Creative Commons

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Creative commons»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Creative Commons
CC-logo.svg
Acrónimo CC
Fundación 2001
Fundador(es) Lawrence Lessig, Hal Abelson, Eric Eldred
Sede Mountain View (California), Flag of the United States.svg Estados Unidos
Productos Promover tipos de licencias de autor que tienen forma flexible y razonable
Marcas Licencias Creative Commons
Sitio web http://creativecommons.org/

Creative Commons (CC) (en español equivaldría a: “[Bienes] Comunes Creativos”) es una organización sin ánimo de lucro, cuya oficina central está ubicada en la ciudad de Mountain View, en el estado de California, en los Estados Unidos de América, que permite usar y compartir tanto la creatividad como el conocimiento a través de una serie de instrumentos jurídicos de carácter gratuito.[1]

Dichos instrumentos jurídicos consisten en un conjunto de “modelos de contratos de licenciamiento” o licencias de derechos de autor (licencias Creative Commons o licencias “CC”) que ofrecen al autor de una obra una forma simple y estandarizada de otorgar permiso al público en general de compartir y usar su trabajo creativo bajo los términos y condiciones de su elección. En este sentido, las licencias Creative Commons permiten al autor cambiar fácilmente los términos y condiciones de derechos de autor de su obra de “todos los derechos reservados” a “algunos derechos reservados”.

Las licencias Creative Commons no reemplazan a los derechos de autor, sino que se apoyan en estos para permitir modificar los términos y condiciones de la licencia de su obra de la forma que mejor satisfaga sus necesidades.

La organización fue fundada en 2001 por Lawrence Lessig, exprofesor de derecho de la Universidad de Stanford y especialista en ciberderecho, Hal Abelson, y Eric Eldred[2] con el soporte del Center for the Public Domain. El primer artículo bajo la licencia Creative Commons en una publicación de interés general fue escrito por Hal Plotkin, y fue divulgada en febrero de 2002.[3] El primer conjunto de licencias de copyright fue lanzado en diciembre de 2002.[4] En 2008, había estimados unos 130 millones de trabajos bajo licencias Creative Commons.[5] En octubre de 2011, sólo Flickr alberga más de 200 millones de fotos con licencias Creative Commons.[6] Creative Commons está dirigida por una junta directiva y otra de asesoramiento técnico. Estas licencias han sido adoptadas por muchos como una forma que tienen los autores de tomar el control de cómo quieren compartir su propiedad intelectual.

Objetivos e influencias[editar]

Premio anual Golden Nica, otorgado por Prix Ars Electronica a lo más destacado en el campo del arte electrónico e interactivo, la animación por ordenador, la cultura digital y la música.
Seminario de Creative Commons Japan, Tokio 2007

Creative Commons se destaca por estar al frente del movimiento copyleft, que tiene como objetivo apoyar a construir un dominio público más rico proporcionando una alternativa al “todos los derechos reservados” del copyright, el denominado “algunos derechos reservados”.[7] David Berry y Giles Moss han acreditado a Creative Commons con la generación de interés en el tema de la propiedad intelectual y la contribución al replanteamiento del papel de los “bienes comunes” en la “era de la información”. Más allá de eso, Creative Commons ha proporcionado institucional, práctica y legalmente soporte a individuos y grupos que deseen experimentar y comunicarse con la cultura con una mayor libertad.[8]

Creative Commons pretende contrastar lo que Lawrence Lessig, fundador de Creative Commons, considera que es una cultura dominante y cada vez más restrictiva. Lessig describe esto como “a culture in which creators get to create only with the permission of the powerful, or of creators from the past”[9] que significa “una cultura cuyos autores logran crear sólo con el permiso de los poderosos o de autores anteriores”. Lessig sostiene que la cultura moderna está dominada por distribuidores de contenido tradicionales con el fin de mantener y reforzar sus monopolios en los productos culturales como la música y el cine, y que Creative Commons puede proporcionar alternativas a estas restricciones.[10] [11]

Gobernanza[editar]

Catherine Casserly es la directora ejecutiva de Creative Commons.[12] Diane Peters es la consejera general.

