Estados Unidos de Europa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Unión Europea con respecto al mundo.

Los Estados Unidos de Europa (a veces abreviado como U.S.E o USE, del inglés: United States of Europe, del alemán: Bundesrepublik Europa) es un nombre dado a una versión de la posible unificación de Europa como una federación nacional y soberana de estados similar a los Estados Unidos de América. A una versión alternativa de unificación mediante una confederación de estados soberanos se le ha dado el nombre de Europa Unida o Europa Federal, que fue el nombre propuesto por Valéry Giscard d'Estaing para el Tratado de Roma de 2004, argumentando que ello reforzaría el significado de unida.

Origen del nombre[editar]

El término 'Estados Unidos de Europa' fue usado en reiteradas ocasiones por Víctor Hugo, incluido en un discurso en el Congreso Internacional de la Paz que tuvo lugar en París en 1849 y después en la Asamblea Nacional Francesa el 1 de marzo de 1871. Trotsky enarboló el lema "Por unos Estados Soviéticos Unidos de Europa" en 1923. Fue, asimismo, el título en 1931 de un libro del político francés Édouard Herriot.

Historia[editar]

Se han desarrollado varias versiones del concepto a lo largo de los siglos, muchas de las cuales son mutuamente incompatibles (inclusión o exclusión del Reino Unido, unión religiosa o laica, etc.). Algunas propuestas incluyen aquellas del Rey Jorge de Podebrady de Bohemia en 1464; el Duque de Sully de Francia en el siglo XVII o el plan de William Penn, cuáquero fundador de Pensilvania, para el establecimiento de una "Dieta Europea, Parlamento o Estados".

George Washington escribió al Marqués de La Fayette: "Un día, sobre el modelo de los Estados Unidos de América, llegarán a existir los Estados Unidos de Europa".

El proyecto hugoliano[editar]

Pequeño memorial al discurso de Victor Hugo de 1849.

¡Un día vendrá en el que las armas se os caigan de los brazos, a vosotros también! Un día vendrá en el que la guerra parecerá también absurda y será también imposible entre París y Londres, entre San Petersburgo y Berlín, entre Viena y Turín, como es imposible y parece absurda hoy entre Ruan y Amiens, entre Boston y Filadelfia. Un día vendrá en el que vosotras, Francia, Rusia, Italia, Inglaterra, Alemania, todas vosotras, naciones del continente, sin perder vuestras cualidades distintivas y vuestra gloria individual, os fundiréis estrechamente en una unidad superior y constituiréis la fraternidad europea, exactamente como Normandía, Bretaña, Borgoña, Lorena, Alsacia, todas nuestras provincias, se funden en Francia. Un día vendrá en el que no habrá más campos de batalla que los mercados que se abran al comercio y los espíritus que se abran a las ideas. - Un día vendrá en el que las balas y las bombas serán reemplazadas por los votos, por el sufragio universal de los pueblos, por el venerable arbitraje de un gran senado soberano que será en Europa lo que el parlamento en Inglaterra, lo que la dieta en Alemania, ¡lo que la Asamblea Legislativa en Francia! (Aplausos). Un día vendrá en el que se mostrará un cañón en los museos como ahora se muestra un instrumento de tortura, ¡asombrándonos de que eso haya existido! (Risas y aplausos). Un día vendrá en el que veremos estos dos grupos inmensos, los Estados Unidos de América y los Estados Unidos de Europa (Aplausos), situados en frente uno de otro, tendiéndose la mano sobre los mares, intercambiando sus productos, su comercio, su industria, sus artes, sus genios, limpiando el planeta, colonizando los desiertos, mejorando la creación bajo la mirada del Creador, y combinando juntos, para lograr el bienestar de todos, estas dos fuerzas infinitas, la fraternidad de los hombres y el poder de Dios.

Los Estados Unidos de Europa, de los cuales Victor Hugo fue sin lugar a dudas el inspirador original, constituyen el primer escalón de una empresa que se desea universal, teniendo como objetivo una concordia mundial entre los hombres, sean quienes sean, más allá de la casta.

Esta ambiciosa o utópica aspiración es sin duda la terminación definitiva del pensamiento hugoliano. Parece llegar a su clímax con esta frase inédita:

Se llamará Europa en el siglo XX y, en los siglos siguientes, más transfigurada entonces, se llamará Humanidad.

Interpretación de la unificación europea[editar]

La frase "Estados Unidos de Europa" identifica habitualmente una federación. Propugna un sistema federal de gobierno similar al de los Estados Unidos de América donde el poder es traspasado de los estados miembros a una autoridad central de gobernación. Históricamente, Francia ha sido la más fuerte defensora de esta forma de gobierno para mantener independencia respecto de la fuerza militar y financiera de los EE. UU. y de la desaparecida URSS.

El punto de vista alternativo de la unificación europea ha sido el presionar por una Unión Europea como una confederación comercial y financiera. Ésta ha sido apoyada por el Reino Unido.

