Cyrtonyx montezumae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Colín de Moctezuma
Cyrtonyx montezumaeEBP20A.jpg
Macho adulto de C. montezumae
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Galliformes
Familia: Odontophoridae
Género: Cyrtonyx
Especie: C. montezumae
Nombre binomial
Cyrtonyx montezumae
(Vigors, 1830)

El colín de Moctezuma o codorniz arlequín (Cyrtonyx montezumae)[2] [3] es una especie de aves galliforme de la familia Odontophoridae originaria de México y regiones adyacentes de los Estados Unidos.

Descripción[editar]

Son aves que miden de 17 a 24 cm de largo,[4] lo que las convierte en una de las especies más pequeñas de América del Norte. Como el resto de las codornices, la cola es bastante pequeña y la apariencia rechoncha. Pesan unos 180 g. Los machos tienen la cara y cuello son blancos con negro, un patrón conocido como de arlequín.[4] Tienen una larga cresta color ante que cuelga hacia atrás de la cabeza. La espalda y las plumas de la cubierta de las alas son color ante oscuro con manchas negras claras, y los costados presentan numerosas manchas circulares.[4]

Por el patrón de coloración del cuerpo, se distinguen dos morfos:

  • la forma norteña, con los costados negros con pequeñas manchas circulares blancas, y el pecho y el vientre color marrón oscuro. Propia del norte de México y de los Estados Unidos.
  • la forma sureña, con los costados negros con manchas circulares pardas, y el vientre y el pecho color marrón claro. Propia del sur de México.

Las hembras son pardas y con el patrón facial menos marcado que los machos. Los machos juveniles son similares a las hembras; adoptan pronto el patrón de los lados del adulto, pero el patrón facial o adquieren hasta principios de invierno.[5] [6]

Hábitat[editar]

La especie se distribuye en tierras altas desde el sureste de Arizona, suroeste y centro de Nuevo México y oeste de Texas hacia México, desde los estados fronterizos (de Sonora a Tamaulipas) hacia el sur, hasta Oaxaca (oeste del Istmo de Tehuantepec). Está ausente en la cuenca del río Balsas.[5] [6]

Su hábitat incluye bosques abiertos, más frecuentemente de encino pero también de pino-encino y de junípero, con pastos de al menos 30 cm de alto. Presente en pendientes de colinas y cañones. Desde finales del siglo XX su hábitat parece estar reduciéndose y fragmentándose.[5] [6]

Alimentación[editar]

La codorniz arlequín se alimenta de insectos y plantas. En su dieta vegetariana, son particularmente importantes los tubérculos de Oxalis, Cyperus esculentus y C. sphaerolepis. Las aves obtienen los tubérculos excavando con las patas; no se sabe cómo localizan los tubérculos en estaciones en que las plantas no tienen crecimiento aéreo.[5]

Reproducción[editar]

Los machos empiezan a cantar en febrero o marzo, pero la anidación no comienza sino hasta julio o agosto, que coincide con la temporada de lluvias. El nido es inusual dentro de las especies de codornices: un domo de pasto con una sola entrada.[5] La puesta comprende de 6 a 12 huevos blancos.[6] La incubación, dura 25 días (dos días más que la mayoría de codornices americanas). Al menos en ejemplares en cautiverio, los machos ayudan a construir el nido, a incubar los huevos y a criar a la progenie.[5]

Comportamiento social y movimientos[editar]

En otoño, la codorniz arlequín mexicana no forma grandes grupos como lo hacen la mayoría de las codornices del Nuevo Mundo. Un grupo promedio consiste de ocho aves, los pares y su parvada. El grupo pernocta en lugares en declive protegidos por rocas que miran hacia el sureste.

Estas aves son muy sedentarias, y suelen alimentarse en un radio de 50 m del lugar donde se alimentaron el día anterior. Los territorios de un grupo en otoño e invierno comprende sólo entre 1 y 5 hectáreas. En temporada reproductiva, las parejas se extienden y los territorios pueden alcanzar hasta 50 hectáreas.[5]

En presencia de humanos, la codorniz arlequín mexicana, en lugar de correr, se queda agachada y sin moverse, escondida entre pastos altos. Pueden tolerar un acercamiento de hasta 1 m antes de huir, y en algunas ocasiones han sido cogidas con la mano.[5]

Subespecies[editar]

Se conocen cinco subespecies de Cyrtonyx montezumae:[7]

Nota taxonómica[editar]

Las poblaciones sureñas en ocasiones son consideradas una especie aparte, Cyrtonyx sallei. Por otro lado, algunos juzgan que la codorniz arlequín mexicana es coespecífica con la codorniz arlequín centroamericana, Cyrtonyx ocellatus, que reemplaza a aquélla desde el Istmo de Tehuantepec hasta Nicaragua.[6] [4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. UICN. «Cyrtonyx montezumae Lista Roja de la IUCN» (en inglés). Consultado el 4 de marzo de 2009.
  2. Bernis, F.; De Juana, E.; Del Hoyo, J.; Fernández-Cruz, M.; Ferrer, X.; Sáez-Royuela, R., y Sargatal, J. (1994). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Segunda parte: Falconiformes y Galliformes)». Ardeola 41 (2):  pp. 188. http://www.ardeola.org/files/Ardeola_41(2)_183-191.pdf. Consultado el 4 de marzo de 2008. 
  3. Sada, A.M.; Phillips, R., y Ramos, M.A. 1984. Nombres en castellano para las aves mexicanas. Publicación de Divulgación No. 17. Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos. México. Citado por Peterson y Chalif (2008).
  4. a b c d Peterson, Roger Tory, y Edward L. Chalif. 2008. Aves de México. Guía de campo. Editorial Diana, México.
  5. a b c d e f g h Hagelin, Julie E. (Octubre 1998). «A Closer Look: Montezuma Quail» (en inglés). Birding (American Birding Association) XXX (5). 
  6. a b c d e Howell, Steve, y Sophie Webb. 1995. A Guide to the Birds of Mexico and Northern Central America. Oxford University Press. ISBN 0-19-854012-4.
  7. Clements, J. F. 2007. The Clements Checklist of Birds of the World, 6th Edition. Cornell University Press. Downloadable from Cornell Lab of Ornithology

Enlaces externos[editar]