La junta de Creative Commons actualmente está presidida por Paul Brest. Otros miembros de la junta son: Hal Abelson, director de desarrollo comercial; Glenn Otis Brown, director de información de justicia; Michael W. Carroll, Catherine Casserly, directora ejecutiva; Caterina Fake, Laurie Racine, Eric Saltzman, Annette Thomas, Molly Suffer Van Houweling, Jimmy Wales, Brian Fitzgerald, Esther Wojcicki, Lawrence Lessig, Davis Guggenheim, Mike Linksvayer, Diane Peters y Joi Ito.[12]

La junta de asesoramiento técnico está formada por: Hal Abelson, Ben Adida, Barbara Fox, Don McGovern y otros. Creative Commons también dispone de un comité de auditoría formado por tres miembros: Brian Fitzgerald, Molly Shaffer Van Houweling y Lawrence Lessig. Todos también forman parte de la junta directiva de Creative Commons.[12] [13]

Creative Commons International[editar]

El proyecto Creative Commons International es un apéndice del proyecto mayor de Creative Commons. Tiene por objetivo traducir tanto idiomática como legalmente las licencias Creative Commons a las diferentes jurisdicciones alrededor del mundo. Este trabajo está liderado por Diane Peters y por equipos de voluntarios en los diferentes países.

Actualmente cuenta con 28 países que están en proceso de traducción de las licencias, aunque se sabe que más de 70 países están interesados en comenzar a colaborar para alcanzar sus respectivas versiones y capítulos locales.

Redes de afiliados[editar]

Charla de Creative Commons Uruguay en el evento FLISOL 2014 en Facultad de Arquitectura de la UDELAR, Montevideo, Uruguay.

En 2011 había más de 100 afiliados trabajando en más de 70 jurisdicciones para apoyar y promover las actividades de Creative Commons alrededor del mundo.[14]

Creative Commons Asia-Pacífico[editar]

Corea del Sur[editar]

Creative Commons Korea (CC Korea) es una red de afiliados de Creative Commons en Corea del Sur. En marzo del 2005, CC Korea fue fundada por Jongsoo Yoon (en Coreano: 윤종수), Juez Presidente de la corte del distrito de Incheon, como un proyecto de la Korea Association for Infomedia Law (Asociación por la ley de infomedia de Corea). Los principales portales coreanos, incluyendo Daum y Naver, han estado participando en el uso de licencias Creative Commons. En enero de 2009, la asociación Creative Commons Korea fue en consecuencia fundada como una asociación incorporada sin ánimo de lucro. Desde entonces, CC Korea ha estado promoviendo activamente la cultura libre así como liderando la difusión de Creative Commons en su país.

  • Creative Commons Korea[15]
  • Creative Commons Conferencia Asia 2010[16]

Partidarios de Creative Commons[editar]

Apoyo corporativo[editar]

Sustentadores (Desde hace 5 años)

Inversores (más de 25000$)

Licencias[editar]

Las licencias Creative Commons o CC están inspiradas en la licencia GPL (General Public License) de la Free Software Foundation, compartiendo buena parte de su filosofía. La idea principal detrás de ellas es posibilitar un modelo legal ayudado por herramientas informáticas, para así facilitar la distribución y el uso de contenidos.

Existe una serie de licencias Creative Commons, cada una con diferentes configuraciones, que permite a los autores poder decidir la manera en la que su obra va a circular en internet, entregando libertad para citar, reproducir, crear obras derivadas y ofrecerla públicamente, bajo ciertas restricciones.

Aunque originalmente fueron redactadas en inglés, las licencias han sido adaptadas a varias legislaciones en otros países del mundo. Entre otros idiomas, han sido traducidas al español, al portugués, al gallego, al euskera y al catalán a través del proyecto Creative Commons International. Existen varios países de habla hispana que están involucrados en este proceso: Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, México, Perú y Puerto Rico que ya tienen las licencias traducidas y en funcionamiento, en tanto que Venezuela se encuentra en proceso de traducción e implementación de las mismas. Asimismo, Brasil también tiene las licencias traducidas y adaptadas a su legislación.

