Cuarteto (música)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En música instrumental, un cuarteto es una formación camerística constituida por cuatro instrumentos. Por extensión se puede aplicar a las composiciones para estas formaciones. Habitualmente se refieren a cuartetos de cuerda —aunque existen también de otras instrumentaciones, como saxos, por ejemplo— formados por dos violines, una viola y un violonchelo, formación que es la más habitual. El gran transformador del género —ya existieron en el barroco tardío obras para diferentes combinaciones de instrumentos, usualmente cuerda o vientos— fue el austriaco Joseph Haydn (1732-1809), quien daría su forma moderna con su aportación de 84 obras, la mayoría ejecutadas habitualmente. Wolfgang Amadeus Mozart contribuyó con 23 obras de personalísimo carácter, destacando de sus últimos cuartetos "Prusianos" la predominancia especial al cello, instrumento muy apreciado por las venideras generaciones de compositores románticos, otorgando igualmente un especial peso a los últimos movimientos, tradicionalmente considerados los más ligeros dentro del concepto clásico, y Ludwig van Beethoven, con 17 cuartetos, logra una de las más altas cúspides en el género. La literatura musical que aborda el género de los cuartetos es amplísima, destacándose también otras figuras, como Schubert, Brahms, Schumann, Mendelssohn, Bartók y Shostakovich. Ha sido, asimismo, utilizado por los compositores (especialmente por Beethoven) como un vehículo personalísimo de expresión musical. Algunos cuartetos famosos actualmente:

Por lo general una pieza para cuarteto de cuerdas está escrita en cuatro movimientos:

  1. allegro
  2. andante o adagio
  3. minueto o scherzo
  4. rondó.

Cuartetos de cuerda en la música pop[editar]

Dentro de la llamada música pop es muy poco habitual ver estructuras musicales en base a cuartetos de cuerda, por lo general casi siempre se tratan de canciones experimentales, por llamarlo de algún modo, y pocas ocasiones estos experimentos musicales son usados como sencillos promocionales ya que, como es lógico suponer, son canciones que se apartan del estilo musical del artista pop... Vale la pena mencionar como ejemplo la canción "Eleanor Rigby", de Los Beatles, sencillo-doble junto con "Yellow submarine". Otro buen ejemplo del uso de los cuartetos de cuerda lo encontramos en el tema de Mecano titulado "Fábula", canción que, sin llegar a ser sencillo, viene a ser unos "caprichos" musicales de quien la escribió.