Felis silvestris silvestris

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Gato montés europeo
Felis silvestris silvestris Luc Viatour.jpg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Orden: Carnivora
Suborden: Feliformia
Familia: Felidae
Subfamilia: Felinae
Género: Felis
Especie: Felis silvestris
Subespecie: F. s. silvestris
Schreber, 1775
Distribución
Distribución del gato montés europeo
Distribución del gato montés europeo
Sinonimia
  • F. s. euxina, Pocock, 1943.
  • F. s. ferox, Martorelli, 1896.
  • F. s. ferus, Erxleben, 1777.
  • F. s. foxi, Pocock, 1944.
  • F. s. hybrida, J. B. Fischer, 1829.
  • F. s. molisana, Altobello, 1921.
  • F. s. morea, Trouessart, 1904.
  • F. s. obscura, Desmarest, 1820.
  • F. s. tartessia, Miller, 1907
  • F. s. grampia Satunin, 1905[1]

El gato montés europeo (Felis silvestris silvestris) es una subespecie del gato montés euroasiático (Felis silvestris), un mamífero carnívoro de la familia Felidae. El gato montés europeo es un felino que vive en los bosques de Europa oriental, central y occidental y, en menor medida, en Irlanda, Islandia, el Reino Unido y Turquía.

Descripción[editar]

Se parece al gato doméstico (Felis silvestris catus), pero es más robusto y bastante más grande que la mayoría de éstos; sólo se acercan a su tamaño los de algunas razas gigantes. También es más grande y tiene el pelo más largo y tupido que el gato montés africano (Felis silvestris lybica), antecesor del doméstico.

Las manchas del gato montés europeo son listadas. El rasgo más distintivo es su cola, mucho más corta, gruesa y peluda que la de los gatos domésticos, con 3 a 5 anillos oscuros sobre un fondo más claro, y la punta siempre negra y redondeada.

La longitud del cuerpo (incluida la cabeza) va de 48 a 68 cm, a los que se añaden de 21 a 35 cm de cola. Los machos alcanzan un peso de entre 3 y 7 kg, mientras que las hembras suelen pesar entre 2,5 y 5 kg.

Distribución[editar]

Gato montés europeo en un parque nacional de Baviera.

Los gatos salvajes eran muy comunes en la Europa del Pleistoceno. Cuando la capa de hielo retrocedió hacia el norte se adaptaron a la vida en los bosques densos.

La destrucción de su hábitat y la persecución de que fue objeto mediante venenos y trampas para proteger las especies cinegéticas provocó la disminución de los efectivos y de la difusión de esta especie. Hoy en casi todos los lugares de Europa es muy rara y está protegida, aunque a veces se capturan y se matan algunos ejemplares al tomarlos por gatos domésticos cimarrones. Los híbridos de gato montés europeo y gato doméstico son frecuentes y fértiles, lo que compromete la integridad genética de la especie.

Las mayores poblaciones se hallan en la península ibérica, sobre todo al norte de los ríos Duero y Ebro. Esta variante es más voluminosa, y antiguamente se consideraba una subespecie distinta: F. s. tartessia. En el libro Mamíferos europeos del Pleistoceno (1963), el paleontólogo Björn Kurtén aclara que el tamaño de la variante de la península ibérica sería el mismo que el del Pleistoceno.

Hábitat[editar]

Prefiere los bosques frondosos, aunque también se encuentra en bosques de coníferas, monte bajo y páramos. En invierno y durante la estación de cría se refugia en troncos huecos o grietas en rocas, o en conejeras o tejoneras abandonadas.

Comportamiento[editar]

Gato montés europeo.

Preferiblemente nocturno y crepuscular, es algo más activo durante el día que los gatos domésticos (Felis silvestris catus) o el gato montés africano (Felis silvestris lybica). En el norte de Europa, cuando las noches se acortan mucho en junio y julio, el gato montés europeo ha de ser activo durante el día; lo mismo ocurre durante lo más crudo del invierno.

Las hembras son sedentarias y territoriales, mientras que los machos se desplazan, cubriendo el territorio de varias hembras. Salvo en la época de cría, los gatos monteses europeos son solitarios.

Alimentación[editar]

Se alimenta principalmente de roedores, lagomorfos y pájaros, y raramente de anfibios e invertebrados. A diferencia de los zorros, no come los huesos de sus presas, salvo si éstas son muy pequeñas, por lo que las carcasas que dejan unos y otros se distinguen fácilmente. Por otro lado, los restos de las presas de los gatos domésticos son idénticos a los que deja el gato montés europeo.

Reproducción[editar]

Generalmente, el apareamiento se realiza entre el final del invierno y el de la primavera, y las crías nacen de abril a septiembre, con el mayor número de nacimientos en mayo. Sólo la madre cuida de la camada (de al menos 2, y máximo de 6 gatitos; comúnmente de 3 o 4), lo cual hace durante unos cinco meses.

Notas y referencias[editar]

  1. Driscoll, CA, et al. (28 de junio de 2007). «The Near Eastern Origin of Cat Domestication». Science 317 (5837):  pp. 519–523. doi:10.1126/science.1139518. PMID 17600185. 
  • Wilson, D. E. y Reeder, D. M. (editores). Mammal Species of the World. A Taxonomic and Geographic Reference, 3a edición (en inglés). Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2 vol., (2.142 pág.), 2005. ISBN 978-0-8018-8221-0.

Enlaces externos[editar]