Arte plumario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tocado de plumas de Moctezuma II. Museo Nacional de Antropología e Historia, México.
Lluvia-en-la-cara, jefe sioux, con su tocado de plumas.
Guerreros Aztecas en el Códice Mendoza.
Indígenas en Trinidad.
Indígenas de América del Norte en la danza del pavo amarrillo.

Arte plumario o arte plumaria es el arte cuya materia son las plumas.

Desde la prehistoria se desarrolla la actividad humana de elaborar arreglos personales con plumas de aves; de acuerdo a las especies y tradiciones que se encuentran en cada región. Este tipo de arte es mundial y se presenta en la mayoría de culturas. Entre los antiguos pobladores de América se presentaba mayor riqueza y variedad de trabajos por la variedad cultural y de especies con la que fue posible elaborar todo tipo de tocados y atavíos, que servían como indicativo del rango social.

Los caballeros de pies a cabeza vestían de armas todas de plumas sobre el estofado, y a los que no lo eran, no les daban cosa de pluma, sino, sobre el estofado, cuero de diferentes animales. La causa era porque había pragmática que la pluma no usase sino a quien los reyes diesen licencia por ser la sombra de los señores y reyes y llamarla ellos por ese nombre y guardábanse, cierto, con más rigor que las pragmáticas de nuestros tiempos de no traer seda.

Fray Diego Durán, Historia de las Indias de Nueva España e Islas de la Tierra Firme[1]

Con el nombre de arte plumaria designa el DRAE a la utilización de las plumas como materia pictórica, a modo de las teselas de los mosaicos. Fue característico de la civilización azteca, y se conservan algunas muestras posteriores a la conquista española de México.[2] Los artesanos del arte plumaria azteca se denominaban amantecas.

Religioso[editar]

En culturas como las americanas este tipo de tradición esta profundamente marcada por costumbres ancestrales y míticas por medio de las cuales el contacto entre el hombre y la naturaleza se da por medio del rol que sea asumido por el usuario de la prenda. Por ejemplo en algunas tribus amazónicas los participantes en rituales y danzas toman cualidades del ave con la que decoren sus atavíos.

Fueron famosos por sus tocados los americanos con hermosos arreglos en plumas de águilas y cuervos; en este grupo encontramos a los apaches y los crow (con arreglos similares a pendientes). En México fueron famosos los aztecas por sus tocados en pluma de quetzal (primera pluma en ser comercializada en América).

Los mayas por su parte combinaron las plumas de quetzal con arreglos de jade y obsidiana que es posible ver en varios museos del mundo.

Recordemos que para la mayoría de culturas de Mesoamérica las aves y en especial el quetzal eran seres sagrados por tener la capacidad de volar eran asociados a los dioses del viento como Quetzalcoatl (cuyo nombre significa serpiente emplumada).

En Polinesia y Hawái el arte plumario está muy extendido. Los yelmos de plumas y las capas elaboradas con miles de plumas de aves propias de la isla eran símbolos de dignidad, espiritualidad y poder de los jefes tribales.[4]

Guerrero[editar]

En algunas culturas como la azteca además del significado ritual y religioso los guerreros se asociaban a un tipo particular de animal; este es el caso de los guerreros águila, que iban ataviados con plumas de águila.

Entre los caribes y guajiros de Colombia era conocida la costumbre de usar el numero de plumas en sus atavíos según el numero de enemigos eliminados en combate.

En otras parte del mundo los guerreros tenían como costumbre ir engalanados con penachos elaborados en vistosas plumas, como los de los cascos griegos y romanos y los de los caballeros medievales -véase Cimera (heráldica)-, o con largas plumas cosidas a los sombreros, como los que usaban los mosqueteros franceses del siglo XVII.

Algunos ejércitos contemporáneos siguen utilizando plumas como componente de algún uniforme, especialmente en el ejército italiano.

La moda de la pluma en la Edad Moderna y Contemporánea[editar]

Pasado el renacimiento y hasta bien entrado el siglo XX fue costumbre entre los caballeros y damas de cada época usar vistosos sombreros muchos de los cuales contaban con vistosos arreglos plumajes como parte vital de su diseño; como los de época victoriana.

Bibliografía[editar]

  • Alessandra Russo, El encuentro de dos mundos artísticos en el arte plumario del siglo XVI, en Prohistoria nº 2, Santillana, 1998, pgs. 63-91.

Notas[editar]

  1. Citado en Beatriz de la Fuente, La pintura mural prehispánica en México, UNAM, 2004, ISBN 9683667368, pg. 179.
  2. «arte», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=arte 
  3. García Granados, Rafael (1995) [1952]. "4429 Huanitzin, Don Diego de Alvarado". Diccionario biográfico de historia antigua de Méjico. México, D.F.: UNAM. vol. 3, pp. 86–87. ISBN 968-36-4291-8. Fuente citada en en:Diego de Alvarado Huanitzin
  4. Hawaiian feather helmet
  5. en:Feather cloak
  6. en:Boki (Hawaiian chief)