Saxofón alto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Saxofón Alto
Saxophone alto.jpg
Tesitura
Sax range.svg
Características
Clasificación instrumento de viento-madera
Instrumentos relacionados Saxofón tenor, Saxofón barítono, clarinete
Inventor Adolphe Sax
Desarrollado 1840
Músicos Adolphe Sax
Colores disponibles baño dorado, baño plateado
[editar datos en Wikidata]

El saxofón alto es un instrumento musical perteneciente a la familia del Saxofón , afinado en Mi bemol. Generalmente está hecho de latón y consta de una boquilla de madera con una única caña, al igual que el clarinete. Por esa razón pertenece a la familia de instrumentos musicales de viento-madera ya que, aunque el instrumento sea de metal, la caña que produce el sonido, es de madera.

Contiene 25 llaves y una boquilla en la cual se coloca una caña sostenida por la abrazadera (normalmente) de metal. Como dato curioso, cabe destacar que existen varios tipos de abrazaderas, especialmente aquellas que están hechas de cuero o cuero sintético. Para sostener la boquilla con los dientes en la parte superior se coloca un compensador para evitar el desplazamiento de los dientes y evitar que se dañe la boquilla. También tiene un tudel ondulado que hace que sea más cómodo tocar este instrumento.

Historia del saxofón alto en el Jazz[editar]

El saxofón alto tuvo un papel relevante en la historia del Jazz. No obstante, entre finales de los años 20 y principios de los 30, la presencia de saxofonistas era realmente escasa y poco destacable. Algunos casos como Don Redman apenas lograba prodigarse entre los saxofonistas profesionales de la época. Por esta razón, podría decirse que se empezó a relacionar al Saxo Alto con el Jazz ya bien entrados los años 30, cuando comenzó la época del Swing.

El saxo alto comenzó a desempeñar un papel primordial en el mundo musical cuando empezaron a surgir las big bands del Swing. En esta época, nombres de la talla de Johnny Hodges, Benny Carter y Willie Smith comenzaban a hacerse visibles, a la vez que impulsaban la fundación de tres escuelas musicales. Cada artista musical logró caracterizarse por un sonido que le hacía único: en el caso de Hodges, su sonido era «un vibrato cálido y expresivo» cargado de inspiración, generando así un gran número de seguidores de la talla de Woody Herman o Charlie Barnet. Por otra parte, Carter se caracterizaba por un sonido claro y ligero, al contrario que Hodges. De hecho, este artista fue uno de los modelos a seguir de varios saxofonistas, gran parte de ellos perteneciente a las conocidas big bands. Finalmente, Smith no destacó tanto como los músicos mencionados anteriormente. Sin embargo su música era de un sonido poderoso y enérgico. Aparte del papel que desempeñaron estas tres escuelas, sólo el estilo bailable de los ghettos de algunas ciudades (como Harlem) y diversos discos de los saxos de jump consiguieron una proyección sobresaliente.

Durante la década de 1940, el saxofón alto experimentó una renovación propiamente dicha, y los logró de dos formas diferentes. Por un lado, Charlie Parker «cambió literalmente el sonido, la técnica y el estilo del Jazz» adquiriendo tal importancia que incluso logró hacer sombra a otros saxofonistas altos, como Sonny Stitt, el cual había conseguido desarrollar un sonido particularmente parecido al de Parker, pero de forma independiente. Por otro lado, cabe destacar la presencia de la escuela cool, cuyo principal representante fue Lee Konitz, quien hizo mella en artistas musicales, tales como Paul Desmond, Bud Shank o Paul Horn. A pesar de la gama de saxofonistas que destacaron, el más representativo sin duda fue Parker, que acabó por definir todo el desarrollo posterior, incluso influyendo en los discípulos de otros músicos como Konitz.

Durante la década de los 50 y 60 como Lou Donaldson, Cannonball Adderley, Jackie Mclean, Olivier Nelson, Phil Woods o Charlie Mariano.

Para concluir, hasta el año 1959, Parker se convertiría en la única referencia entre los saxofonistas altos. De hecho, ese año apareció la figura de Ornette Coleman, cuyo estilo musical representó «la primera reflexión fundamental sobre los procedimientos y materiales básicos del jazz desde las innovaciones de Parker». Tuvo tal efecto entre los músicos de Jazz, que se considera, incluso a día de hoy, uno de los tres grandes nombres de la historia del jazz, junto con Louis Armstrong y Charlie Parker.

Toda la historia posterior a los años 50 se resume en modelos musicales como Parker o Coleman, pero también caben destacar artistas que provienen del estilo del jazz rock, como David Sanborn, Eric Marienthal o Fred Lipsius.

[1] [2] [3] [4] [5] [6]


Referencias[editar]

  1. Martinson, Mike; Martinson, Benn (2013). «Saxophone». Consultado el 25 de mayo de 2015. 
  2. Villafruela, Miguel. «El saxofón. Una mirada a su historia y su presencia en la creación contemporánea en Chile». Consultado el 25 de mayo, 2015. 
  3. Martínez, Francisco (2011). «Historia del Saxofón». 
  4. Martos, Alex (25 de noviembre de 2012). «Breve historia del saxofón». Consultado el 25 de mayo de 2015. 
  5. Manzanera, Laura (10 de marzo de 2012). «Saxofón Alto». Consultado el 25 de mayo de 2015. 
  6. «Definición de saxofón». 2015. Consultado el 25 de mayo de 2015.