Las licencias Creative Commons están compuestas por cuatro módulos de condiciones:

  • Attribution / Atribución (BY), requiere la referencia al autor original.
  • Share Alike / Compartir Igual (SA), permite obras derivadas bajo la misma licencia o similar (posterior u otra versión por estar en distinta jurisdicción).
  • Non-Commercial / No Comercial (NC), obliga a que la obra no sea utilizada con fines comerciales.
  • No Derivative Works / No Derivadas (ND), no permite modificar de forma alguna la obra.

Estos módulos se combinan para dar lugar a las seis licencias de Creative Commons:[17]

  • Attribution / Atribución (CC BY)
  • Attribution Share Alike / Atribución-CompartirIgual (CC BY-SA)
  • Attribution NoDerivatives / Atribución-NoDerivadas (CC BY-ND)
  • Attribution Non-Commercial / Atribución-NoComercial (CC BY-NC)
  • Attribution Non-Commercial Share Alike / Atribución-NoComercial-CompartirIgual (CC BY-NC-SA)
  • Attribution Non-Commercial No Derivatives / Atribución-NoComercial-NoDerivadas (CC BY-NC-ND)

Todas las licencias Creative Commons permiten el “derecho fundamental” de redistribuir la obra con fines no comerciales y sin modificaciones. Las opciones NC y ND hacen que la obra no sea libre de acuerdo con la definición de obras culturales libres.

Una licencia contractual especial es la opción CC0, o “Sin derechos reservados”.[18] Esta licencia cede la obra al dominio público (o un estado equivalente en jurisdicciones donde el dominio público no es posible). Comparado a una declaración de dominio público cedida a la obra, la declaración CC0 es menos ambigua y consigue el efecto deseado a escala global, en lugar de limitarse a algunas jurisdicciones.

En mundo del software, Creative Commons respalda tres licencias creadas por otras instituciones: la licencia BSD, la licencia CC GNU LGPL y la CC CC GNU GPL.[19] [20]

Uso y lista de proyectos que han sacado contenidos bajo licencias Creative Commons[editar]

Creative Commons dispone de un directorio de contenido wiki de las organizaciones y proyectos que usan sus licencias.[21] En su web también proporcionan casos de estudio de los proyectos bajo dichas licencias alrededor del mundo.[22] Los contenidos bajo estas licencias también puede ser consultado a través de directorios de contenidos y motores de búsqueda.

El 13 de enero de 2009, Algunos contenidos de radiodifusión de Al Jazeera en el conflicto 2008-2009 Israel-Gaza fueron lanzados bajo una licencia de Attribution 3.0.[23] [24] [25] [26] [27] [28]

Algunas otras organizaciones que también han puesto contenidos bajo licencias CC son:

Jurisdicciones[editar]

Países a los que las licencias Creative Commons han sido adaptadas (verde) o si están en proceso de serlo (azul).

Las licencias Creative Commons sin localización originales fueron escritas teniendo en cuenta el sistema legal de Estados Unidos, de tal manera que su utilización podría ser incompatible con las diferentes legislaciones locales y hacer que las licencias no se pudiesen aplicar en algunas jurisdicciones. Para solucionar este problema, Creative Commons ha empezado a portar las licencias para acomodarse al copyright local y sus diferentes leyes. En mayo del 2010 había 52 licencias específicas para distintas jurisdicciones, con otras 9 en proceso de redacción y cada vez más países en todo el mundo se están uniendo a este proyecto.[29]

Para la versión 4 de las licencias se está considerando una reintegración de las portaciones en una única licencia.

