apoderado y de nuevo líder del escalafón (2002)[editar]

Durante el año 2002 se comenzaron a observar cambios en El Juli. El diestro retirado Raúl Gracia, El Tato, pasó a ser su apoderado, y ello quedó reflejado en la manera de torear de Julián. Volvió a situarse el primero del escalafón con un balance de 112 corridas, 167 orejas, 6 rabos y 59 salidas a hombros, pero escuchó críticas en Sevilla y, sobre todo, en Madrid, donde hubo una polémica por las corridas que había elegido para torear.

No obstante, El Juli supo remontar la temporada y, entre otros triunfos en plazas importantes, destacaron las cinco orejas cortadas durante la Feria de San Fermín de Pamplona, las dos orejas que le cortó a un toro de Victorino en Bilbao, la salida por la puerta grande de la plaza de Bilbao tras cortar tres orejas dos días más tarde, y el indulto de un toro en Linares.

Cuando la temporada estaba próxima a su fin, el 4 de octubre se anunció un mano a mano en el Palacio de Vistalegre entre El Juli y Curro Vázquez, que se retiraba de los ruedos. La faena que El Juli le hizo a su último toro fue premiada con las dos orejas y el rabo, y fue la evidencia de que el diestro madrileño iba a afrontar los años posteriores buscando un toreo más hondo y perfeccionista, y abandonando su fama de torero bullidor, que ya no le satisfacía. A los aficionados les costó comprender este cambio, que llegó en el momento de la retirada de José Tomás, lo que dejaba a Julián López como el principal protagonista del mundo de los toros.[2]

Temporada complicada (2003)[editar]

Durante 2003, El Juli tuvo que hacer frente a numerosas complicaciones. Tenía en contra a los aficionados más exigentes, que le acusaban de ser un torero vulgar; a muchos presidentes, que se negaban a concederle trofeos solicitados por el público; a parte de la prensa, y a algunos empresarios y ganaderos, como quedó demostrado con la negativa de que El Juli torease la corrida de Victorino durante la Feria de San Isidro.

El 27 de mayo se encerró en Madrid con seis toros durante la Corrida de la Prensa, en un festejo en el que donó todos los ingresos a diversas ONG. Con buena parte de la plaza en contra del diestro, su gesto no fue valorado suficientemente, pese a cortar una oreja tras una gran faena a un toro de Fuente Ymbro. Las crónicas de lo vivido en aquella importante tarde para el torero son un buen ejemplo de la discrepancia que ha habido entre diversos críticos taurinos a la hora de analizar las actuaciones de El Juli a lo largo de su trayectoria. Antonio Lorca escribió en El País:

La tarde naufragó entre la mediocridad y la vulgaridad de una figura que domina más la cantidad que la calidad. (...) Quedó claro que las encerronas de seis toros deben ser causa exclusiva de las auténticas figuras. El Juli, triunfador joven y dominador, icono de la torería andante, decepcionó, quizá porque solo es figura de la modernidad.

El País, 28 de mayo de 2003.[10]

Por su parte, Luis Nieto Manjón resumió la actuación del torero de la siguiente forma:

El Juli superó con creces el examen con lupa que le hizo Madrid ante seis toros en medio de un ambiente hostil. (...) Tarde que marcará su carrera. Demostró que se acabó el niño prodigio. Quedó claro que, por su capacidad absoluta, ha alcanzado la madurez. El Juli es ya don Julián.

Diario de Sevilla, 28 de mayo de 2003.[10]

A lo largo de la temporada, en su lucha por defender su primacía en la tauromaquia, toreó otras tres corridas en solitario en Santander, Linares y Zaragoza, cortando cuatro orejas en todas ellas, y actuó ante algunas de las ganaderías más duras. Otras tardes importantes las tuvo en Bilbao, Valencia, Almería y Mont-de-Marsan. A pesar de ello, la imagen pública del diestro se había deteriorado. Tiempo después, en octubre de 2007, el propio Julián declaró en relación a esta etapa de su carrera:

Estuve bloqueado. Por un lado quería evolucionar, pero no podía desarrollar porque tenía que responder a unas expectativas y a la vez defender mi sitio. Ha sido la época más amarga, pero tuve el mérito de no darle la espalda. (...) Ni disfrutaba toreando ni era feliz. A veces no sabía ni qué quería hacer.

