Asmodeo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Asmodeo.

Asmodeus (Asmodai, Sydonai, Chammadai, Asmodeo, o Asmodaeus) es un demonio, conocido comúnmente por aparecer en el Libro de Tobit o Libro de Tobías, que no forma parte del Antiguo Testamento protestante ni del judío, pero sí del canon católico. También es mencionado en el Talmud y en los tratados de demonología. Su origen se halla en la religión mazdeísta (Zoroastrismo) de los persas. Probablemente, llega al judaísmo durante el tiempo en el que este pueblo se halló bajo la dominación persa (s. VI a.C), y más tarde, pasaría al cristianismo, pero era en la era antigua aparentemente en el siglo II AC.

Descripción[editar]

En el Libro de Tobit, Asmodeus se enamora de Sarah, hija de Raquel, y cada vez que aquella contrae matrimonio, mata al marido durante la noche de bodas. Así llega a matar a siete hombres, impidiendo que consumen el matrimonio. Más tarde, Sarah se promete a un joven llamado Tobías, hijo de Tobit. Éste recibe la ayuda del arcángel Rafael, el cual le enseña cómo librarse del demonio. De este modo, Tobías toma un pez y le arranca el corazón, los riñones y el hígado, colocándolos sobre brasas. Asmodeus no puede soportar los vapores así desprendidos, y huye a Egipto, en donde Rafael lo encadena. No se sabe más de la suerte que corre este demonio, pero se le presenta como símbolo del deseo carnal.

En el Talmud, Asmodeus no parece ser una criatura tan maligna como en otros libros, sino que relata historias sobre su trato con el rey Salomón. Al parecer, Salomón llegó a atrapar al demonio y lo obligó a construir el Templo de Jerusalén. En otra leyenda, Asmodeus y Salomón se cambiaron el uno por el otro durante varios años. En otra Asmodeus es presentado como el rey de todos los demonios, similar al concepto cristiano de Satán, y como amante de Lilith después de que ésta abandonara a Adán.

Asmodeus y Samael "El Veneno de Dios" son uno de los nombres que se le da a Lucifer tras tentar a Eva con el fruto de uno de los árboles prohibidos (el del conocimiento del bien y del mal), tras su caída se emparejó con Lilith, la primera mujer de Adán y con ella engendró miles de demonios.

En ocasiones se atribuye a Asmodeo la paternidad del mago Merlín. En la Edad Media, cuando se quería asociar los 7 pecados capitales con sus "demonios responsables", se le indicó como el demonio de la lujuria.

Asmodeo en la literatura y el arte[editar]

Estatua de Asmodeo en Rennes le Château, Francia

Asmodeo sirvió de inspiración al escritor Luis Vélez de Guevara para escribir su famosa novela El Diablo Cojuelos. Asimismo, Asmodea es el título que recibió en el inventario de 1829 un cuadro de Francisco de Goya. En la saga fantástica Trilogía de Curdy Asmodeo es el coprotagonista junto a otros adeolescentes.

La novela de aventuras Los misterios de Si-Fan (1917) de Sax Rohmer hace referencia en su capítulo 38 a un supuesto culto medieval británico a Asmodeo. También aparece en la novela de Artur Balder El Evangelio de la Espada.

En su forma original, aparece como el líder de los demonios que poseen al alcalde Sonny Baskerville en la obra de Alan Moore ´Promethea´.