Elección presidencial de Chile de 1958

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
‹ 1952 • Bandera de Chile • 1964
Elección presidencial de Chile de 1958
Presidente para el período 1958-1964
Jueves 4 de septiembre de 1958
Tipo Presidencial, nivel nacional
Período 3 de noviembre de 1958 al 3 de noviembre de 1964

Demografía electoral
Población 7 326 000 (est.)
Hab. inscritos 1 497 902
Votantes 1 250 350
Participación
  
83.47% Red Arrow Down.svg 3.6%
Votos válidos 1 235 552

Resultados
Jorge Alessandri Rodríguez.JPG
Jorge Alessandri RodríguezInd.
Coalición
Votos 389.909  
Votos en Congreso Pleno 147
  
31.56%
Allende1961 cropped.jpg
Salvador Allende GossensPS
Coalición Frente de Acción Popular
Votos 356.493 Green Arrow Up.svg 585.9%
Votos en Congreso Pleno 26
  
28.85%
Eduardo Frei Montalva headshot.jpg
Eduardo Frei MontalvaPDC
Coalición
Votos 255.769  
  
20.70%
Luis Bossay Leiva.jpg
Luis Bossay LeivaPR
Votos 192.077 Green Arrow Up.svg 0.9%
  
15.55%
Antonio Zamorano.jpg
Antonio Zamorano HerreraInd.
Coalición Unión Nacional Laborista
Votos 41.304  
  
3.34%

Coat of arms of Chile.svg
Presidente de Chile

La elección presidencial de Chile de 1958 se llevó a cabo el 4 de septiembre de 1958 y dio como vencedor por mayoría relativa a Jorge Alessandri Rodríguez, con el 31,56 % de los votos.

Candidaturas[editar]

Luis Bossay Leiva[editar]

A fines de junio de 1957 fue designado el primer candidato de la contienda electoral,[1] el senador por Valparaíso Luis Bossay, por el Partido Radical (PR), que tenía esperanza en recuperar la Presidencia de la República que había sido tres veces seguidas de su partido hasta la llegada de Carlos Ibáñez del Campo. Contaba a su favor con el repunte electoral del PR en las elecciones parlamentarias del año pasado y a la posibilidad de que un sector de la izquierda, los socialistas más moderados, terminarían dándole su apoyo.[2]

Eduardo Frei Montalva[editar]

La designación de Bossay hizo que la Falange Nacional dejara sus expectativas de designar a un único candidato por el centro y la izquierda moderada, por lo que decidieron levantar su propio candidato. El líder y fundador del partido, Eduardo Frei Montalva, quien recientemente había sido elegido senador por Santiago con la primera mayoría, tomo la iniciativa e inicio giras por el país con el fin de obtener apoyo para su candidatura.[3] El 18 de julio de 1957 fue proclamado de forma oficial por medio de un manifiesto público, en que se expresaba que Frei era el hombre “capaz de dar al país unidad, confianza y dirección responsable”.[4] Algunos días más tarde, se materializo la unión de los partidos de inspiración social cristiana y se formó el Partido Demócrata Cristiano.[5]

Salvador Allende Gossens[editar]

La izquierda, unificada en el Frente de Acción Popular (FRAP), eligió al socialista Salvador Allende como su candidato, tras imponerse en la Convención Presidencial del pueblo, realizada entre el 15 y 17 de septiembre de 1957, ante los demás precandidatos: Mamerto Figueroa (ANT), Rudecindo Ortega (PRD), Humberto Mewes (PT), Guillermo del Pedregal (independiente) y Francisco Cuevas Mackenna (independiente).[6]

Senador por Magallanes, Allende ya se había presentado como candidato presidencial en 1952, consiguiendo solo un 5,4 % de los votos, pero su discurso y actividad política le había convertido en el candidato natural de la izquierda, desbordando la adhesión de su partido a otros sectores de la población.[7]

Jorge Alessandri Rodríguez[editar]

Desde mediados de 1957 se empezó a escuchar el nombre de Jorge Alessandri como el candidato ideal para la derecha. Hijo del presidente Arturo Alessandri Palma, se había involucrado tempranamente en la política como parlamentario y Ministro de Estado, aunque con un perfil mucho más bajo que el de su padre, conocido por su ardor político. A pesar de su imagen de hombre parco, soberbio y solterón mañoso, Alessandri era un líder con un fuerte arrastre popular, reacio a entrometerse en la lucha de los partidos políticos.[8]

Jorge Alessandri Resultó elegido presidente con 31,2 % de los votos, siendo posteriormente ratificado por el Congreso Nacional.