ABC, 11 de octubre de 2007.[11]

Apoderamiento por Roberto Domínguez[editar]

Temporadas 2004-2006[editar]

El Juli citando a un toro en Bayona (Francia) en septiembre de 2004.

Desde diciembre de 2003 Julián López estuvo apoderado por Roberto Domínguez, torero retirado, en un intento de relanzar su carrera.[12] Aconsejado por el mismo, El Juli, que había banderilleado hasta entonces, anunció en un comunicado en abril de 2004 que dejaba de hacerlo. El tercio de banderillas era en el que el diestro madrileño recibía más críticas, pero en muchas plazas era algo que siempre hacía más efectivas sus actuaciones.[13] Otro cambio en la actitud de El Juli fue el descenso de festejos toreados, aunque la mayoría de sus actuaciones fueron en plazas de primera y de segunda categoría. Acabó la campaña de 2004 con 74 corridas y 79 orejas, siendo quinto en el escalafón; la de 2005 con 61 corridas y 67 orejas, finalizando octavo, y la de 2006 con 63 corridas y 96 orejas, acabando de nuevo octavo.

Para entonces, El Juli demostraba madurez como torero. Su empleo del capote era menos variado que durante sus primeros años, pero más templado, y sus faenas con la muleta habían ganado en profundidad. Aunque el diestro seguía teniendo gran tirón popular, continuaron sus problemas con algunos empresarios, que ponían reticencias a sus exigencias económicas y llegaron a considerarlo «antirrentable», y con algunos presidentes de plazas, que le impidieron cosechar importantes triunfos.

En 2004, pese a su discreto paso por las ferias de Abril y de San Isidro, tras torear en la Monumental de Pamplona, una de las plazas donde más triunfos ha logrado El Juli a lo largo de su trayectoria, el diestro remontó una temporada en la que también fueron destacables sus actuaciones en Bilbao y Zaragoza.

El 5 de febrero de 2005 indultó al toro Trojano en la Monumental de México.[14] Su campaña española fue parecida a la de 2004, al no destacar ni en Sevilla ni en Madrid. Fue durante el verano cuando tuvo sus mejores actuaciones, nuevamente en Pamplona y en Bilbao, y también en Mont-de-Marsan y en Valencia. El 9 de septiembre en Valladolid sufrió una cornada en el muslo derecho.

En 2006 se vivió en España un nuevo episodio de su guerra con los empresarios al quedarse fuera de los carteles de la Feria de Abril. El 22 de mayo, durante la Feria de San Isidro, realizó su faena de mayor relieve y, aunque no logró salir por la puerta grande, cortó una oreja y hubo petición de la segunda.

Temporada 2007[editar]

El Juli toreando en Las Ventas, Madrid.

Tuvo que esperar hasta el 23 de mayo de 2007 para salir por la puerta grande de Las Ventas como matador de toros tras cortar dos orejas (una a cada toro) y recibir el presidente de la plaza una sonora bronca por no conceder otra.[15] Por esta faena y por otras de alto nivel realizadas a lo largo de esta campaña, en la que obtuvo importantes triunfos desde marzo hasta octubre, recibió un reconocimiento unánime, algo hasta entonces poco frecuente en la vida del diestro, que el 11 de octubre sumó en Zaragoza su corrida de toros número mil.[16]

Vida personal[editar]

Salida de su enlace matrimonial

Se casó con Rosario Domecq Márquez, hija de Pedro Domecq de la Riva y Rosario Márquez Amilibia, el día 20 de octubre de 2007, tras siete años de noviazgo,[17] [18] en la capilla de Santa Catalina del convento de Santo Domingo de Jerez de la Frontera. El diestro que, ya desde su época adolescente, ha llevado una vida llena de sacrificios y ha forjado su prestigio mediático a base de profesionalidad, ocupó por una vez las portadas de la prensa rosa.[19] Julián y Rosario fueron padres de dos mellizos, nacidos el 6 septiembre de 2011, llamados Rosario y Fernando.[20] El 28 de marzo de 2014 nace su hija Isabel.

