Felis silvestris lybica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Gato salvaje africano
AfricanWildCat.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Suborden: Feliformia
Familia: Felidae
Subfamilia: Felinae
Género: Felis
Especie: Felis silvestris
Subespecie: F. s. lybica
Nombre trinomial
Felis silvestris lybica
Forster, 1780

El gato salvaje africano[1] o gato del desierto (Felis silvestris lybica) es una subespecie del gato montés euroasiático (F. silvestris). Se cree que fue el primer gato domesticado, y que fueron los antiguos egipcios o alguna civilización relacionada quienes lo domesticaron, hace al menos 4.000 años.[2]

Descripción[editar]

Presenta un color entre arenoso y amarillo grisáceo, con rayas negras en lo alto de la cola. Su pelo es más corto que el del gato montés europeo (Felis silvestris silvestris). Además, el gato salvaje africano es más pequeño: su cuerpo mide de 45 a 75 cm de largo, y su cola entre 20 y 38 cm; y pesa de 3 a 6,5 kg.

Distribución y hábitat[editar]

Se encuentra en África y Oriente Medio en una gran variedad de hábitats: sabana, estepa, bosque, etc.

Comportamiento[editar]

Este felino es nocturno, está activo durante la noche y el crepúsculo (a veces también en días nublados), y en el día se refugia entre los arbustos. Cuando se siente amenazado se le eriza el pelo para aparentar ser más grande (rasgo común a otros mamíferos). Es territorial y suele presentar grupos de un macho con pocas hembras.

Alimentación[editar]

Caza ratas, ratones, y otros micromamíferos, y en ocasiones pájaros, reptiles, anfibios e insectos. El gato del desierto se aproxima a su presa sigilosamente y la ataca cuando se encuentra a un metro de distancia, aproximadamente.

Reproducción[editar]

La hembra da a luz unas tres crías (a veces desde dos hasta seis crías), y la gestación dura entre 56 y 69 días. Las crías nacen ciegas y dependen totalmente de su madre, con la que se mantienen hasta los seis meses de edad; cuando cumplen un año ya son fértiles. Casi toda las crías nacen en la estación lluviosa, cuando hay suficiente comida para la camada.

Origen de las subespecies[editar]

No hay consenso en cuanto a las distintas razas o subespecies que existen: para algunos biólogos serían sólo variantes regionales, mientras que otros sí hablan de razas o subespecies. Según el estudio del ADN mitocondrial de 979 gatos domésticos y gatos salvajes europeos, asiáticos y africanos, se sabe que el gato salvaje africano se separó del gato montés europeo (Felis silvestris silvestris) hace unos 173.000 años, y del gato salvaje asiático (Felis silvestris ornata) y del gato salvaje del África austral (Felis silvestris cafra) hace unos 131.000 años. Hace unos 10.000 años se domesticaron algunos ejemplares de gato salvaje africano en Oriente Medio. Los gatos domésticos modernos derivan como mínimo de 5 “Evas mitocondriales”. Ninguna de las otras subespecies de Felis silvestris han contribuido a la raza doméstica, mientras que muchas de ellas han sido inundadas por el mestizaje con gatos salvajes.

Actualmente, la única organización que se sabe que tiene un programa destinado específicamente a la conservación de gatos salvajes africanos y a la reducción de la contaminación genética de gatos domésticos es Alley Cat Rescue.[cita requerida]

Notas y referencias[editar]

  1. Wozencraft, W. C. (16 de noviembre de 2005). Wilson, D. E., and Reeder, D. M. (eds), ed. Mammal Species of the World (3rd edition edición). Johns Hopkins University Press. pp. 536–537. ISBN 0-8018-8221-4. 
  2. Kingdon, Jonathan (1988). East African Mammals: Carnivores. University of Chicago Press. ISBN 0-226-43721-3. 

Enlaces externos[editar]