La gran dificultad de la candidata de Alessandri es que el mismo candidato se negaba a aceptar la candidatura. Por otra parte, algunos miembros del Partido Liberal, disgustados con la posición apartidista de Alessandri, se mostraron a favor de apoyar a Eduardo Frei, quien, necesitado de fuerzas, trabajaba sin disimulo para conseguir los votos de al menos un sector de la derecha.[9] Frei solicitó el apoyo de manera formal en una carta enviada a la directiva del Partido Liberal, en que señalaba que él era la mejor alternativa para el futuro y que su apoyo no significaba renunciar a sus diferencias doctrinarias.[10]

Los conservadores, divididos entre quienes apoyaban a Alessandri y quienes apoyaban a Frei, realizaban gestiones a favor de sus respectivos candidatos. Los conservadores freistas pidieron a Frei que presentase una petición formal para obtener el respaldo del partido, pero este se negó, probablemente por la antigua animadversión entre conservadores y falangistas. Ante el rechazo, y para buscar tiempo para que Alessandri se decidiera, la juventud conservadora levantó el nombre de Juan Antonio Coloma Mellado como candidato.[11]

Cuando los partidos de derecha estaban a punto de designar su candidato, Alessandri cedió a ser candidato. El cambio se dio tras una discusión con el senador Francisco Bulnes Sanfuentes, quien le enrostro su supuesta negativa a aceptar a candidatura presidencial, respondiéndole Alessandri que nadie se la había ofrecido, y ante un atónito Bulnes, que le recordó que Hugo Zepeda le había ofrecido la candidatura, le clarifico: "No me ofrecía nunca la candidatura... Me llamaba por teléfono y me decía: Don Jorge, ¿usted quiere ser candidato a la presidencia de la república?... Yo le contestaba ¡no quiero... yo no quiero ser candidato a la presidencia de la república ¡ (pero) una cosa muy distinta es... que me han convencido algunos amigos míos que mi obligación era aceptar la candidatura, si me la pedían; ... pero que yo la quiera... ¡no la quiero!"[12]

Un evento fortuito vino a enterrar las esperanzas de Frei de ser apoyado por el Partido Liberal. Cuando Raúl Marín Balmaceda pronunciaba un ardoroso discurso durante una asamblea del Partido Liberal para apoyar a Alessandri, sufrió un ataque cardiaco, y cayó repentinamente al suelo, falleciendo poco después. Además del golpe emocional, al suspenderse la asamblea liberal, los conservadores pudieron proclamar a Alessandri como su candidato formal el 25 de agosto, antes de que los liberales se volviesen a reunir. El Partido Conservador Unido solicitó de manera formal el apoyo del Partido Liberal. Con Alessandri como candidato y el recuerdo de Marín Balmaceda fresco en la memoria, el momento de Frei había pasado, por lo que el Directorio Liberal proclama a Jorge Alessandri candidato por 327 votos contra 147 de Frei.[13]

Antonio Zamorano Herrera[editar]

Antonio Zamorano Herrera, conocido popularmente como el Cura de Catapilco, era un peculiar personaje de la provincia de Valparaíso que se presentaba como candidato, sin el apoyo de ningún partido. Era excura párroco del pueblo de Catapilco y diputado por el FRAP en 1957, representando a Talca. De lenguaje folclórico e incisivo, logró captar algunos adherentes en sectores populares de Valparaíso, Aconcagua, Talca, Linares y otras zonas rurales de Chile, perfilándose en su discurso como una figura cercana a la izquierda.[14]

A pesar de su cercanía con el FRAP, no retiró su candidatura, que afectaba de forma directa a la de Allende, por lo que algunos analistas han afirmado (sin existir pruebas fehacientes), que probablemente fue financiado por partidarios de Alessandri, como una forma de contener a Allende.