Crítica[editar]

Crítica general[editar]

Péter Benjamin Tóth afirma que los objetivos de Creative Commons ya están atendidos por el sistema de copyright, y que el eslogan de “algunos derechos reservados”, en lugar del principio “todos los derechos reservados”, crea una falsa dicotomía. El copyright proporciona una lista de derechos exclusivos al autor, de los cuales él decide cuales quiere vender o donar y cuales quiere mantener. Por lo tanto el concepto de “algunos derechos reservados” no es una alternativa, sino que es la misma idea que el clásico copyright.[30] Otros críticos temen que Creative Commons podría erosionar el sistema del copyright,[31] o permitir que la creatividad de las personas pase a ser un “bien común” para ser explotado por cualquier persona que tenga tiempo libre y un rotulador.[32] Algunos críticos cuestionan como estas licencias son útiles para los autores y sugieren que Creative Commons sirve a una “cultura remix” y no responde a las necesidades reales de compensación financiera y reconocimiento de los artistas,[32] como tampoco se preocupa por la falta de recompensas para productores de contenido que disuadirá a los artistas a publicar su obra.[33]

Algunos críticos sostienen que el sistema de licencias de Creative Commons disuade a los productores de contenido a hacer esfuerzos coordinados para modernizar la ley de copyright.[31]

El fundador de Creative Commons Lawrence Lessig responde que las leyes de copyright no siempre han ofrecido la protección fuerte y aparentemente indefinida que proporcionan las leyes de hoy en día.[34] Por el contrario, la duración del copyright solía estar limitada a términos mucho más cortos (de años), y muchas obras nunca consiguieron protección por no seguir el formato obligatorio ahora abandonado.[34]

También se cuestiona si Creative Commons es el “bien común” que pretender ser, dado que al menos algunas de las restricciones se aplican a la capacidad de las personas para usar los recursos dentro del campo del “bien común”.[33] Esto está enteramente delimitado por los derechos privados y no tiene nada que ver con los derechos compartidos por todos.[35] Creative Commons tampoco defiende la “creatividad” o que aspectos requiere una obra para llegar a ser parte del “bien común”.[33]

Críticos como Giles Moss sostienen que la fundación de Creative Commons no es el mecanismo apropiado para crear “bienes comunes” de contenido original.[35] Por el contrario, un bien común debe ser creado y mantenida su presencia, a través del proceso y el activismo político, no a través de los abogados “redactando nuevas reglas”.[35]

También se critica que cuatro de las seis licencias no son ni libres ni abiertas por las restricciones que imponen a la reutilización, de acuerdo con la definición de libre “una obra es libre si cualquiera es libre de utilizar, reutilizar y redistribuir dicha obra”, esta definición sólo la cumplen las restricciones Atribución y CompartirIgual.[36]

Expansión de las licencias e incompatibilidades[editar]

Los críticos también argumentan que Creative Commons ha empeorado la expansión de las licencias, por proporcionar licencias incompatibles entre sí.[37] La web de Creative Commons afirma: “dado que cada una de las seis licencias Creative Commons funcionan de distinta forma, los recursos puestos bajo distintas licencias no necesariamente tienen que poder ser combinadas entre sí sin violar los términos de alguna de ellas”.[38] Obras con licencias incompatibles no podrán ser recombinadas para formar una obra derivada sin conseguir el permiso del propietario del copyright.[39] [40] [41] Una de las preocupaciones es que sin un mismo marco legal las obras que mezclan licencias involuntariamente no se puede compartir.[42]

El asunto de la compatibilidad es especialmente relevante porque las licencias más usadas son las no-libres “NoComercial” (CC BY-NC-SA o CC BY-NC-ND) y no pueden ser combinadas con las libres “Atribución-CompartirIgual” (CC BY-SA, usada por ejemplo por la Wikipedia).

Mal uso de licencias[editar]

Creative Commons guiando a los contribuyentes. Esta imagen es un producto derivado de La Libertad guiando al pueblo de Eugène Delacroix.

