Angelología

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Asunción de María, de Francesco Botticini. En la cúpula de la parte superior de la imagen se pueden apreciar las tres jerarquías propuestas por Pseudo Dionisio Areopagita.
Clasificación ortodoxa de los ángeles.

La angelología cristiana es la parte de la teología cristiana que estudia la naturaleza y ordenación de los ángeles. En el cristianismo, los ángeles son criaturas sobrenaturales o supernaturales que median entre Dios y los hombres y se disponen en nueve órdenes llamados coros angélicos o celestiales. La clasificación más influyente fue discutida por Pseudo Dionisio Areopagita en el siglo IV o V, en el libro De Coelesti hyerarchia (La Jerarquía Celeste).

Características[editar]

En De Coelesti hyerarchia, Pseudo Dionisio indica algunos pasajes del Nuevo Testamento, en particular en la Epístola a los efesios (cap. 6, ver. 12) y en Epístola a los colosenses (cap. 1, ver. 16), sobre la base de la cual desarrolló un esquema de tres jerarquías, esferas o tríadas de ángeles, cada una de las cuales alberga tres órdenes o coros.[1]

En orden de potencia decreciente los coros son los siguientes:

Durante el medioevo se propusieron otros varios esquemas, ilustrando o expandiendo el de Pseudo Dionisio, o sugiriendo clasificaciones muy distintas.

Primera jerarquía[editar]

Se cree que estos ángeles sirven como consejeros divinos.

Serafín[editar]

El serafín es la orden de mayor jerarquía angelical, sirviendo como encargados del trono de Dios y cantándole continuamente sus alabanzas. Se dice que rodean el trono de Dios, regulando el movimiento de los cielos según emana de Dios. Se los representa con tres pares de alas con ojos, con ellas se cubren el rostro y el cuerpo para protegerse del intenso resplandor que emite Dios.

Los serafines son mencionados en Isaías 6:1–7.

Isaías 6:1-7 Reina-Valera Antigua (RVA)

6 EN el año que murió el rey Uzzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas henchían el templo. 2 Y encima de él estaban serafines: cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, y con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. 3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos: toda la tierra está llena de su gloria. 4 Y los quiciales de las puestas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se hinchió de humo. 5 Entonces dije: ­Ay de mí! que soy muerto; que siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos. 6 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas: 7 Y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado.

Querubín[editar]

Los querubines son los guardianes de la luz y las estrellas. Se cree que, aunque no están en el plano de la realidad humana, su luz divina se filtra del cielo y toca las vidas de los hombres. Se los representa con dos pares de alas.

Se piensa que los querubines son una orden dentro de los ángeles, aunque otros los clasifican como seres a un nivel mayor que el de los ángeles. Su rango entre los ángeles siempre ha sido categorizado en la primera jerarquía.

Muchos cristianos creen que el Demonio es un ángel caído que estaba entre los querubines antes de caer del Cielo. Dentro de estas creencias se dice que su título era el "ángel de la luz" previo a pecar en contra de Dios.

Los querubines son mencionados en Génesis 3:24; y Ezequiel 10:17–20

Tronos[editar]

Estas entidades están relacionadas con las acciones de los hombres. Son entes que antiguamente eran llamados Espíritus de las Estrellas. Llevan un registro de las acciones. Son también los constructores del orden universal. Se les representa como seres inmensos de alas circulares iluminadas con los colores del arco iris. Son los portadores del don de la perseverancia. Su deber es cargar el trono de Dios por el paraíso.

Los tronos son mencionados junto a otros seres espirituales en Colosenses 1:16

Segunda jerarquía[editar]

Estos ángeles son considerados gobernadores del cielo.

Dominaciones[editar]

Tienen la tarea de regular los deberes de ángeles inferiores. Reciben órdenes de los serafines, los querubines, o hasta de Dios, son responsables de asegurarse de que el universo se mantenga en orden.

Virtudes[editar]

Son iguales a los principados, pero su deber es supervisar a distintos grupos de personas. Tienen la forma de rayos de luz que inspiran a la humanidad de distintas maneras.

Los seres de virtud son mencionados en 1 Pedro 3:22 (Reina Valera Antigua)[2]

Potestades[editar]

Son seres angelicales encargados de salvaguardar la conciencia y la historia. Los ángeles de la muerte y nacimiento se encuentran en esta categoría. Su deber, además, es supervisar la distribución de poderes entre los humanos.

Tercera jerarquía[editar]

Son ángeles que trabajan como mensajeros divinos.

Principados[editar]

Los principados son los guardianes de las naciones y los países. Supervisan aquellos eventos que afecten a las naciones, incluyendo política, temas militares y comercio.

Arcángeles[editar]

Los arcángeles atienden las áreas de los esfuerzos humanos y son los líderes administrativos de los seres celestiales. Un arcángel recibe, usualmente, una tarea de importancia para la humanidad.

La Biblia menciona tres por su nombre: Miguel, Rafael, Gabriel Arcángel.

San Miguel o el arcángel Miguel fue nombrado príncipe después de derrotar al maligno, y es el encargado de entrenar a las tropas de ángeles guardianes. Cada ser humano tiene un ángel guardián a cargo, y su nombre es conocido según su fecha de nacimiento.

Ángeles[editar]

Los ángeles son la orden inferior en la jerarquía angelical, y los más conocidos por los hombres. Son los que más están relacionados a los asuntos humanos. Dentro de la categoría de ángeles, hay muchos tipos de funciones. Son los ángeles de esta jerarquía los que son enviados como mensajeros y protectores ante los hombres.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]