Campaña[editar]

Esta fue la primera elección en que desapareció por completo el cohecho, al haberse creado la cédula única. También se había normalizado la participación del Partido Comunista después de la derogación de la ley de Defensa de la Democracia. Esto daba cierta oportunidad a Allende de vencer, pero se toparía con una campaña del terror en su contra, que advertia los peligros de un posible gobierno socialista.

Alessandri también era uno de los favoritos, pues el apoyo que tenía trascendía el ámbito de la derecha y lograba captar muchos más votos que la que comúnmente tenía este sector.

Luis Bossay baso su campaña mostrándose como continuador de los gobiernos radicales que gobernaron entre 1938 y 1952, con un régimen capitalista con fuerte intervención estatal, prometiendo revertir las medidas económicas implementadas por Ibáñez, en particular el plan de la Misión Klein-Sacks.[15]

El programa de Salvador Allende era el más radical, no sólo en comparación con sus rivales sino con las antiguas candidaturas de izquierda. Abogaba pro un fuerte estatismo que ayudase a reconfigurar la sociedad y economía de Chile, lo que significaba iniciar el proceso de reforma agraria, la nacionalización de las materias primas, la creación de un área social en economía, redistribución de la riqueza, control del sistema bancario y una política internacional independiente.[16]

Particular fuerza tuvo el discurso de Allende entre el campesinado, situación que el candidato bautizó como el despertar político del campesinado, que había sido generalmente reducto de la derecha, pero que con el fin del cohecho se empezaban a inclinar por la izquierda y la reforma agraria.[17]

Todos los candidatos realizaron giras nacionales, inclusive Jorge Alessandri quien disgustaba de ellas, pero fue Allende quien mejor capitalizó estos viajes con el “Tren de la Victoria”, una locomotora a vapor,[nota 1] con las que realizó giras en el centro y el sur del país, insistiendo con frecuencia en que ganaría por mayoría simple debería de convertirse en presidente, sin necesidad de ratificación en el congreso.[18]

El fundador y líder del Partido Demócrata Cristiano, Eduardo Frei Montalva, postuló un programa de tercera vía entre el capitalismo y el socialismo.

Eduardo Frei deseaba una renovación profunda de la sociedad chilena, basado en el espíritu cristiano, como una forma de tercera vía entre capitalismo y comunismo. Su programa proponía, en lo económico, restricción del consumo, apoyo a la inversión pública y privada, reducción del gasto público, aumento de los préstamos e inversiones procedentes del extranjero y una reforma al sistema provisional. En el tema agrícola era necesario aumentar la productividad, para lo cual proponía la colonización de terrenos fiscales, el aseguramiento de precios justos, mercados estables, créditos de mediano y largo plazo, la creación de obras públicas y la aplicación de nuevas técnicas.[19]

Pero Frei no basó tanto su campaña en un programa político como en el contacto afectivo del candidato con los electores.[20] Para ello, Frei se presentaba en numerosas concentraciones, en que arengaba a las masas haciendo gala de su capacidad escénica y oratoria. Esto llegó a su punto máximo el 10 de julio de 1958 en una concentración en la plaza Bulnes, que, según la prensa, “supero todos los acontecimientos de esta índole que ha conocido nuestra capital”.[21] Durante su alocución, recordó el grave estado del país “estagnado en la pobreza, en la desigualdad social, la cesantía y parálisis en las empresas”, para finalmente dirigir sus esperanzas en el electorado presente: “¿qué importa el grito de un hombre solo cuando se escucha el ronco clamor que surge de miles de voces y gargantas? ¿qué importan una sola voz ante el pueblo que es como la voz de Dios?[22]

Al dar término a su campaña, Frei se dirigió al país por medio de una cadena de radioemisoras, en donde insistía en el peligro del triunfo del cualquiera de los dos extremos, mostrándose confiado en su triunfo.[23]