Puesto que Creative Commons sólo es un servicio que proporciona licencias estandarizadas, no es parte de ningún acuerdo, usuarios podrían poner bajo una licencia Creative Commons una obra con copyright y redistribuir estas obras en Internet. No existe una base de datos de Creative Commons con las obras bajo sus licencias y toda la responsabilidad de su sistema recae por completo en aquellos que las usan.[43] Sin embargo esta situación no es específica de Creative Commons. Todos los propietarios de copyright deben defender sus derechos individualmente y tampoco existe una base de datos central con todos las obras. La oficina de copyright de Estados Unidos mantiene una base de datos con todas las obras registradas, pero la ausencia de registro no implica la ausencia de copyright.

Aunque Creative Commons ofrece varias licencias para diferentes usos, algunos sugieren que las licencias siguen sin ofrecer diferencias entre los medios y las preocupaciones que los diferentes autores tienen.[33] Por ejemplo un documentalista puede tener preocupaciones muy diferentes respecto a un diseñador de software o un profesor de derecho.[33] Adicionalmente, la gente que desee usar una obra bajo una de estas licencias necesitará determinar si para ese uso en particular la licencia lo permite o se necesita algún permiso adicional.[33]

Lessig comentó que la intención de Creative Commons es proporcionar un punto intermedio entre dos extremos de la protección del copyright, uno demanda que todos los derechos deben ser controlados y el otro que ninguno de ellos debe ser controlado.[34] Creative Commons proporciona una tercera opción que permite a los autores elegir que derechos quieren controlar y cuales quieren ceder.[34] La multitud de licencias refleja la variedad de derechos que pueden ser transmitidos a los autores venideros.[34]

La Free Software Foundation[editar]

Algunas licencias de Creative Commons han sido denunciadas por el fundador de la FSF Richard Stallman porque, según dice “do not give everyone [...] minimum freedom to share, noncommercially, any published work”,[44] esto es, que CC no proporciona a todo el mundo una mínima libertad para compartir cualquier obra publicada (no comercialmente). Mako Hill asegura que Creative Commons no acierta al establecer un “nivel base de libertad” que todas estas licencias deberían reflejar y con las cuales los poseedores de los derechos y los usuarios deberían cumplir. “By failing to take any firm ethical position and draw any line in the sand, CC is a missed opportunity... CC has replaced what could have been a call for a world where ‘essential rights are unreservable’ with the relatively hollow call for ‘some rights reserved.’”, es decir, al no tener una posición ética firme y no marcar una clara línea divisoria, CC pierde la oportunidad y reemplaza lo que tendría que haber sido un llamado al mundo donde ‘los derechos esenciales no pueden reservarse’ con una llamada relativamente vacía a ‘algunos derechos reservados’. Algunos temen que la popularidad de CC podría restar importancia a los objetivos estrictos de otras organizaciones de contenido libre.[37]

Otras críticas a la licencia NoComercial[editar]

Otros críticos, como Erik Möller, plantean algunos problemas sobre el uso de la licencia Creative Commons NoComercial. Las obras distribuidas bajo esta licencia no son compatibles con muchas webs de contenido abierto, incluyendo Wikipedia, que explícitamente permiten y fomentan algunos usos comerciales. Möller explica que “the people who are likely to be hurt by an -NC license are not large corporations, but small publications like weblogs, advertising-funded radio stations, or local newspapers”,[45] es decir, los más vulnerables a la licencia NC no son grandes corporaciones, sino pequeñas publicaciones como weblogs, estaciones de radio financiadas por publicidad, o periódicos locales.

