Ester (Biblia)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ester
Reina de Persia y de Media
Esther haram.jpg
Información personal
Nombre secular הדסה בת אביחיל
Hadasa, hija de Abihail
Entierro Tumba de Ester y de Mardoqueo, Hamadán, Irán (según la tradición)
Religión Judaísmo
Residencia Susa residencia real
Predecesor Vasti
Familia
Dinastía Linaje de Benjamín
Padre Abihail
Consorte Asuero

Hadasa (hebreo: הדסה), mejor conocida como Ester (hebreo: אסתר), es un personaje de la Biblia hebrea y del Antiguo Testamento cristiano. Ella era una hermosa doncella judía que, siendo huérfana e hija adoptiva de su primo Mardoqueo, se convirtió en la reina de Persia y de Media cuando se casó con el rey Asuero. Su historia se narra en el Libro de Ester y se celebra, según el judaísmo, en la fiesta del Purim.

Origen y significado del nombre[editar]

Según el Libro de Ester esta joven de origen hebreo se llamaba Hadassa que significaba mirto (cfr. Ester, 2:7).

Cuando entró a formar parte del harén del rey, por recomendación de Mardoqueo, decidió usar el nombre de Ester. Este nuevo nombre tal vez se deriva de una forma de llamar al mirto por parte de los medos (el nombre está muy cerca de la raíz de la palabra que indica, en curdo o en persa; también el mirto produce una flor en forma de estrella). Otros estudiosos lo hacen derivar del nombre de la diosa Istar.

El significado del nombre Ester deriva del nombre bíblico de origen asirio-babilónico que significa estrella, astro. Un Targum de la tradición hebraica dice que ella era la más bella "estrella de la noche".

Relato bíblico[editar]

Ester delante de Asuero, óleo sobre lienzo de Konrad Witz, 1445-1450, Basilea, Museo de Arte.

Ester era la hija de Abicail (Abiháil) (cfr. Ester, 2:15) de la tribu de Benjamín, una de las dos tribus que constituían el reino de Judá antes de su destrucción por los babilonios y la deportación, en el año 597, de la élite del reino a las provincias del Imperio persa.

Características de Ester[editar]

Ester aparece en la Biblia como una mujer de gran piedad, que se caracteriza por su fe, su valentía, su preocupación por su pueblo,su prudencia, su autodominio,su sumisión, su sabiduría y su determinación. Ella es leal y obediente a su primo Mardoqueo y se apresta a cumplir su deber de representar al pueblo judío y alcanzar la salvación. En la tradición judía se la ve como un instrumento de la voluntad de Dios para evitar la destrucción del pueblo judío, para proteger y garantizar la paz durante el exilio.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]