La propuesta programática de Jorge Alessandri tenía como punto central lograr la rectificación económica, que permitiría un aumento de la producción, que era para Alessandri la única forma real de lograr mejorar el nivel de vida de los más pobres. Propuso cambiar la intervención estatal sobre la economía, el Estado debía retirar su participación en empresas industriales y concentrarse en realizar inversiones de infraestructura. El gasto se financiaría con préstamos externos e inversión extranjera. Apoyaba la libre competencia, por lo que deseaba una apertura con el comercio extranjero y reducir el proteccionismo solo mientras las empresas chilenas renovaban sus equipos para ser más competitivos. En el tema agrícola, propuso la colonización de terrenos fiscales y la necesidad de que el estado invirtiera en obras públicas necesarias para el desarrollo agrícola.[24]

Este discurso era muy poco ideológico, a diferencia de sus competidores, por lo que su gancho electoral estaba más bien en la exaltación de sus características personales: incorruptible, sin ambiciones, austero, honesto, eficiente y de conocidas dotes de mando.[14]

Su comando de campaña lo popularizó con el apodo de “el paleta[nota 2] y empapelando las ciudades con un afiche diseñado por Jorge Délano, Coke, en el que aparecía Alessandri con su mano derecha levantada y el dedo índice apuntando al votante, con el eslogan “a Ud. Lo necesito”,[nota 3] haciendo referencia en que depositaba su confiaba más en el votante que en los partidos políticos.[25]

La contienda electoral se veía manchada en ocasiones por ataques personales entre los grupos políticos, especialmente por medio de la prensa. Los radicales recurrían en sus afiches a mentiras e insultos personales, además de un obsceno abuso de los programas de radio.[26] En la prensa, se ridiculizaba la prominente nariz de Frei, de la egolatría y soltería de Alessandri, que en ocasiones daban paso para que se le ridiculizara como homosexual, y el oneroso estilo de vida de Allende, caricaturizándolo como un “pije” vanidoso e incompetente como médico.[27]

Resultados[editar]

Elección popular[editar]

Facsímil del voto utilizado en la elección, empleado por la campaña de Frei.

Nacional[editar]

Los resultados del 4 de septiembre dieron por ganador a Jorge Alessandri, con el 31,5 % de los votos, seguido muy de cerca por Allende, con una diferencia de menos de 30.000 votos. Se ha especulado mucho de que si no hubiera postulado Zamorano, hubiera ganado Allende. Frei obtuvo el 20,7 %, que le colocaba a él y a su partido en una posición relativamente sólida. El radicalismo fue el mayor perdedor; su votación bajó de forma considerable, nunca en su historia se volvería a recuperar.

Según el orden en la papeleta electoral:

Candidato Partido Coalición
Apoyo político
Votos  %
Jorge Alessandri Rodríguez.JPG Jorge Alessandri Rodríguez Independiente fuera de pacto.png
Ind
PCU-PL-CP
Alianza de Partidos y Fuerzas Populares
389 909
31,56 %
Luis Bossay Leiva.jpg Luis Bossay Leiva Partido Radical de Chile.png
PR
Partido Radical 192 077
15,55 %
Antonio Zamorano.jpg Antonio Zamorano Herrera Independiente fuera de pacto.png
Ind
Unión Nacional Laborista 41 304
3,34 %
Allende1961 cropped.jpg Salvador Allende Gossens Emblem of the Socialist Party of Chile.svg
PS
Frente de Acción Popular 356 493
28,85 %
Eduardo Frei Montalva headshot.jpg Eduardo Frei Montalva Emblem of the Christian Democrat Party of Chile.svg
PDC
PDC-PAL-PN 255 769
20,70 %
Total de votos válidos 1 235 552 98,82 %
Votos en blanco y nulos 14 798 1,18 %
Total de sufragios emitidos 1 250 350 100 %
Total de inscritos 1 497 902 Abstención: 16,53 %

Por provincia[editar]