Lessig responde que el régimen actual de copyright también perjudica la compatibilidad y los autores pueden disminuir esta incompatibilidad eligiendo una licencia menos restrictiva.[46] Además, la licencia NoComercial es útil para prevenir que alguien comercialice el trabajo de un autor cuando él planea hacerlo en un futuro.[46]

Debian[editar]

Los desarrolladores de Debian, una distribución de GNU/Linux conocidos por su rígida adhesión a la definición de software libre,[cita requerida] rechazan incluso la licencia de Atribución antes de la versión 3 por ser incompatible con las directrices de software libre de Debian debido a la disposición anti-gestión digital de derechos de la licencia y la exigencia de los intermediarios que quitan crédito al autor a petición suya.[47] En cualquier caso, la versión 3.0 de la licencia añade estos puntos[48] y es considerada compatible con dichas directrices.[49]

Palabras clave (terminología)[editar]

  • Dominio público: es un concepto utilizado en dos áreas del derecho: el derecho administrativo y el derecho de autor.
  • en:Developing Nations (devnations): establece condiciones especiales para naciones en desarrollo.
  • Sampling o muestreo: es la acción de grabar un sonido en cualquier tipo de soporte para poder reutilizarlo posteriormente como parte de una nueva grabación sonora. Utilizando esta técnica musical, muchos compositores han realizado diversos trabajos artísticos.
  • CC-GNU GPL: licencia de software que garantiza a los usuarios finales la libertad de usar, estudiar, compartir (copiar) y modificar el software.
  • CC-GNU LGPL: licencia de software que pretende garantizar la libertad de compartir y modificar el software cubierto por ella.
  • Intercambio de archivos: es proveer acceso a información almacenada digitalmente, como programas informáticos, obras multimedia (audio, video), etc.
  • ColorIURIS: es un sistema internacional de gestión y cesión de derechos de autor.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «About - Creative Commons:». Creative Commons. Consultado el 9 de diciembre de 2012.
  2. «Creative Commons: History». Consultado el 09-10-2011.
  3. Plotkin, Hal (2002-2-11). «All Hail Creative Commons Stanford professor and author Lawrence Lessig plans a legal insurrection». SFGate.com. Consultado el 08-03-2011.
  4. «History of Creative Commons». Consultado el 08-11-2009.
  5. «History of Creative Commons». Consultado el 05-02-2010.
  6. Kremerskothen, Kay (5 de octubre de 2011). «200 million Creative Commons photos and counting!». Flickr Blog. Consultado el 20 de diciembre de 2011.
  7. Broussard, Sharee L. (September 2007). «The copyleft movement: creative commons licensing». Communication Research Trends. Archivado desde el original el 2012-07-10.
  8. Berry, David (15 de julio de 2005). «On the “Creative Commons”: a critique of the commons without commonalty». Free Software Magazine. Consultado el 20 de diciembre de 2011.
  9. Lessig, Lawrence (2004). Free Culture (PDF). New York: Penguin Press. p. 8. ISBN 1-59420-006-8. 
  10. Ermert, Monika (15-06-2004). «Germany debuts Creative Commons». The Register. 
  11. Lessig, Lawrence (2006). «Lawrence Lessig on Creative Commons and the Remix Culture» (mp3). Talking with Talis. Archivado desde el original el 2008-02-05. Consultado el 07-04-2006.
  12. a b c «Board of Directors - Creative Commons». Consultado el 26-09-2010.
  13. «Board of Directors - Creative Commons». Consultado el 13/01/2013.
  14. «CC Affiliate Network». Creative Commons. Archivado desde el original el 8 January 2011.
  15. «Creative Commons Korea». CCkorea.org. Consultado el 20 de diciembre de 2011.
  16. «CC Asia Conference 2010». Creative Commons (21 de julio de 2010). Consultado el 20 de diciembre de 2011.
  17. «Licenses - Creative Commons». Consultado el 20-07-2009.
  18. «About CC0 — “No Rights Reserved”». Consultado el 20-07-2009.
