Giovanni Giolitti

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Giovanni Giolitti
Young giolitti.jpg
Giolitti en los inicios de su vida política

Coat of arms of the Kingdom of Italy (1870).svg
Presidente del Consejo de Ministros de Italia
15 de mayo de 1892-15 de diciembre de 1893
Predecesor Antonio Starabba
Sucesor Francesco Crispi

3 de noviembre de 1903-12 de marzo de 1905
Predecesor Giuseppe Zanardelli
Sucesor Tommaso Tittoni

29 de mayo de 1906-11 de diciembre de 1909
Predecesor Sidney Sonnino
Sucesor Sidney Sonnino

30 de marzo de 1911-21 de marzo de 1914
Predecesor Luigi Luzzatti
Sucesor Antonio Salandra

15 de junio de 1920-4 de julio de 1921
Predecesor Francesco Saverio Nitti
Sucesor Ivanoe Bonomi

Datos personales
Nacimiento 27 de octubre de 1842
Mondovì, Piamonte
Fallecimiento 17 de julio de 1928 (85 años)
Bandera de Italia Cavour
Partido Partido Liberal Italiano
Ocupación Político
[editar datos en Wikidata]

Giovanni Giolitti (Mondovì, Piamonte,27 de octubre de 1842 - Cavour, 17 de julio de 1928). Político italiano, cuya actividad como ministro y parlamentario tuvo gran influencia sobre el desarrollo del Reino de Italia durante casi cuatro décadas, abarcando desde 1880 hasta los inicios del fascismo. Su marca política fue el "trasformismo", táctica en la cual los líderes políticos liberales de Italia alcanzaban pactos informales para aislar a los sectores de extrema izquierda y de extrema derecha para obtener ventajas y beneficios de toda especie. La gran influencia de Giolitti motivó que la historiografía italiana denomine al periodo de 1901 a 1914 como la "Era Giolittiana" (o Età giolittiana).

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

Hijo de un alto funcionario de la ciudad de Mondovi (Piamonte), quedó huérfano de padre al año de nacido. Licenciado en Derecho, por la Universidad de Turín, se graduó con apenas 19 años al tener la posibilidad de cursar tres años de estudio en apenas uno, tras lo cual se inclinó por la administración pública por influencia de sus tíos maternos. Ello le impidió implicarse activamente en el Risorgimento de la década de 1860 en Italia, pero le permitió acumular conocimientos de gestión pública y experiencia en administración. No obstante, su falta de experiencia militar durante el Risorgimento le sería reprochada por sus enemigos años después.

Giolitti fue inspector de finanzas desde 1873 e hizo una muy notable carrera en la burocracia del Reino de Italia, logrando un amplio conocimiento del mundo financiero y de la econompía de su país, que le sería de gran ayuda años después.

Carrera política[editar]

En 1882 fue nombrado consejero de Estado y electo diputado por la izquierda constitucional o "Sinistra Storica" formada por los liberales de corte anticlerical que habían tenido gran influencia ideológica durante el Risorgimento y ahora eran personajes poderosos en el joven Reino, lo cual inició su actividad como político profesional. Sus amplios conocimientos sobre finanzasle convirtieron en ministro de Finanzas en 1889 por petición de Francesco Crispi.

Tras ello, su preeminencia en la política italiana aumentó y ganó aliados en el parlamento y en la corte de Saboya, con lo cual logró ascender al cargo de jefe de gobierno cuando el parlamento destityó al gabinete del Marqués di Rudini en mayo de 1892.

Este primer cargo debió luchar con la agitación de los Fasci Siciliani pero su mayor dificultad fue cuando se vio implicado por el "Escándalo de Banca Romana" cuando una investigación gubernamental descubrió que la "Banca Romana" se hallaba en mala situación financiera debido a una irresponsable gestión: autorizada a emitir billetes de banco por un máximo de 60 millones de liras según sus reservas de oro y plata, la Banca Romana había emitido en realidad billetes de banco por casi 113 millones. Descubierto el grave fraude en 1889, las investigaciones dieron un vuelco dramático cuando el gerente bancario Bernardo Tanlongo denunció haber sobornado a importantes políticos (como Crespi y el propio Giolitti) para que le permitan seguir operando pese al enorme déficit.