Candidato Tarapacá Antofagasta Atacama Coquimbo Aconcagua Valparaíso Santiago
Jorge Alessandri 3558 5670 2533 10 460 10 018 35 680 151 797
Luis Bossay 3859 5866 5243 8886 4233 17 792 51 984
Antonio Zamorano 529 1083 247 1280 1530 5727 11 194
Salvador Allende 8299 14 954 6167 14 283 7299 26 611 121 452
Eduardo Frei Montalva 4922 6567 3621 7952 5953 29 913 91 305
Total de votos válidos 21 167 34 140 17 811 42 861 29 033 115 723 427 732
Votos nulos y en blanco 545 497 208 641 250 524 4107
Total de sufragios emitidos 21 712 100 % 34 637 100 % 18 019 100 % 43 502 100 % 29 283 100 % 116 247 100 % 431 839 100 %
Candidato O'Higgins Colchagua Curicó Talca Maule Linares
Jorge Alessandri 16 753 13 556 6509 9763 5823 10 674
Luis Bossay 4517 3435 2458 4163 4551 4044
Antonio Zamorano 2175 477 704 7206 830 4156
Salvador Allende 14 537 6190 6067 8584 2749 7927
Eduardo Frei Montalva 8426 4379 3107 6377 3375 5912
Total de votos válidos 46 408 28 037 18 845 36 093 17 328 32 713
Votos nulos y en blanco 379 258 122 375 250 516
Total de sufragios emitidos 46 787 100 % 28 295 100 % 18 967 100 % 36 468 100 % 17 578 100 % 33 229 100 %
Candidato Ñuble Concepción Arauco Biobío Malleco Cautín
Jorge Alessandri 11 988 17 418 1932 7660 10 144 21 228
Luis Bossay 11 164 13 091 3125 4670 5592 8979
Antonio Zamorano 811 624 61 200 187 920
Salvador Allende 10 947 34 594 6258 7360 7485 11 921
Eduardo Frei Montalva 11 290 18 154 1616 3611 4951 12 587
Total de votos válidos 46 200 83 881 12 992 23 501 28 359 55 635
Votos nulos y en blanco 569 1435 158 371 284 1025
Total de sufragios emitidos 46 769 100 % 85 316 100 % 13 150 100 % 23 872 100 % 28 643 100 % 56 660 100 %
Candidato Valdivia Osorno Llanquihue Chiloé Aisén Magallanes
Jorge Alessandri 12 387 8318 7430 6146 1190 1285
Luis Bossay 6791 5524 4304 4621 994 2791
Antonio Zamorano 637 156 219 157 43 151
Salvador Allende 11 559 5542 4056 3689 1255 6708
Eduardo Frei Montalva 7545 2770 6075 1559 945 2857
Total de votos válidos 38 919 22 310 22 084 16 172 4427 13 792
Votos nulos y en blanco 542 269 290 221 94 247
Total de sufragios emitidos 39 461 100 % 22 579 100 % 22 374 100 % 16 393 100 % 4521 100 % 14 039 100 %
Fuente: Urzúa Valenzuela, 1992.

Por mesas de varones y mujeres[editar]

Candidato Votos
Varones  % Mujeres  %
Jorge Alessandri Rodríguez 241 900 30,20 % 148 009 34,06 %
Luis Bossay Leiva 122 000 15,23 % 70 077 16,13 %
Antonio Zamorano Herrera 25 810 3,22 % 15 494 3,57 %
Salvador Allende Gossens 259 409 32,39 % 97 084 22,34 %
Eduardo Frei Montalva 151 870 18,96 % 103 899 23,91 %
Total de votos válidos 800 989 64,83 % 434 563 35,17 %
Abstención 176 998 18,10 % 70 554 13,97 %
Fuente: Urzúa Valenzuela, 1992.

En los resultados por sexo, se puede apreciar que Allende ganó en las mesas de varones, pero quedó tercero en las mesas de mujeres, siendo superado por Frei y Alessandri logrando así un amplio triunfo en las mesas de mujeres imponiéndose por 10 puntos al que le seguía.

Elección en el Congreso Pleno[editar]

Como Alessandri no obtuvo mayoría absoluta, de acuerdo a la Constitución de 1925, le correspondía al Congreso Pleno elegir entre aquellos dos candidatos que habían obtenido las más altas mayorías relativas. El Congreso Pleno eligió a Alessandri, trámite que se desarrolló fácilmente, pues todo el país había reconocido su victoria.