Referencias[editar]

  • Cossío. Los Toros (Volumen 15: Inventario biográfico: González Marín-López Escobar) (pp. 692-704). España: Espasa Calpe, S.A. 2007. ISBN 978-84-670-2543-9. 

Notas[editar]

  1. Luis Miguel Dominguín era más joven cuando lidió su primera corrida de toros en Bogotá, pero esta alternativa fue invalidada más tarde.
  2. a b Cossío. Los Toros (Volumen 5: Historia) (pp.599-600). España: Espasa Calpe, S.A. 2007. ISBN 978-84-670-2533-0. 
  3. Red Pópuli. «El Juli, un rey en las plazas (entrevista)». Consultado el 8 de diciembre de 2007.
  4. elmundo.es. «El Juli (biografía)». Consultado el 8 de diciembre de 2007.
  5. mundotoro.com. «Quites. Descripción de la escobina y la lopecina». Consultado el 1 de noviembre de 2007.
  6. Toros en El Puerto. «Escalafón de matadores de toros del siglo XX». Consultado el 31 de octubre de 2007.
  7. «Ficha técnica de la corrida del 23 de abril de 1999 y crónicas de El Mundo, El País y El Correo de Andalucía».
  8. El Mundo (25 de octubre de 1999). «El Juli lidera el escalafón en su primer año».
  9. El Mundo (1 de agosto de 2000). «El Juli continúa como líder del escalafón, aunque con la afición dividida».
  10. a b «Ficha técnica de la corrida del 27 de mayo de 2003 y crónicas de El País, ABC y Diario de Sevilla».
  11. Burladero.es (11 de octubre de 2007). «El Juli: "José Tomás ya no es un mito inalcanzable y quiero medirme con él" (Análisis de la entrevista publicada en el Diario ABC)».
  12. El Mundo (28 de diciembre de 2003). «El Juli da un giro a su carrera».
  13. Nótese al respecto el comentario de Javier Villán en su crónica de la corrida del 28 de abril de 2004 durante la Feria de Abril de Sevilla.
  14. «Ficha técnica de la corrida del 5 de febrero de 2005 y crónicas de La Jornada, El Universal y La Crónica de Hoy».
  15. El Mundo (24 de mayo de 2007). «El Juli y su sueño de la Puerta de Alcalá».
  16. Burladero.es. «El Juli, al frente del toreo (Análisis de la temporada 2007)».
  17. www.diezminutos.es
  18. www.hola.com
  19. Terra - EFE (24 de octubre de 2007). «La boda de 'El Juli' con Rosario Domecq, en las portadas de las revistas».
  20. [1]

Bibliografía adicional[editar]

  • Fernando del Arco (1998). El Juli: Historia de una voluntad. Egartorre Libros, S.L. ISBN 84-87325-29-7. 
  • Luis López Palau (1999). El Juli. De prodigio a prodigioso. San Luis de Potosí. 
  • Antonio García Molina (2000). De Chinchón a la México. Colmenar Viejo: A.C.C. Lumière. ISBN 84-930618-3-2. 
  • Patrick Forestier y Thierry Esch (2002). El Juli. Biarritz: Atlantica. ISBN 2-84394-465-1. 
  • Francisco Mora (2002). El Juli: el torero del siglo XXI. Editorial Planeta. ISBN 84-08-04337-4. 
  • Jason C. Morgan y Alfonso Alarcón Sánchez (2002). Joven torero. ISBN 84-7100-768-1. 

Enlaces externos[editar]