Batalla de Urica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Urica
Guerra de Independencia de Venezuela
Fecha 5 de diciembre de 1814
Lugar Urica, Anzoátegui
Resultado Victoria realista decisiva
Beligerantes
Bandera de la Guerra a Muerte.svg Segunda República de Venezuela Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Imperio español
Comandantes
José Félix Ribas
José Francisco Bermúdez
José Tomás Boves
Francisco Tomás Morales
Fuerzas en combate
5000 4587
Bajas
3765 muertos 1.000 muertos
[editar datos en Wikidata ]

La Batalla de Urica fue una acción táctica militar de la Guerra de Independencia venezolana librada en el pueblo de Urica (actual estado de Anzoátegui) el 5 de diciembre de 1814, entre el general en jefe José Félix Ribas (por los republicanos) y José Tomás Boves (por los realistas); y que tuvo como desenlace final la muerte de Boves.

Antecedentes[editar]

Poco después de la batalla de Los Magueyes Bermúdez y los restos derrotados de su ejército se unieron a Ribas en Maturín mientras que Boves unía sus tropas a los restos de la fuerza de su lugar teniente Francisco Tomás Morales, derrotado en la Cuarta Batalla de Maturín, en Urica.

Para esta empresa contaba Ribas con al menos 2.000 hombres, al frente de quienes se hallaban José Tadeo Monagas, Pedro Zaraza, Manuel Cedeño, Francisco Parejo y otros. Al llegar al sitio de El Areo, procedió Ribas a la formación de 2 columnas de caballería de 180 hombres, las cuales recibieron el nombres de Rompelíneas, con Monagas y Zaraza de comandantes. Después de efectuar todos los preparativos para la batalla, el destacamento patriota marchó durante la noche del 4 al 5 de diciembre, para amanecer en Urica frente a los realistas, desplegados en tres columnas en una gran sabana.

La batalla[editar]

Las hostilidades fueron iniciadas por Boves, cuando salió con su columna a enfrentarse a la que mandaba el coronel Bermúdez, quien pudo rechazar el ataque. Este éxito inicial de los patriotas permitió a Ribas poner a sus hombres en línea de batalla y con ellos cargó contra los realistas, quienes respondieron con intenso fuego de artillería. En este momento, ordenó Ribas que las columnas rompelíneas emprendieran el ataque contra la columna derecha enemiga, lo cual fue ejecutado con éxito.
Cuando Boves advirtió que su columna había sido envuelta, salió de su centro precipitadamente con 400 jinetes para romper las filas patriotas, pero pereció en el choque atravazado por a lanza de Pedro Zaraza. El resto de las fuerzas realistas (centro e izquierda), cargaron contra la línea republicana y la envolvió, y con ello obtuvo la victoria. Las bajas fueron numerosas en ambos bandos.

Consecuencias[editar]

La muerte de Boves tuvo muchas consecuencias: fue sucedido por Francisco Tomás Morales pero este al poco tiempo marchó a la Nueva Granada en la campaña de Morillo y a la larga la mayor parte de sus hombres pasaron a defender la causa independentista al mando de José Antonio Páez tras los esfuerzos de la élite criolla de incluir a la masa popular a su causa en contra de los españoles.

Referencias[editar]


Véase también[editar]