La votación del Congreso Pleno (diputados y senadores) fue la siguiente:

Candidato Partido Coalición
Apoyo político
Votos  %
Jorge Alessandri Rodríguez.JPG Jorge Alessandri Rodríguez Independiente fuera de pacto.png
Ind
PCU-PL-CP
Alianza de Partidos y Fuerzas Populares
147
84,97 %
Allende1961 cropped.jpg Salvador Allende Gossens Emblem of the Socialist Party of Chile.svg
PS
Frente de Acción Popular 26
15,03 %
Total de votos válidos 173 92,51 %
Votos en blanco 14 7,49 %
Total de sufragios emitidos 187 100 %
Congresistas que no asistieron 5 Abstención: 2,60 %

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Que prefirió, en un arrebato de romanticismo, a las de diesel por entonces en uso.
  2. Ideado, según las fuentes, por el diputado conservador Jaime Egaña o por el publicista José Estefanía.
  3. Emulando a los carteles de reclutamiento norteamericanos de la Segunda Guerra Mundial.

Referencias[editar]

  1. El Mercurio, 1 de julio de 1957.
  2. Patricia Arancibia Clavel, "La elección presidencial de 1958" en Alejandro San Francisco y Ángel Soto (editores), Camino a La Moneda. Las elecciones presidenciales en la historia de Chile. 1920-2000, Centro de Estudios Bicentenario, 2005, pp. 282-283
  3. Cristián Gazmuri, Eduardo Frei Montalva y su época, Aguilar, 2000, p. 438
  4. El Diario Ilustrado, 19 de julio de 1957.
  5. Arancibia Clavel, "La elección presidencial de 1958", pp. 284.
  6. «La candidatura de Allende en 1958: la izquierda actor político popular». Socialismochileno.org (14 de junio de 2010). Consultado el 18 de febrero de 2014.
  7. Arancibia Clavel, "La elección presidencial de 1958", pp. 288-289.
  8. Arancibia Clavel, "La elección presidencial de 1958", p. 292.
  9. Arancibia Clavel, "La elección presidencial de 1958", pp. 294-295.
  10. Gazmuri, Eduardo Frei Montalva y su época, p. 446
  11. Arancibia Clavel, "La elección presidencial de 1958", p. 295.
  12. Patricia Arancibia Clavel, Alvaro Góngora y Gonzalo Vial, Jorge Alessandri 1896-1986. Una biografía, pp. 186-187.
  13. Arancibia, Góngora y Vial, Jorge Alessandri 1896-1986. Una biografía, pp. 187-189.
  14. a b Arancibia Clavel, "La elección presidencial de 1958", p. 297.
  15. Bossay, "Quién es y cómo es el presidente que elegirá Chile", Folleto de su candidatura.
  16. Diana Veneros, Allende, Sudamericana, 2003, p. 219.
  17. Veneros, Allende, pp. 220.221.
  18. Veneros, Allende, p. 224.
  19. Sofía Correa, Con las riendas del poder. La derecha chilena en el siglo XX, Sudamericana, 2004, p. 216
  20. Arancibia Clavel, "La elección presidencial de 1958", pp. 287-288.
  21. El Mercurio, 11 de julio de 1958.
  22. El Mercurio, 11 de julio de 1958 y Gazmuri, Eduardo Frei Montalva y su época, p. 463.
  23. Gazmuri, Eduardo Frei Montalva y su época, p. 464
  24. Correa, Con las riendas del poder, pp. 219-220
  25. Arancibia Clavel, "La elección presidencial de 1958", p. 298.
  26. La Nacion, 27 de julio de 1958.
  27. Veneros, Allende, p. 223.

Bibliografía[editar]

  • Gomien Díaz, Eduardo (1997). Análisis de cifras de elecciones presidenciales en Chile desde 1920 al año 1993. Concepción: revista de Derecho N°201, Universidad de Concepción. 
  • Urzúa Valenzuela, Germán (1992). Historia política de Chile y su evolución electoral desde 1810 a 1992. Santiago: Editorial Jurídica de Chile. p. 592.