Huipil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Huipil que se cree vistió Malintzin pero que otros investigadores consideran fue fabricado en el siglo XVIII.
Yucatecas ataviadas con el terno del hipil, traje típico de Yucatán, mismo con el que se baila la Jarana yucateca

Huipil (náhuatl: huipilli, ‘blusa o vestido adornado’)?, también llamado hipil en la península de Yucatán, es una blusa o vestido adornado con motivos coloridos que suelen estar bordados. Vestimenta propia de los indígenas y mestizos de México y Centroamérica.

Características[editar]

En México se usa en cada rincón del país, como en Puebla, Querétaro, y lugares de la Huasteca. En la Península de Yucatán, particularmente en el estado de Yucatán, al traje típico para la mujer se le llama hipil. En su forma más elaborada, forma el hipil parte de un terno (vestido que consta de tres partes): jubón, fustán y el propio hipil.[1] El huipil o hipil es generalmente un vestido blanco, de la misma dimensión desde arriba hasta abajo, cosido lateralmente, con dos aberturas para los brazos y una más en forma rectangular para la cabeza. El cuello y mangas así como en la parte inferior el vestido está decorados con motivos de gran colorido, generalmente bordados. Debajo del hipil, en el caso de Yucatán, se usa una enagua larga y amplia llamada fustán (pic en lengua maya), que generalmente también lleva bordada la parte inferior.[2]

A la llegada de los españoles, en el siglo XVI, las mujeres mayas en Yucatán usualmente llevaban el torso desnudo. Los religiosos que acompañaron al conquistador consideraron que esta práctica iba en contra de la moral española e hicieron que las mujeres cubrieran sus pechos con una prenda llamada guaypil o güipil, proveniente del vocablo huipilli, de origen náhuatl. La prenda que ya se usaba en otras partes de México, se elaboraba con tres lienzos de algodón que unidos formaban un saco con dos aberturas para los brazos y una tercera para el cuello. El atuendo podía llegar a las rodillas o a los pies, entretejiéndole plumas de pato o bordándolo con pelo de conejo para adornarlo. Tal es el antecedente del hipil actual.[3] Diego López de Cogolludo, en su Historia de Yucatán, hace referencia a estas prendas.[4]

En El Salvador, se le llama huipil, simplemente a la enagua o falda de las mujeres indígenas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]