  19. «Creative Commons GNU LGPL». Archivado desde el original el 2009-06-22. Consultado el 20-07-2009.
  20. «Creative Commons GNU GPL». Archivado desde el original el 2009-06-22. Consultado el 20-07-2009.
  21. «Content Directories». creativecommons.org. Consultado el 24-04-2009.
  22. «Case Studies». Creative Commons. Consultado el 20 de diciembre de 2011.
  23. Benenson, Fred (13-01-2009). «Al Jazeera Launches Creative Commons Repository». creativecommons.org. Consultado el 19-01-2009.
  24. Steuer, Eric (13-01-2009). «Al Jazeera Announces Launch of Free Footage Under Creative Commons License». creativecommons.org. Consultado el 19-01-2009.
  25. Cohen, Noam (11-01-2009). «Al Jazeera provides an inside look at Gaza conflict». International Herald Tribune. Consultado el 19-01-2009. 
  26. «Al Jazeera Announces Launch of Free Footage under Creative Commons License». Al Jazeera Creative Commons Repository. Consultado el 19-01-2009.
  27. Andrews, Robert (14-11-2009). «Al Jazeera Offers Creative Commons Video, Lessig Lends Backing». paidcontent.co.uk. Consultado el 19-01-2009.
  28. Ito, Joi (14-01-2009). «Al Jazeera Launches Creative Commons Repository». joi.ito.com. Consultado el 19-01-2009.
  29. «Worldwide». Creative Commons. Archivado desde el original el 21 December 2009.
  30. Tóth (2009). «Creative Humbug». Indicare Project. http://www.indicare.org/tiki-read_article.php?articleId=118. 
  31. a b John Dvorak (July 2005). «Creative Commons Humbug». PC Magazine. http://www.pcmag.com/article2/0,2817,1838244,00.asp. 
  32. a b Schaeffer, Maritza (2009). «Note and Comment: Contemporary Issues in the Visual Art World: How Useful are Creative Commons Licenses?». Journal of Law and Policy. Archivado desde el original el 2012-07-10.
  33. a b c d e f Elkin-Koren, Niva (2006). «Exploring Creative Commons: A Skeptical View of a Worthy Pursuit». The Future of the Public Domain (P. Bernt Hugenholtz and Lucie Guibault, eds.).
  34. a b c d e Lessig, Lawrence (2004). . 65 Mont. L. Rev. 1.
  35. a b c Moss, Giles (2005). «On the Creative Commons: A Critique of the Commons Without Commonality». Free Software Magazine.
  36. «Open Definition».
  37. a b Benjamin Mako Hill (29 de julio de 2005). «Towards a Standard of Freedom: Creative Commons and the Free Software Movement».
  38. «CC Learn Explanations: Remixing OER: A guide to License Compatibility». Creative Commons CC Learn. http://learn.creativecommons.org/wp-content/uploads/2009/10/cclearn-explanations-cc-license-compatability.pdf. 
  39. «Can I combine two different Creative Commons licensed works? Can I combine a Creative Commons licensed work with another non-CC licensed work?». FAQ. Creative Commons. Consultado el 16 de septiembre de 2009.
  40. «Creative Commons Attribution ShareAlike 3.0 Unported». Creative Commons. Consultado el 18 de noviembre de 2009.
  41. «Creative Commons Attribution Share-Alike 3.0 Unported». Creative Commons. Consultado el 18 de noviembre de 2009.
  42. Michael Fitzgerald (December 2005). «Copyleft Hits a Snag».
  43. Orlowski, Andrew (July 2009). «The Tragedy of the Creative Commons».
  44. Stallman, Richard M.. «Fireworks in Montreal». FSF Blogs. Consultado el 18 de noviembre de 2009.
  45. Erik Moeller (2006). «The Case for Free Use: Reasons Not to Use a Creative Commons -NC License». Open Source Jahrbuch.
  46. a b Lessig, Lawrence (2005). «CC in Review: Lawrence Lessig on Important Freedoms». Creative Commons.
  47. Evan Prodromou (3 de abril de 2005). «Summary of Creative Commons 2.0 Licenses». debian-legal (mailing list).
  48. Garlick, Mia (23-02-2007). «Version 3.0 Launched». Creative Commons. Consultado el 05-07-2007.
  49. «The DFSG and Software Licenses - Creative Commons Share-Alike (CC-SA) v3.0». Debian Wiki. Consultado el 16-03-2009.

Bibliografía[editar]

En español[editar]

En inglés[editar]

Enlaces externos[editar]