Giolitti logró evitar ser juzgado por complicidad con la Banca Romana y en setiembre de 1893 logra que el gobierno funde la Banca d'Italia para centralizar la emisión de papel moneda pero el escándalo le fuerza a renunciar el 15 de diciembre. Pese a este traspiés, Giolitti mantuvo su participación política durante la década de 1890 y continuó manifestando sus agudas opiniones sobre economía y finanzas pero sin aceptar cargos públicos tras salvarse en 1894 de un juicio político por el caso Banca Romana.

Entendiendo el sentido de la política italiana, Giolitti aprovechó la indignación de los socilalistas italianoas, especialmente tras la Masacre de Bava Beccaris en 1898 y el "estado de sitio" impuesto por el gabinete del general Luigi Pelloux a año siguiente. El discurso de Giolitti postulaba que el gobierno debpía mantenerse neutral en la lucha entre sindicatos y patronal, lo cual le atrajo la simpatía de los socialistas y de la derecha descontenta con la violencia de los militares.

La "Era giolittiana"[editar]

Giolitti a inicios del siglo XX

Tras la crisis causada por la represión contra los obreros en el bienio 1898-1900, el 15 de febrero de 1901 asumió el poder el liberal Giuseppe Zanardelli, apareciendo Giolitti como ministro del interior del gabinete, y tornándose pronto en la principal figura del mismo debido a la mala salud de Zanardelli. La política de Giolitti se basaba en no intervenir contra las huelgas y promover el acuerdo entre patronos y sindicatos antes que solo uso de la fuerza contra éstos.

Zanardelli renunció en noviembre de 1903 y de inmediato Giolitti le sucedió como primer ministro. De inmediato Giolitti formó gobierno tomando como base de su gabinete a una colaición de liberales con socialistas e incluso políticos católicos, antaño excluidos del poder. La meta de Giolitti era asegurar el crecimiento económico de Italia mediante un firme liberalismo económico, mezclado con un moderado proteccionismo, y buscando aislar a los elementos más radicales de cada sector (derechas o izquierdas), mostrando a los "moderados" que la estabilidad política del país era lo que mejor convenía a sus intereses.

Esto dio lugar al fenómeno del "trasformismo": las negociaciones y los pactos pronto tomaron primacía por encima de los principios ideológicos de cada grupo, siendo que Giolitti no dudaba en sacrificar programas y consignas ante la estabilidad, adquiriendo notable maestria en causar la caída de gabinetes "extremistas" presentando proyectos de ley que forzarían una disolución del parlamento y nuevas elecciones (por ejemplo, lanzando un proyecto de impuesto sobre la renta a sabiendas que nunca se aprobaría).

Precisamente, en nombre del "trasformismo" quedaron sepultados los viejos principios de liberalismo que habían cimentado el Risorgimento, y los críticos acusaron a Giolitti de pactar alianzas del gobierno con aventureros de toda especie que aceptaran "jugar dentro del sistema" pese a los indicios de corrupción política en tales grupos. Así, industriales del Norte y mafiosi del Sur pactaron no afectar los intereses del gobierno a cambio de cuotas de poder, mientras los sindicatos de izquierda se beneficiaban de leyes favorables (pensones de jubilación, leyes para vivienda, estímulo a las cooperativas) luchando por mantener la "paz social".

Pese a esto, el crecimiento económico de Italia se mantuvo desde 1900 hasta 1914 de modo ininterrumpido, hubo una general subida de salarios y una mejora del nivel de vida de las masas, mientras la economía se beneficiaba de la "cenralización" impulsada por la Banca d'Italia. A ello ayudó que Giolitti diera amplias facilidaees a la emigración italiana (que alcanzó récords durante su mandato) para balancear el exceso de mano de obra, y una industrialización activa del país, aunque ello a largo plazo aumentó la brecha entre el norte y el sur.

Tras una gran agitación social que le trajo la inquina de os socialistas, en 1905 dejó el poder al liberal Alessandro Fortis. Cuando Fortis fue reemplazado al año siguiente por Sidney Sonnino, supo volver al poder mediante maniobras parlamentarias, sin oponerse a Sonnino pero dejando a sus seguidores en libertad para hacerlo, con lo cual volvió al poder en mayo de 1906. Tras dejar de nuevo el gobierno en diciembre de 1909, usó similares tácticas para forzar una segunda caída del gabinete Sonnino y lograr que el sucesor de éste, Luigi Luzzatti, le entregara de nuevo el cargo ministerial en marzo de 1911.