Personalidades federalistas[editar]

Winston Churchill[editar]

El término "Estados Unidos de Europa" fue utilizado por Winston Churchill en un famoso discurso pronunciado en 1946 en la Universidad de Zúrich. Este discurso es frecuentemente relacionado con el comienzo del proceso que permitió la formación de la Unión Europea. Cuando Churchill hizo este discurso no visionó la Gran Bretaña en Europa. Creía que el destino británico recaía en los Estados Unidos, el imperio y la Commonwealth.

(...) Tenemos que construir una especie de Estados Unidos de Europa, y sólo de esta manera cientos de millones de trabajadores serán capaces de recuperar las sencillas alegrías y esperanzas que hacen que la vida merezca la pena. El proceso es sencillo. Todo lo que se necesita es el propósito de cientos de millones de hombres y mujeres, de hacer el bien en lugar de hacer el mal y obtener como recompensa bendiciones en lugar de maldiciones (...)[1]

Guy Verhofstadt[editar]

Guy Verhofstadt, primer ministro belga, escribió el libro Verenigde Staten van Europa (Estados Unidos de Europa) en el que afirmaba, según los resultados de una encuesta del Eurobarómetro, que el ciudadano medio europeo quería más Europa. El libro fue presentado en noviembre de 2005, tras los resultados negativos del Referéndum de la Constitución Europea en Francia y los Países Bajos.

Verhofstadt piensa que se podría crear una Europa federal entre aquellos países que así lo desean.[2] Es decir, crear un núcleo federal que existiría dentro de la actual Unión Europea. Para la creación de esta unión política, se muestra partidario de seguir el ejemplo americano en la Convención de Filadelfia de 1787.[2] aunque no considera que los Estados Unidos de Europa hayan de ser una copia de los Estados Unidos de América.[2] A la vez, se muestra partidario de que parte de los impuestos sean recaudados por Europa y que se cree un ejército europeo[3]

Pasqual Maragall[editar]

También el político español Pasqual Maragall, ex-presidente de la Generalitat de Cataluña y ahora involucrado en la creación del Partido Demócrata Europeo, se ha declarado a favor de una Europa unida políticamente, aunque no la ha nombrado como Estados Unidos de Europa. Maragall considera a Europa una gran patria, diciendo:[4]

El federalismo ha sido y es desde hace un siglo la única solución a los problemas de formato político en España y en Europa. (...) Ahora toca Europa. Es nuestra nueva gran patria. Los italianos lo han visto los primeros. Tanto los políticos como los empresarios (...) Y nosotros tenemos que acompañarlos. Confío en que Prodi y Zapatero, no sin dificultades, lo conseguirán por este camino. (...) Tenemos que estar dispuestos a ayudar al avance en estos procesos. Personalmente, acompañaré, y no en solitario, el intento italiano de crear el Partido Demócrata Europeo (PDE) (...) Insisto, ahora toca Europa. Por esta razón, estuve en Roma hace seis meses en el nacimiento del PDE...

Evolución de la unión[editar]

Desde la creación de la Unión Europea, se han producido diferentes acuerdos hacia una mayor unión en diferentes ámbitos.

Unión monetaria[editar]

  • Unión Económica y Monetaria de la Unión Europea: La Unión Económica y Monetaria (UEM) es el área formada por el conjunto de países, dentro de la Unión Europea, que comparten un mismo mercado, y una misma moneda, el euro, y donde se ejecuta una política monetaria única.

Unión fiscal[editar]

Unión bancaria[editar]

El 13 de diciembre de 2012, los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) alcanzaron un acuerdo para crear un supervisor bancario único en Europa. Estará operativo el 1 de marzo de 2014 y supervisará los bancos de mayor tamaño, aquellos cuyos activos superen 30.000 millones de euros.[6] [7]

Unión de la educación superior[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Winston Churchill (19 de septiembre de 1946). «Discurso de Churchill en Zurich 19 de septiembre de 1946» (en español). historiasiglo20.org. Consultado el 27 de diciembre de 2007.
  2. a b c Juan Oliver (22 de abril de 2007). ««Los europeos están preparados para una unión política más profunda»» (en español). La Voz de Galicia. Consultado el 27 de diciembre de 2007.
  3. Ingo Niebel (24 de marzo de 2007). «La Unión Europea camufla su militarización con el debate sobre el cambio climático» (en español). Gara. Consultado el 27 de diciembre de 2007.
  4. Pasqual Maragall (30 de mayo de 2007). «Carta a los Amigos» (en español). La Vanguardia. Consultado el 9 de junio de 2007.
  5. Fiscal Union, Reference: MEMO/12/483 Event Date: 25/06/2012, Europa.eu, official website of the European Union(en inglés)
  6. La UE avanza hacia la unión bancaria con supervisión solo para entidades grandes , 13/12/2012, ABC
  7. La Comisión sienta las bases de la unión bancaria, 17/09/2012, Comisión Europea

Bibliografía[editar]

  • Franz Josef Strauß. The Grand Design: A European solution to German reunification. Traducción al inglés: Londres: Weidenfeld and Nicolson, 1965.

Enlaces externos[editar]