Aztlán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la cultura mexica, Aztatlan (en náhuatl: 'tlan', ‘"garzas", y aztatl, "lugar entre"; "lugar entre las garzas"’)? es el lugar legendario de donde habrían provenido los aztatecas, no aztecas (de hecho, aztateca es el gentilicio de Aztatlán), de quienes los mexicas serían descendientes. Aztlatlán suele ser identificado con una isla.

Su posible existencia y su localización han generado debate entre los investigadores, aunque la tesis más aceptada es que se trata de una representación simbólica de la misma México-Tenochtitlan o su nombre real Mexic-Tenoch, ahora Ciudad de México.

Otra versión de la isla la da Cristóbal del Castillo en sus Fragmentos de la obra general sobre la historia de los mexicanos, escrita a fines del siglo XVI, obra en la cual se menciona que las aguas que rodeaban la isla de Aztlán tenían como nombre Metztliapan ("lago de la Luna").

La palabra aztateca, raramente usada por los mexicas para describirse a sí mismos, deriva de la palabra aztecatl, que significa 'procedente de Aztatlán', y fue propuesta hasta el siglo XIX. Según la leyenda, el dios Huitzitl, posteriormente Huitzilopochtli, les ordenó a los aztatecas que partiesen de Aztatlán y se asentasen en un lugar donde habrían de encontrar otro islote con una piedra, sobre el cual verían un nopal y sobre éste un águila devorando un pájaro y no una serpiente (el cual es representado como agua y fuego en el pico del águila, lo que representa el plumaje de esta ave). Los mexicas fueron la última migración de pueblos de los grupos chichimecas provenientes de Aridoamérica. Así fue como las tribus mexicas se asentaron en el valle de México o valle de Anáhuac y fundaron Tenochtitlan (también una isla en un lago). (Véase escudo nacional mexicano.)

Etimología[editar]

El significado de la palabra es "lugar de la blancura" o "lugar de las garzas" (del náhuatl aztlatl ("garza") y tlan ("Lugar"). Durante la conquista española de México, la historia de Aztlán ganó importancia y fue divulgada por fray Diego Durán (1581) y por otros como una clase de paraíso o Edén, libre de enfermedad y de muerte, que existió en alguna parte en el norte lejano. Estas historias ayudaron a iniciar expediciones de los españoles en lo que ahora es el sudoeste de los Estados Unidos; las variadas descripciones de Aztlán son contradictorias. Mientras que algunas leyendas lo describen como un paraíso, el Códice Aubin dice que era un lugar presa de una élite tirana llamada azteca-chicomoztoca.

Usos modernos[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]