Espléndido aislamiento

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Espléndido aislamiento (en inglés: Splendid isolation) es un término que hace referencia a la política exterior que mantuvo el Imperio Británico a finales del siglo XIX.

Según esta doctrina, Gran Bretaña debía evitar el establecimiento de alianzas permanentes con ningún país del globo para la defensa de sus intereses. Esta política fue seguida por primeros ministros como Benjamin Disraeli o el Marqués de Salisbury.

Se considera que esta política egoísta fue seguida por el Reino Unido debido a las dificultades con las que tropezaba para mantener su hegemonía. Un país con una creciente población, dependiente de las importaciones de materias primas, con el menor ejército de todas las grandes potencias y con las fronteras más extensas que defender, no podía comprometerse con ninguno de sus vecinos, puesto que podría llegar a peligrar su supervivencia.

Esta política sólo sería rota con la firma de la Entente Cordiale.

Véase también[editar]