Grauman's Chinese Theatre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La fachada del Teatro Chino.
Huellas dejadas de las varitas, las manos y los pies de Emma Watson, Daniel Radcliffe y Rupert Grint en el Grauman's Chinese Theatre por la película Harry Potter.
Interior.

El Grauman's Chinese Theatre o Teatro Chino de Grauman (en español) (también conocido como Mann's Chinese Theater entre 1973 y 2001), es un famoso teatro situado en el 6925 de Hollywood Boulevard en Hollywood, California. El local abrió sus puertas en 1927 y desde entonces ha sido uno de los puntos de referencia más reconocibles y visitados del sur de California.

Fue construido por el actor Sid Grauman dueño de un tercio del local, del que también eran propietarios los también interpretes Mary Pickford, Douglas Fairbanks y Howard Schenck. Grauman también construyó el "Million Dollar Theater" en Los Ángeles. El arquitecto principal del Teatro Chino fue Raymond M. Kennedy, de la firma Meyer and Holler.

El edificio recuerda a una enorme pagoda china roja. En la fachada está representado un enorme dragón chino, dos perros de fu guardan la entrada principal y hay muchas siluetas de diminutos dragones en los laterales del tejado de cobre.

El teatro se inauguró el 18 de mayo de 1927 con el estreno de la película de Cecil B. DeMille "Rey de reyes".

Sid Grauman vendió su participación al productor William Fox en 1929 pero permaneció como director del teatro hasta su muerte en 1950. En 1968 fue declarado edificio histórico y cultural, y desde entonces ha sufrido varios proyectos de restauración. El teatro fue comprado en 1973 por Ted Mann, propietario de la cadena de Teatros Mann y marido de la actriz Rhonda Fleming, que cambió el nombre del teatro por "Mann's Chinese Theater". El 9 de noviembre de 2001, el nombre original del teatro volvió a la fachada del edificio.

En el exterior del edificio, se encuentran impresionadas las huellas de pies y manos de multitud de artista a los que se rinde homenaje de esta manera. Entre ellas, las de actores como Clark Gable, Rita Hayworth, Samuel L. Jackson, Sophia Loren o Marilyn Monroe. En total, hay más de 200 huellas impresas sobre el cemento. Aunque lo más habitual ha sido siempre dejar las huellas de los pies y de la manos, también ha habido personajes que han dejado otras huellas: Harold Lloyd dejó impresas las huellas de sus gafas; Groucho Marx y George Burns, dejaron las huellas de sus puros; Betty Grable, inmortalizó sus piernas; John Wayne, su puño; Al Jolson, las rodillas; Sonja Henie, las cuchillas de sus patines; y las narices de Jimmy Durante y Bob Hope. Las estrellas del western William S. Hart y Roy Rogers dejaron impresas las huellas de sus armas. Y no siempre, han sido personas las que han dejado impresas sus huellas; los caballos de Tom Mix ("Tony"), Gene Autry ("Champion") y Roy Rogers ("Trigger") dejaron las huellas de sus pezuñas al lado de las estrellas que los montaron. Los actores de Harry Potter Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint dejaron las huellas de sus varitas que usan en las películas de Harry Potter.

La única persona no relacionada con el mundo del cine que ha dejado sus huellas en el cemento frente al teatro ha sido la madre de Grauman.

En la actualidad, el Grauman's Chinese Theatre continua funcionando, con unas instalaciones completamente restauradas y mejoradas. Muchos estrenos de películas se realizan en el Teatro Chino, y a ellos suelen acudir multitud de celebridades.

El teatro fue sede de la Ceremonia de Entrega de los Premios de la Academia en tres ocasiones, entre los años 1944 y 1946 y está adyacente el Teatro Kodak, actual sede de los premios.

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 34°6′7″N 118°20′27.5″O / 34.10194, -118.340972