En su haber cuenta el establecimiento del sufragio universal en 1913 como una jugada arriesgada para aplacar el renovado descontento de las masas, aunque señaló crudamente "Antes que dar derecho a votar deberíamos enseñar a esa masa a leer y escribir". Fracasó en su oposición a la Guerra Ítalo-Turca de 1912, que Giolitti juzgaba un despilfarro innecesario de fondos, pero debió ceder ante la presión del nacionalismo de las masas.

Fuera del gobierno[editar]

Luego en marzo 1914, Giolitti perdió el poder cuando los liberales radicales y los socialistas del parlamento le negaron su apoyo tras pactar abiertamente con la "Unión Católica Electoral" aunque retuvo su escaño parlamentario, pero logró que un aliado suyo, Antonio Salandra, le sucediera.

Después de ello se mostró partidario de la neutralidad italiana en la Primera Guerra Mundial, al juzgar que Italia no estaba preparada militarmente para una guerra a gran escala, lo cual le enfrentó con Saladra y Sonnino, pero el ingreso de Italia en la contienda en mayo de 1915 le forzó a colaborar diligentemente con el esfuerzo bélico.

Al terminar la guerra volvió al poder (1920-1921) durante el "bienio rojo", como una "garantía de orden" contra el crecimiento de comunistas y socialistas, pero su incapacidad para hacer frente a una creciente tensión social y el auge del fascismo le forzaron a llamar a elecciones en 1921. En estas Giolitti fue vencido por amplio margen y prefirió retirarse del parlamento, aún como jefe de los liberales.

Ultimos años[editar]

Cuando el fascismo insurgió con gran fuerza en la política italiana, Giolitti rehusó oponerse frontalmente a ellos, pese a la violencia de los "camisas negras", considerando que sólo el fascismo podía impedir una deriva hacia la extrema izquierda. De hecho, tras la Marcha sobre Roma, Giolitti no se opuso a que Benito Mussolini fuera primer minstro pues aún cinfiaba que los fascistas estarían forzados a "moderarse" al igual que los radicales del Risorgimento de su juventud, e inclusive votó a favor de la "Ley Acerbo" en noviembre de 1923.

Con el paso de los meses y el aumento de la violencia fascista, a sus 81 años Giolitti votó contra las leyes "fascistísimas" de 1924 que obstruían la libertad de prensa, al perder la esperanza de una "moderación" de Mussolini, y pasó a la oposición. Aunque Giolitti siguió siendo miembro del parlamento, esto lo sumía en la intrascendencia en tanto el viejo parlamentarismo había perdido toda importancia práctica ante las nuevas leyes de la dictadura fascista. Murió en Cavour, en julio de 1928 a los 85 años.

Fuentes[editar]

  • De Grand, Alexander J. (2001). The hunchback's tailor: Giovanni Giolitti and liberal Italy from the challenge of mass politics to the rise of fascism, 1882-1922, Greenwood. online edition
  • Duggan, Christopher (2008). The Force of Destiny: A History of Italy Since 1796, Houghton Mifflin Harcourt, ISBN 0-618-35367-4
  • Killinger, Charles L. (2002). The history of Italy, Westport (CT): Greenwood Press, ISBN 0-313-31483-7
  • Sarti, Roland (2004). Italy: a reference guide from the Renaissance to the present, New York: Facts on File Inc., ISBN 0-81607-474-7
  • Seton-Watson, Christopher (1967). Italy from liberalism to fascism, 1870-1925, New York: Taylor & Francis, 1967 ISBN 0-416-18940-7


Predecesor:
Marqués de Rudini
Presidente del Consejo de Ministros de Italia
Lesser coat of arms of the Kingdom of Italy (1929-1943).svg

15 de mayo de 189215 de diciembre de 1893
Sucesor:
Francesco Crispi


Predecesor:
Giuseppe Zanardelli
Presidente del Consejo de Ministros de Italia
Lesser coat of arms of the Kingdom of Italy (1929-1943).svg

3 de noviembre de 190212 de marzo de 1905
Sucesor:
Tomasso Titoni


Predecesor:
Sidney Sonnino
Presidente del Consejo de Ministros de Italia
Lesser coat of arms of the Kingdom of Italy (1929-1943).svg

29 de mayo de 190611 de diciembre de 1909
Sucesor:
Sidney Sonnino


Predecesor:
Luigi Luzzatti
Presidente del Consejo de Ministros de Italia
Lesser coat of arms of the Kingdom of Italy (1929-1943).svg

30 de marzo de 191121 de marzo de 1914
Sucesor:
Antonio Salandra